Las tres luchas en el top ten

Estudiamos las peleas por estratos entre la élite que podrían desatarse durante la temporada 2014

A un mes del comienzo de la temporada 2014, el repaso por el ranking permite pronosticar tres grandes luchas o la puja por tres escalones distintos entre diversos jugadores. En Punto de Break desmenuzamos las peleas que tendrán sus primeras batallas en tierras oceánicas.

Las grandes luminarias: el número uno del mundo. La contienda por la cima del ranking parece estar reservada por ahora a sólo dos jugadores: Rafael Nadal y Novak Djokovic. La diferencia con el resto es abrumadora, entre ambos suman más de 25.000 puntos. Para igualarla deben contemplarse la adición de los rankings de los siguientes cinco tenistas que se encuentran ubicados del puesto 3 al 7, es decir, Ferrer, Murray, Del Potro, Federer y Berdych. Si Papa Noel le regalara al valenciano la misma cantidad de puntos que ya posee, 5800 puntos, quedaría con 11.600 y aún así no le alcanzaría para inquietar al serbio, quien cerró la temporada con 12.260. Rafa, hoy el primero ha acumulado 13.030 unidades.

El español corre con ventaja dado que en 2013 recién retornó al circuito en Viña del Mar y podrá acrecentar la brecha en el 250 de Doha y sumará todos los puntos que gane en Australia. Luego llegará la hora de defender lo acumulado, aunque ha decidido jugar Miami, donde no se había presentado en la temporada anterior.

El serbio en principio sólo puede apostar a mantener lo que ha reunido ya que es el campeón vigente en Australia. Le gusta esa presión como ha demostrado en el devastador cierre de 2013. Las claves pasarán por levantar la puntería en los torneos 1000 donde posee varias eliminaciones prematuras.

3 para 3. En principio el tercero de los escalafones estará reservado a los tres jugadores que superan los cinco mil puntos: Ferrer 5.800; Murray 5.790 y Del Potro 5.255. La cuestión toma color porque la ventaja del escocés y del español sobre el argentino se reduce si se toma en cuenta lo que defiende cada uno: Andy, final (1.200 unidades); David, semifinal (720) y Juan Martín, tercera (90). Es decir que tras el primer Grand Slam del año puede haber novedades. Además los europeos deberán revalidar títulos 250 obtenidos en el inicio de la temporada 2013.

Murray regresará al circuito en Doha donde también competirá Ferrer, quien luego participará en Auckland, mientras que el argentino jugará el 250 de Sydney en la semana previa a Australia. En este primer tramo, Federer con 4205 puntos (defiende 720 pts de la semifinal) y Berdych con 4180 (defiende 360 de cuartos) parecen estar lejos de ese lote, aunque consagrándose en el primer grande de 2014 y si se dieran magros resultados de los de adelante, podrían dar la sorpresa. De no ser así, deberán esperar mejores performances para meterse en la lucha por el puesto 3.

La lucha por el 7. El flamante bicampeón de Copa Davis, el checo Tomas Berdych, se encuentra entre dos fuegos o mejor dicho, entre dos suizos (Federer y Wawrinka). Si se consolida –como se dijo- puede dar pelea arriba, pero si no levanta puede ser superado por Stan, quien le ha acortado diferencias al derrotarlo en dos citas importantes (US Open y el torneo de maestros). El suizo menos famoso viene en ascenso, es ahora más regular y ha logrado una cuota de confianza al clasificarse a las semifinales de Londres en el cierre del año. Suma 3730 unidades y se encuentra a 450 puntos de Berdych. Volverá a Australia, donde cayó en octavos en el mejor partido del torneo frente al luego campeón Novak Djokovic. Fue allí donde percibió las buenas sensaciones y comenzó su consolidación en el top ten.

Sus amenazas vienen de Francia, dado que habrá que esperar seguramente el repunte de Tsonga y la continuidad de la maduración de Gasquet. Stan les ha sacado una luz (más de 400 puntos a Richard y 700 a Jo-Wilfried) en el importante 8° puesto, pero no es para confiarse.

Los puestos bisagra y las promesas. En estas tres luchas hay posiciones fundamentales, caso los puestos 4 y 8. Esto obedece a los grupos que se conforman para los sorteos, para los cuales ser 3 o 4 es lo mismo, pero bien diferente a ser 5. De igual modo sucede con pertenecer al lote que va del 5° al 8° respecto al 9°. Ser del big four da la tranquilidad de no cruzarse con los top hasta las semifinales, en cambio ser 5, obliga a chocar con ellos una ronda antes, en cuartos de final.

De igual modo, ser 8° garantiza enfrentar a los de arriba recién en cuartos y ser 9° impone compartir la llave en octavos con el lote que va del 1 al 8. Parecen detalles, pero en la elite, son cuestiones que diferencian una buena de una gran actuación. Para un Juan Martín Del Potro, no es lo mismo tener como rival a Novak en cuartos que a Wawrinka, Berdych o Federer, con quienes puede perder (y ha perdido) pero en la actualidad están en un escalón por debajo del serbio. De no mediar ausencias por lesiones así sucederá en Australia donde Wawrinka (8°) jugará en octavos con un tenista del lote 9°-12°, mientras que Gasquet (9°) esperará en esa ronda por la franja 5°-8°.

Por supuesto que se trata de tenis y los números no siempre son exactos, de hecho son varias las promesas que sin tener un ranking de top ten, están en condiciones de arribar a instancias finales. Habrá que esperar, aún es tiempo de descanso. Sin embargo, el panorama está planteado.

LA APUESTA del día

Comentarios recientes

¡No te pierdas ni una publicacion! X

Dale a "me gusta" en Facebook
Siguenos en Twitter