Julia Goerges: descenso sin frenos

Julia Goerges (18 > 73) | La imprevisible alemana volvió a protagonizar un ejercicio de retroceso en 2013. Una temporada con sufrimiento permanente, siendo incapaz de encontrar sensaciones ni construir una dinámica competitiva ni siquiera tenue. En 23 de los 25 torneos disputados Julia saldó la semana con una o ninguna victoria. Apenas 16 triunfos en toda la temporada representan uno de los botines de triunfos más paupérrimos de todo el top100.

Una mujer que ha cedido nada menos que 55 puestos en la clasificación, viendo reducido su peso en el escalafón a una quinta parte. Abrió la temporada siendo destacada cabeza de serie en Grand Slam y la cierra sin tener garantizada la entrada directa en un buen número de torneos WTA. Lesionadas de larga duración/víctimas de enfermedad al margen, es la tenista que más terreno ha cedido en la presente temporada.

El tiempo va pasando y, pese a tener apenas 25 años, la evolución insinuada tiempo atrás (rondando el top15 antes de cumplir los 23) va quedando olvidada. Su inestabilidad emocional no terminar de ser curtida. Es uno de los perfiles que aporta menos seguridad en el circuito, por holgada que pueda ser la ventaja de que goce en un encuentro. Terminó la temporada con un balance negro (2-13), incluyendo seis derrotas seguidas ante raquetas carentes de estatus top100, y una necesidad tremenda de reacción para 2014.

Comentarios recientes