Nadal: "Ha sido un año mágico"

El balear, tras jugar la final de la Copa de Maestros hizo balance de una poderosa temporada

Rafael Nadal cerró la temporada 2013 disputando la final de la Copa de Maestros. El número 1 del mundo cedió ante Novak Djokovic, un epílogo que no empaña uno de los cursos deportivos más emotivos de su trayectoria. El balear pasó por los micrófonos de Al Primer Toque de Onda Cero para hacer balance de la temporada. Con calma, tras haber disputado el último encuentro de un curso de ensueño, el mallorquín expresó sus sensaciones antes de emprender el descanso competitivo que llega tras meses de actividad sin apenas pausa.

"Me he enfrentado a un rival que ha sido mejor que yo y hay que aceptarlo" comentó respecto de la final disputada ante Djokovic. "He intentado hacer las cosas que tenía que hacer para ganar. No he estado lo suficientemente constante que exige el partido, sobre todo el saque me ha perjudicado. Ganar ante uno de los mejores restadores del mundo en este tipo de superficies con ese lastre es muy complicado. Pero he luchado, he estado con la actitud adecuada hasta el final. No ha podido ser".

Una derrota para sellar el año que deja sus número en 75 partidos ganados de 82 disputados en el año. Después de volver tras la baja más larga de su carrera, unos números que le han dado 2 Grand Slam, 5 Masters 1000 y la vuelta al número 1, queda un cuadro de satisfacción.

"Estoy feliz porque ha sido un año mágico después de todo lo que ocurrió el año pasado. Lo he disfrutado al máximo hasta el último día. Hasta el día de hoy. Me voy unos días a descansar. Me voy a un lugar para recaudar fondos para la fundación. Y contento por poder ayudar a que la fundación siga creciendo.

Un año atrás contempló la Copa de Maestros por televisión. Esta vez estuvo en pista luchando por el único gran torneo que falta en su palmarés. ¿Dónde se ve Rafael dentro de una temporada?

"Ojalá pueda estar aquí de nuevo diciendo que he podido terminar otra temporada entre los ocho mejores jugadores del mundo. La salud. Que (el cuerpo) me permita competir bien. Y después los resultados serán mejores o peores. Eso es ley de vida. Uno no puede estar siempre al 100%. Voy a trabajar para intentar seguir creándome opciones de competir bien y de intentar seguir consiguiendo cosas importantes pero sea cual sea el resultado ojalá dentro de un año pueda volver a estar aquí".

Al apuntar sus prioridades de cara al nuevo curso, el mallorquín no indica objetivos más allá de una premisa básica: gozar de buena forma para afrontar los retos de competición. Que el cuerpo, castigado en el pasado y agotado tras un año intenso, le permita competir con garantías.

"Sin salud no hay nada más. Esto es lo prioritario en lo deportivo y en lo extra deportivo. En este caso lo importante es ser feliz y yo he pasado un año increíble. Muy bonito. Soy feliz haciendo lo que me gusta que es competir. Ojalá que pueda seguir haciéndolo por mucho tiempo".

Respecto de la rotación de superficies en la Copa de Maestros, un asunto subrayado por el balear durante la semana en Londres, se mostró resignado al considerar que nunca lo verá durante su etapa en activo. Pero confía que en un futuro los órganos dirigentes den un paso en ese sentido.

"Ojalá que sí. Para las siguientes generaciones. Yo lo veré por televisión. Creo que esto no va a ocurrir para mi generación pero creo que sería un atractivo para el tenis que todos los que nos clasificamos para el Masters después de jugar en las diferentes superficies, cada año se jugase en cada superficie".

Uno de los primeros retos que presentará la próxima temporada, inmediatamente después del Abierto de Australia, será la Copa Davis. Carlos Moyà, mentor y figura cercana a Rafael, ocupará el puesto de control en el banquillo español. Quedando aún lejos la eliminatoria a disputar ante Alemania, Nadal no pudo concretar acciones de cara a la serie.

"Me alegro por Carlos. Creo que es un premio a una gran trayectoria que ha tenido. Es uno de los mejores tenistas que ha dado nuestro país. Hay que esperar. No puedo decir ni sí ni no. Es una fecha que no es fácil. Pero vamos a ver cómo se desarrolla todo. Sea cual sea el caso, esperemos que Carlos pueda disponer de un equipo muy competitivo y que pueda ofrecer garantías de victoria".

Comentarios recientes