WTA Championships - Final de Estambul 2013

La número uno superó un inicio complicado y vuelve a reinar como maestra por segundo año consecutivo

La temporada de tenis femenino ha echado el cierre con una final por todo lo alto entre dos veteranas, la china Na Li (cuarta raqueta mundial) y la norteamericana Serena William (número 1 y gran favorita en todos y cada uno de los torneos en los que participa).

El broche de oro se ha cerrado en Estambul, sede este 2013 de los WTA Championships. El público de la ciudad mármara, y todos los seguidores del circuito femenino, nos preguntábamos cuánto iba a tardar Serena Williams en activar el modo-apisonadora, en otras palabras, cuánta emoción habría en la final de la Copa de Maestras.

La norteamericana quiso dar pie a la incertidumbre, o más bien, y con todo merecimiento, Na Li entró en pista dispuesta a imponer su tenis. "Aquí estoy yo", parecía decir la tenista china, que a los 12 minutos de juego ya tenía un 'break' a favor. Espejismos, pensarían algunos... Pero la final avanzaba y Williams no aparecía.Na Li, cuarta tenista del mundo, se ponía 5-1 arriba en la primera manga al filo de la media hora y lo hacía además con un dato sorprendente que hacía más increíble la gesta: estaba anulando a la norteamericana sirviéndose de un pobre 30% de primeros saques.

El sexto juego, además, caía en blanco para la de Wuhan. El primer set se acercaba a su desenlace pero Serena reaccionó ligeramente para retrasar el cierre definitivo de la primera manga. Conseguía ponerse 5-2 y salvaba un punto de set, pero Na Li no desaprovechó la oportunidad de pegar la estocada con su servicio y cerrar el primer parcial con un rotundo y sorprendente, por inesperado, 6-2. El inicio del segundo set empezaba igualmente complicado para Serena. No podía la de Michigan con su rival y el primer juego se alargaba más de lo normal para la norteamericana, aunque finalmente lograba mantener su saque a los 50 minutos de juego. Parecía como si la menor de las Williams hubiera salido de su letargo y poco después le rompía el servicio a Na Li, para encarrilar la segunda manga y colocarse 3-0 arriba al cumplirse la hora de partido.

Na Li recortaba distancias en el cuarto juego de la segunda manga, tras salvar varias bolas de rotura y poco después recuperando su saque hasta hacer el 3-2 aprovechando su primera bola de quiebre en el segundo set. A la hora y veinte minutos Na Li volvía a imponer su dominio en el Sinan Erdem Arena y a meterle miedo en el cuerpo a la número 1, empatando a tres juegos la segunda manga.

Serena, no obstante, conseguía mantener su servicio y comenzaba el octavo juego quebrando para ponerse 5-3 y a continuación sirvió para ganar la segunda manga. Todo estaba por decidir.Tras una hora y treinta y seis minutos comenzaba otro partido, el definitivo último set, también con juego largo como ocurría al inicio de la segunda manga. Esta vez era Na Li la que servía pero Serena Williams quebró en cuanto tuvo la oportunidad y algo parecía indicar que ahora sí, que la norteamericana había despertado por fin en Estambul, colocándose 2-0 y 0-30 al poco de arrancar el set. Na Li servía para 4-1 al filo de las dos horas de partido, pero los planes de la tenista china se habían truncado hacía ya mucho. El 5-0 de Williams presagiaba lo que nadie hubiera dicho al principio de la gran final, que la norteamericana sería capaz de endosar un rosco a la número 4, que había arrancado enchufadísima.

Pero así fue y Serena venció para revalidar su cetro mundial como maestra por 2-6; 6-3 y 6-0.La tenista de Michigan y Na Li no se encontraban en pista desde su último enfrentamiento en las semifinales del Abierto de Estados Unidos 2013, en el que Williams se impuso por un contundente 6-0 y 6-3. Esta vez las cosas fueron mucho más complicadas para la número 1 (habría que hacer serios esfuerzos para recordar a Serena teniendo que remontar un set en contra), pero finalmente Williams pudo reinar de nuevo, coronándose en Turquía como la Maestra de Maestras.

LA APUESTA del día

Comentarios recientes