Del Potro muestra su firmeza en Shanghái

El argentino se deshizo de Almagro en cuartos de final y apunta al título en China

Juan Martín Del Potro aspira a todo en Shanghái. Y en esta ocasión no son solo conjeturas en base a su potencial. El nivel de tenis mostrado en su partido de cuartos de final del Masters 1000 de Shangái ante Nicolás Almagro es para ser optimistas. El argentino, único jugador no europeo presente entre el selecto club de los top-ten, se postula como uno de los tenistas capaces de luchar a final de temporada por los grandes títulos. Campeón en Tokio y prácticamente clasificado para el torneo de maestros de Londres, el tandilense ha recuperado su lugar en el top5 del ranking ATP y se encuentra en uno de los mejores momentos de su carrera.

Argentina lamentaba hace unos días la retirada de David Nalbandián. Quizá el jugador más carismático de su nación desde Guillermo Vilas decía adiós al tenis con 31 años debido a las lesiones. Su compatriota Del Potro, es otro que sabe mucho de problemas físicos. Obligado a parar nueve meses en enero de 2010 tras haber ganado el US Open en la temporada anterior, Juan Martín es la gran alternativa a los grandes, y no ya solo en pista dura. Sus actuaciones en tierra batida y sobre todo hierba, donde logró el bronce olímpico y las semifinales de la última edición de Wimbledon, le han puesta en la órbita de los grandes como el tenista que quieren evitar en la ronda de cuartos de final.

Su irregular campaña en los Grand Slams, sin alcanzar segunda semana en Melbourne y Nueva York y ausentándose por lesión en París, le han lastrado mucho en cuestión de ranking siendo así imposible aspirar a la cuarta plaza de la clasificación mundial que ya ocupó hace unos años. Sin embargo, su victoria en Tokio y su rendimiento en el Masters 1000 de Shanghái le postulan como uno de los tenistas a observar en la parte final de la temporada. Si alguien se puede hacer con un gran triunfo en este fin de año fuera de los tres mejores, ese es Del Potro.

Su victoria en el Ariake Coliseum de Tokio ante Milos Raonic supuso su decimosexto título ATP y el tercero en este curso. En la primera ronda de ese evento tuvo que superar un durísimo partido ante Marcos Baghdatis. La película se repitió en el partido de debut del Masters 1000 de Shanghái. Philipp Kohlschreiber era su oponente y la sufrida victoria en tres sets le dio la confianza necesaria para subir su nivel durante la semana. La retirada de Tommy Haas le allanó el camino y en el día de hoy Nicolás Almagro no fue rival.

El murciano, que llegaba a la ronda de cuartos de final tras eliminar al checo Tomas Berdych, no tuvo opciones ante un Del Potro que ganó más del 80% de puntos con su primer servicio, conectando un total de nueve saques directos. A una sola victoria de clasificarse para el torneo de maestros, una vez conseguido el objetivo de estar en Londres, las miras del tandilense deberían centrarse en ganar por fin un gran título. Conseguir un trofeo de Masters 1000, evento que nunca ha ganado el argentino, se debe convertir en el próximo reto de cara al final de temporada.

Para lograr triunfar en Shanghái, donde se encuentra en semifinales, deberá romper barreras mentales. Es muy posible que su rival en semifinales sea Rafael Nadal, su verdugo en la pasada final de Indian Wells. El potencial y el rendimiento tenístico de Del Potro en sus mejores días puede competir de tú a tú con los Djokovic, Nadal y Murray. La diferencia entre el argentino y los tres primeros es que el pupilo de Franco Davín no puede competir mental ni físicamente durante nueve meses a ese nivel.

Quizá a final de temporada, con una carga de partidos menor a jugadores como Nadal o Djokovic, Del Potro pueda ser más peligroso que nunca. Los títulos ganados en su día en plazas como Viena o Rotterdam no dejan lugar a dudas: el tandilense es uno de los mejores jugadores del mundo sobre pista cubierta. Si no es en Shanghái, Juan Martín puede tener la gran oportunidad de hacer algo grande en París-Bercy o incluso en Londres. Llegó el momento de la alternativa. Llegó el momento de Del Potro.

LA APUESTA del día

Comentarios recientes