Las hermanas Williams aterrizan en Argentina

Serena y Venus Williams disputarán una exhibición en Buenos Aires. Argentina se está convirtiendo en el país de moda para los shows tenísticos de final de c

Serena y Venus Williams llegarán este viernes a Buenos Aires jugar una exhibición en el mítico Buenos Aires Lawn Tenis Club. Las hermanas visitarán por primera vez la Argentina, que sigue con su racha de eventos tenísticos de primera línea a nivel mundial. El partido entre Serena y Venus vendrá con show musical y precios más populares.

La número uno del mundo toca suelo argentino. La mejor tenista del año deleitará a los aficionados con los golpes más potentes del circuito femenino. Serena Williams llega al país para demostrar por qué dominó de principio a fin el 2013 y va camino a convertirse en una de las mejores jugadoras de la historia de este deporte.

La número uno del mundo no estará sola. Viaja en compañía de su hermana Venus. La mayor de las Williams, que ha realizado un más que discreto 2013, irá a disfrutar de un encuentro en el que la mayoría de focos estarán puestos en su hermana. Aún así, Venus no pasará inadvertida. Con vestidos y peinados siempre llamativos, la mayor pondrá un color especial al show de Buenos Aires.

La presencia de las hermanas Williams es un auténtico lujo para los aficionados argentinos que cada vez más van afinando su paladar y volviéndose más exigentes con el nivel de jugadores que llegan al país.

Tan solo unos días atrás contaban con la presencia del número uno y número dos del mundo, Rafael Nadal y Novak Djokovic. 12.000 personas llenaron el predio de la Rural para poder disfrutar de las dos mejores raquetas del planeta. Si bien, el estadio donde participarán Venus y Serena es considerablemente más pequeño (tiene capacidad para 5.500 personas), se espera que las hermanas Williams también convoquen a la gente en masa.

El aficionado argentino ve como las exhibiciones son la única posibilidad real de ver en vivo y en directo a las mejores raquetas del mundo. Argentina, huérfana de torneos WTA y con tan solo un ATP 250, no es un país de tránsito para los jugadores, salvo para estos eventos privados.

Argentina se va convirtiendo en el lugar idóneo para poner el broche de oro a la temporada 2013 para los tenistas. Shows de lujo que mueven millones de dólares, captación de numerosos patrocinadores y la posibilidad de poder abrir nuevas puertas a futuros negocios atraen a los tenistas a competir amistosamente en el país sudamericano.

Aún sabiendo el gran negocio que supone la contratación de las mejores raquetas del tenis mundial, en Buenos Aires había cierta incertidumbre en cuanto a la gran cantidad de partidos jugados de manera consecutiva (Nadal-Nalbandian, Nadal-Djokovic, las hermanas Williams y el fin de semana siguiente Del Potro-Hewitt). Esa superposición de exhibiciones podría no generar tantos beneficios como los que se generaron en el 2012 con la presencia de Roger Federer.

"La agenda está sobrecargada. Ojalá que no suceda lo que a veces en algunos conciertos de rock, que cuando no están llenos los estadios es porque hay muchos recitales en pocos días” comentaba Guillermo Marín, propietario de la empresa Imagen Deportiva encargada de llevar a las hermanas Williams a Buenos Aires.

Sin embargo, los miedos parecen ir esfumándose. La venta de entradas corre a buen ritmo y, hasta hace unos días, solo quedaba menos del 10% disponible a la venta.

Visto la aceptación de la gente por este tipo de eventos, parece claro que las exhibiciones son la única vía para poder contemplar a los mejores tenistas del mundo y de la historia. Un negocio redondo con cuantiosas cantidades de dinero que contenta a todas las partes: aficionados, tenistas, empresarios y patrocinadores.

Comentarios recientes