Rafael Nadal, ¿récord de Masters 1000 en un año?

El balear aspira a ser el primer jugador en ganar seis eventos de tal categoría en una sola temporada

Rafael Nadal no para de batir récords. Si los 26 cetros de Masters 1000 o las ocho coronas de Roland Garros no parecían suficientes hazañas, la próxima barrera que puede romper el balear es la de ser el tenista con más títulos de Masters 1000 en un mismo año. Primero en Shanghái, y si no lo consigue en China podría optar de nuevo a ello en la pista cubierta de París Bercy, el de Manacor intentará hacerse con su sexto evento de tal categoría en el curso, desempatando así con Novak Djokovic, que consiguió cinco títulos en su impecable 2011.

Este tipo de eventos, que llevan disputándose desde 1990 -primero llamándose Súper 9 y luego Masters Series- nunca ha visto un tipo tan dominante como el de Manacor, que a día de hoy acumula 26 cetros. Igualando en 2013 los cinco títulos de esta categoría que ganó Djokovic hace dos temporadas, Nadal busca en Shanghai su sexto triunfo del año, el que le situaría como líder histórico en un solo curso.

Nadal aterriza en el Masters 1000 de Shanghái como flamante número uno del ranking ATP. Desde el día de ayer ocupa de nuevo la primera plaza de la clasificación mundial por delante de Novak Djokovic. En este 2013, el balear ha vuelto a romper moldes, jugando a un gran nivel durante todo el año y destapándose de nuevo en los Masters 1000, donde ha conseguido cinco cetros -Indian Wells, Madrid, Roma, Montreal y Cincinnati- siendo finalista además en Montecarlo, única derrota hasta el momento de la temporada en este tipo de eventos.

El nuevo récord que se le presenta a tiro a Nadal es el de conseguir el mayor número de Masters 1000 en un año. En estos momentos está igualado con Novak Djokovic. El serbio, consiguió en 2011 ganar un total de cinco torneos de esta categoría tras triunfar en Indian Wells, Miami, Madrid, Roma y Montreal. El de Belgrado, nos regaló una temporada memorable, y aunque aparentemente parecía imposible que alguien le pudiese igualar, debido sobre todo a la igualdad que reinó en las cuatro primeras plazas en el pasado curso, Rafael Nadal está a un solo título de situarse como líder histórico en este apartado.

En una temporada casi perfecta, donde Nadal acumula un balance de 65 victorias y solo 4 derrotas, el ratio de victorias-derrotas de 29-1 en Masters 1000 es aún más impresionante, aspecto clave para cimentar el ascenso a la cima de los rankings. En este tipo de eventos solo Novak Djokovic -en la final de Montecarlo- ha sido capaz de hacerle hincar la rodilla este año al tenista de Manacor, que desde 2007 hasta 2010 consiguió tres torneos por año en esta categoría. Hasta este curso, fue en 2005, el año de su irrupción, el que fue más prolífico en cuanto a este tipo de títuloslogrando cuatro tras triunfar en Montecarlo, Roma, Montreal y Madrid.

Llegando a Shanghái tras alcanzar la final del ATP 500 de Pekín, no solo el récord de Masters 1000 ganados en un año es lo único que persigue Nadal. Poner tierra de por medio en el ranking ATP y aumentar la renta en la clasificación mundial con respecto a Djokovic es otro de los objetivos del flamante número uno. Debido a la lesión de rodilla que truncó su año 2012, no disputó este evento el pasado curso por lo que cualquier partido que gane en la ciudad china le hará ganar puntos. El serbio, por el contrario, no tiene margen de error al alzarse con el cetro hace exactamente doce meses.

El camino de Nadal hacia este nuevo récord se iniciará en el día de mañana. Su primer rival saldrá del duelo entre el ucraniano Alexander Dolgopolov y el estadounidense Michael Russell. Con Isner, Raonic o Wawrinka como posibles rivales antes de llegar al fin de semana, el balear ha evitado a tenistas como Federer o Ferrer, que van por el otro lado del cuadro. Antes de la final, podría cruzarse con jugadores como Del Potro o Berdych, que si bien son peligrosos en este tipo de pistas, suelen sucumbir también en pista dura ante Rafa. En definitiva, el camino hacia el récord no será fácil y para ello Nadal deberá recuperar el nivel exhibido en Estados Unidos durante este verano.

Comentarios recientes