WTA Championships: tercera jornada

Serena Williams es la primera semifinalista mientras que Agnieszka Radwanska quedó fuera de Estambul

La tercera jornada del torneo nos dejó un partido muy igualado, el único del Grupo Blanco que se disputaba hoy, entre Na Li y Jelena Jankovic, con victoria final para la china. En el Grupo Rojo, Angelique Kerber y Petra Kvitova dirimirán el viernes quién acompañará a Serena Williams en las semifinales.

Kerber apabulló a Radwanska mostrando un tenis preciso y efectivo, privando así a la polaca de toda posibilidad de acceder a semifinales. Por su parte, Kvitova sufrió en sus carnes la potencia de los golpes de Williams y cayó en dos sets.

La jornada de hoy no será recordada por la calidad del tenis mostrado por unas y otras pero, al menos, nos dejó un partido emocionante.

Na Li se impone a Jankovic en un duro encuentro

Partido muy peleado el que nos han deparado Li y Jankovic y que concluyó con victoria en tres sets para la china: 6-3 2-6 6-3

Lucha de poder a poder, con largos peloteos y demasiados errores por parte de ambas jugadoras. Ninguna conseguía dominar con su saque, las bolas de break se sucedían juego tras juego y sólo algunos detalles podían inclinar la balanza hacia un lado u otro.

Tras un prometedor 3-0 inicial para Li, Jankovic empezó a jugar algo mejor y consiguió la igualada aprovechando el único despiste al saque de la china en el primer set. El resultado era engañoso, la serbia sufría una barbaridad al servicio y, de haber aprovechado Li alguna de sus oportunidades, el set podía haber acabado por la vía rápida.

Del 3-0 se pasó al 3-3 y, de ahí, al 6-3, resultado más acorde con los méritos de una y otra.

En el segundo set cambiaron las tornas: Jankovic se impuso al más puro estilo Jankovic. Es decir, sufriendo como sólo ella sabe sufrir aun jugando mal, agarrándose a la pista, recuperando bolas imposibles y aprovechando los errores de su rival.

Porque Li falló mucho más de la cuenta en este set. En el sexto juego, desperdició un 40-0 para colocar el empate a tres en el marcador. Jelena consiguió llegar al deuce con uno de esos puntos épicos que tanto la gustan, devolviendo tres bolas que parecían perdidas y rematando el punto agónicamente en la red.

A partir de ahí, todo rodado para ella. El tercer set decidiría.

La contienda se igualó aún más. Li logró tomar la delantera desde el tercer juego, pero se sucedieron los breaks y no fue hasta el 4-3, cuando Li consiguió consolidar su ventaja y hacerse con el partido.

Como la propia Jelena dijo en la entrevista posterior, “La diferencia en el tercer set fueron un par de puntos” refiriéndose a un globo que cayó en la línea y a un revés ganador que significó el break en el séptimo juego. “Fueron puntos cruciales que marcaron la diferencia”.

Na Li, con dos victorias en dos partidos, lidera el Grupo Blanco y tiene casi un pie en las semifinales. Jankovic, con 1-1 en su casillero, está obligada a ganar en la última jornada a Sara Errani, ya sin posiblidades de clasificación, si quiere permanecer en el torneo.

Kerber pasa por encima de Radwanska

Apenas 58 minutos necesitó Angelique Kerber para deshacerse de la polaca Agnieszka Radwanska por un doble 6-2 en un partido sin apenas historia.

Apoyada en un saque que hoy funcionó de maravilla, la alemana llevó la iniciativa en todo momento, pegando a la perfección, tanto de derecha como de revés, y logrando un winner tras otro. A Radwanska sólo le quedaba correr, intentar recuperar todas las bolas posibles y buscar algún resquicio para llevar la iniciativa del punto. No lo consiguió; apenas soltó el brazo y, cuando lo hizo, la suerte no le acompañó.

En ningún momento dio la polaca muestras de poder remontar el partido. Incapaz de hacer daño al resto, no logró forzar ni un solo punto de break a su favor. Sin embargo, mostró debilidad con su servicio y Kerber sí supo aprovechar sus oportunidades, convirtiendo 4 de los 5 break points de que dispuso. A las primeras de cambio, la alemana se metía dentro de la pista y buscaba el golpe ganador.

Los dos sets siguieron más o menos el mismo guión, a una le salió todo y a la otra nada, sin más. Quizá también influyó el tema motivacional: Aga se sabía prácticamente eliminada de la competición y Angelique buscaba el que, a la postre, ha sido su primer triunfo en un WTA Championships. Se gustó al final la alemana, con algunas dejadas ejecutadas con maestría y un tremendo ace para sellar la victoria.

Tras este encuentro, Kerber da un paso hacia adelante en sus aspiraciones de meterse en semifinales y Radwanska sale del torneo por la puerta de atrás, sin lograr un solo set y viéndose ampliamente superada por todas sus rivales del Grupo Rojo.

Serena suma y sigue

La menor de las Williams hizo gala una vez más de su superioridad en el circuito femenino al derrotar con contundencia a Kvitova por 6-2 6-3.

El encuentro prometía más de lo que finalmente nos ofreció. A pesar de que nunca consiguió ganar a la norteamericana, Petra siempre le ha jugado de tú a tú en sus enfrentamientos previos y ya estuvo a punto de darle un susto a principios de temporada en Doha. Pero hoy Serena saltó a la pista con las ideas muy claras y su juego apenas mostró fisuras.

Si antes hablábamos de la efectividad de Kerber con su servicio, qué decir de la número uno mundial. Si bien se complicó algo la vida en el juego inicial, quizá sorprendida por la agresividad de Kvitova, una vez salvado el envite mostró todo su poderío firmando un set casi perfecto. Con un 87% de puntos ganados con su primer servicio, incluidos 6 aces, y dos bolas de break convertidas de las tres de que dispuso, fulminó el set en un abrir y cerrar de ojos.

Sabedora de la poca paciencia de Petra en los peloteos y de lo mucho que sufre cuando tiene que pegar en carrera, Serena se dedicó a moverla y los puntos llegaban solos.

En el segundo set pudimos ver una tímida reacción por parte de Kvitova. Mejoró su porcentaje de primeros saques, lo que propició que pudiera tomar la iniciativa y buscar golpes ganadores desde una posición cómoda.

Pero el tercer juego de esta segunda manga supuso un punto de inflexión que cortó en seco las aspiraciones de la rubia jugadora nacida en Bilovec. Concentrada, restando con potencia y agresividad, buscaba el break que la pusiera por delante en el marcador, pero Serena tiró de saque y neutralizó todos sus intentos. Cada vez que llegaba al deuce, se encontraba con un ace.

Eso acabó de desesperarla y, con el juego anterior rondando en su cabeza, entregó su saque inmediatamente. El principio del fin.

No tiró Kvitova la toalla, mantuvo su servicio en los juegos posteriores y nos dejó algunos golpes de bastante mérito, pero Serena ya había puesto la directa y, sacando como sólo ella puede, finiquitó la contienda.

Con este resultado, la vigente campeona del torneo pasa invicta a semifinales, sin ceder set alguno.

La otra plaza saldrá del bonito duelo que nos espera mañana entre Kvitova y Kerber: se han medido en cuatro ocasiones, con dos victorias para cada una. ¿Quién se llevará el gato al agua esta vez?

Por Fernando Arribas.

Comentarios recientes