Djokovic: "Nos hacemos mejor el uno al otro"

El serbio valora la simbiosis deportiva que emana de su rivalidad con Nadal

Habla un hombre que ha dibujado la rivalidad con más capítulos de la historia. El Maestro de maestros recién coronado ante su máximo oponente deportivo. Mentes hipercompetitivas que se mueve en código de acción-reacción. Novak Djokovic se expresa tras cincelar, bajo la bóveda del O2 Arena de Londres el trigésimonoveno pulso ante Rafael Nadal. Nunca nadie chocó tantas veces contra un rival. Una colisión frecuente que estimula la detección de mejores en un ambiente de autoexigencia permanente.

Djokovic, que había atravesado caminos dolorosos ante Nadal en 2013, cierra el año habiendo recuperado la inercia en el pulso directo. Tras ceder en Roland Garros, gran objetivo del año, volver a penar tres años después en cemento ante el balear en Montreal y entregar la final del US Open, Novak ha reaccionado haciendo suyo Pekín y, finalmente, asestando el golpe en la Copa de Maestros.

"Nos llevamos al límite el uno al otro. Entre nosotros nos hacemos mejores jugadores. Nuesta rivalidad hace que trabajemos más duro en nuestros juegos, especialmente cuando nos enfrentamos. Siempre es un enorme desafío".

Ceder en Flushing Meadows dejó el número 1 muy al alcance de Nadal, que gobernó al serbio sobre su superficie predilecta dos veces en cuestión de días. Un golpe moral en el sistema del balcánico, que ha respondido a aquel traspié sin volver a entregar un encuentro en el resto de la temporada.

"Tras la final del US Open necesitaba tomarme las cosas con tranquilidad, ver y analizar qué hice mal. Especialmente en los partidos contra él, para entender qué necesitaba hacer para ganarle. Hay un gran equipo a mi alrededor que es muy profesional y han hecho lo mejor con la voluntad de mejorar mi juego".

"Creo que los resultado lo están mostrando. Hemos tenido una importante mejora en los últomos dos meses y medio". Djokovic ha resurgido al revés neoyorquino con la grandeza de los elegidos. Relativizando el resultado con títulos en Pekín, Shanghái, París-Bercy y Londres, acumulando una racha de 22 victorias que lo propulsa hacia la temporada 2014.

"Esto puede servir como una gran plataforma. Me encuentro extra motivado y inspirado para trabajar. Y antes de nada, para descansar y recuperar en las vacaciones. Después será tiempo de trabajar en mi juego y estar preparados para el Abierto de Australia".

Comentarios recientes