Moscú, Estocolmo y Viena: semana bisagra en ATP

Los torneos ruso, sueco y austriaco centran la actividad antes de que el circuito coja velocidad hacia el tramo definitivo

Los torneos de Estocolmo, Moscú y Viena copan las líneas de actividad de la semana en circuito ATP antes de que la temporada encare de manera definitiva su marcha hacia el tramo definitivo. Eventos que dan la bienvenida al estrecho recorrido de recintos cubiertos, sirven para calentar motores en una gira de torneos progresivamente más poderosos, hasta la cúlminación de campaña regular en el Masters 1000 de París-Bercy y el broche de temporada en la Copa de Maestros de Londres.

Una de las siete semanas de la temporada con la simultaneidad de tres torneos, Suecia, Rusia y Austria, pese a representar torneos de la mínima categoría (ATP 250) presentan un granado plantel de competidores en busca de diferentes objetivos. Hay quien emplea estos días para arañar unos pequeños puntos que sumar a su bolsa de cara al objetivo de la Copa de Maestros, hay quien procura maquillar una temporada gris con un resultado positivo entrado el otoño, otros intentan dar continuidad a una inercia encontrada en la gira asiática,... En definitiva, una amalgama de circunstancias que rodean la competición de estos días en el circuito masculino.

En Punto de Break repasamos algunos de los trazos más llamativos de cada evento, a la espera de que la temperatura de competición vaya incrementando su intensidad durante las próximas semanas. El horizonte se presenta frenético. Esta semana comienzan a subir algunas revoluciones.

ATP 250 de Estocolmo

Un país de gran tradición tenística, tierra que dio origen a figuras como Borg, Lendl o Wilander, presenta una realidad que impacta en el rostro del aficionado escandivano: teniendo leyendas en las páginas malgastadas de los libros, brazos legendarios que ya quedaron fríos, lo más destacable en la capital es el efímero regreso de Joachim Johansson al circuito profesional, reducido a este torneo. Superó la previa y entró en cuadro final tras años de inactividad. Eso, y que Robin Soderling anunció su producción de pelotas de tenis. Poco alimento para tanta hambre acumulada. Una antigua potencia sin top400 que echarse a la boca.

David Ferrer aparece como primer cabeza de serie en el torneo. El español, algo romo desde que alcanzase la final de Roland Garros en competiciones ATP, sale como número 3 del mundo en las listas de esta semana. En un cuadro propicio para el dominio, el de Jávea busca ser el primer español capaz de ganar bajo la bóveda sueca. Un torneo presenta durante toda la Era Abierta.

El canadiense Milos Raonic apura sus opciones en la carrera por entrar en la Copa de Maestros. Arropado en un ambiente de condiciones de laboratorio, el manotazo demoledor de Milos debiera de encontrar especial acomodo. Únicamente sumaría puntos en caso de superar los cuartos de final. Segundo cabeza de serie, es el tipo de torneo que debe dominar para el reciente finalista de Tokio, haciendo válida esa ley no escrita de mantener a raya a todo jugador situado por debajo suyo en el escalafón.

El evento está plagado de jugadores con un futuro por mostrar: desde Jerzy Janowicz, otro pegador impenitente, hasta el irreverente Benoit Paire, dueño del futuro francés; pasando por perfiles como Grigor Dimitrov, estrenando entrenador; Bernard Tomic o Ernests Gulbis, siempre interesantes de presenciar.

Completan el cuadro otro perfiles españoles como Fernando Verdasco, Pablo Carreño o Guillermo García López.

Consulta el cuadro de Estocolmo, aquí.

ATP 250 de Moscú

El evento ruso, al igual que el sueco, sirve para contemplar en cierta medida la escuálida situación que atraviesa el músculo nacional en el deporte de la raqueta. En un evento de la menor categoría, un cuadro donde tiene cabida directa hasta el 112 del escalafón, apenas dos jugadores han logrado entrar sin necesidad de invitaciones o fases previas, lejos además de ser cabezas de serie: Evgeny Donskoy y Alex Bogomolov.

La principal narrativa del torneo la constituye el francés Richard Gasquet, único top20 del torneo, actualmente décimo en la clasificación del año y apenas a 50 puntos del corte para entrar en la Copa de Maestros. Reciente semifinalista en US Open, el galo no ha realizado una poderosa gira asiática, siendo su priemra ronda en Shanghái motivo de lamento. Richard, que ya ganó en el indoor de Montpellier este año, sumará puntos si consigue alcanzar la final bajo la bóveda moscovita. Puede cerrar la semana en puesto directo para las World Tour Finals. Suficiente estímulo.

El encuentro está plagado de perfiles de segunda línea con una oportunidad para dar la última capa de cera a las temporadas. Caso del italiano Andreas Seppi, vigente defensor del título, el serbio Janko Tipsarevic, campeón en 2011 quien fuera de top20 ha perdido cuerda con el grupo de cabeza, el planteamiento anárquico de Alexandr Dolgopolov o los despliegues del ucraniano Sergiy Stakhovsky, eternamente recordado por inclinar a Roger Federer en Wimbledon, en terreno cercano a lo doméstico bajo un indoor que se ajusta a sus acometidas frecuentes sobre la cinta.

Consulta el cuadro de Moscú, aquí.

ATP 250 de Viena

Se llegó a rumorear que el evento guardaba una invitación de última hora para Roger Federer en caso de que el helvético viera muy ajustada la soga en la carrera por la Copa de Maestros. Ésta se ha tensado sobremanera y el de Basilea no apareció en e cuadro.

Al igual que los anteriores torneos, la cita austriaca presenta un competidor en pelea directa por entrar en Copa de Maestros. El francés Jo Wilfried-Tsonga, el hombre que en estos momentos ocupa la última plaza de acceso directo al O2 Arena de Londres. El galo, que alzó la corona en su única visita previa a la capital austriaca, necesita alcanzar la semifinal para sumar puntos. Uno de los hombres con mejor final de temporada. ganó cinco de sus últimos siete cetros en entornos cubiertos. Reciente semifinalista en Shanghái, y finalista en el indoor de Metz, llega con la inercia necesaria para imponer su contundente juego.

Viena es el torneo que presenta un segundo hombre con ciertas opciones de pelear por la Copa de Maestros. El alemán Tommy Haas, duodécimo competidor más fuerte del año, necesita un resurgir muy poderoso al final de la campaña para reverdecer su candidatura a Londres. No obstante, presenta opciones matemáticas, de manera que su camino no está falto de alicientes. Complicado, sí. Pero tiene 35 años y es casi top10. Y esto último no es menos osado que pensar en una opción de pelear por Londres. Al menos, tiene más cerca buscar una plaza de suplente.

El torneo se completa con jugadores que han mostrado los dientes en ciertas fases de la temporada, teniendo en un terreno como el indoor un escenario más vertiginoso, propicio para hacer valer periódicas fases de lucidez. Así, Viena acoge a perfiles como el italiano Fabio Fognini, capaz de poner en el desfiladero a Nadal en Pekín; Philipp Kohlschreiber, un talento multipista de experiencia sobrada; el checo Radek Stepanek, representante del desusado estilo del saque-volea; el francés Gael Monfils, que tumbó a Federer en Shanghái y exigió sudor a Djokovic; o el canadiense Vasek Pospisil, semifinalista este año en Montreal.

Puedes consultar el cuadro de Viena, aquí.

LA APUESTA del día

Comentarios recientes

¡No te pierdas ni una publicacion! X

Dale a "me gusta" en Facebook
Siguenos en Twitter