China Open: final del WTA Pekín

Serena Williams y Jelena Jankovic cruzarán argumentos en el último Premier Mandatory 

La estadounidense y la de Belgrado se verán las caras por undécima vez. La menor de las hermanas Williams lidera el cara a cara 6-4 a su favor. Williams es la campeona del certamen inaugural en 2004, mientras que Jankovic hizo lo propio en 2008 siendo uno de los torneos que la llevó a la cima de la WTA.

Abría hoy la jornada de semifinales con el duelo entre la serbia y octava preclasificada Jelena Jankovic y la novena y reciente campeona en Tokio Petra Kvitova. Con sólo dos antecedentes disputados con anterioridad en los que la checa se había llevado la victoria, esta vez hubo un cambio de tendencia al imponerse Jankovic en tres mangas por 6-7, 6-1 y 6-1. Tras un primer set muy ajustado, los dos siguientes fueron para la undécima jugadora del mundo, que tras este resultado volverá a meterse entre las diez primeras.

A continuación saltaron a la pista la número uno del mundo Serena Williams y la tercera preclasificada del torneo, la polaca Agnieszka Radwanska. Tras las victorias este mismo año de la norteamericana en Miami y Toronto, en Pekín sumó la tercera por un marcador de 6-2 y 6-2 en poco más de una hora en el que Serena tuvo que ser atendida por dolor es en su espalda.

Así que mañana se llevará a cabo el desenlace del cuarto y último Premier Mandatory, el cuál reparte 1.000 puntos. Por una parte tenemos a una Serena imperial durante toda la campaña que sólo ha perdido cuatro partidos y todos de ellos claudicando en la tercera manga. En pista dura tres de ellos, dos contra su mayor rival Victoria Azarenka y uno contra Sloane Stephens en el Abierto de Australia. Si se manifiestan de nuevo esos dolores de espalda en la final podría ser un déjà vu del partido de cuartos de final en Australia, en los que Williams sufrió la misma lesión viendo mermada su movilidad y poderío. Si Williams consigue recuperarse y calmar los dolores es la gran favorita como en todos sus partidos.

Sin embargo nunca hay que desmerecer a una siempre combativa y corrosiva Jankovic, ya que es una de las pocas jugadoras que mantiene poca distancia en el cara a cara contra la estadounidense. Además este año parece haber recuperado algo de la regularidad perdida en los últimos años, incluso cortando la sequía de títulos ganando en Bogotá y siendo cuartofinalista en Roland Garros. El único antecedente este año entre ambas es la final de Charleston sobre tierra batida verde en la que Williams necesitó llegar hasta el tercer set para derrotar a la serbia.

En definitiva, si Serena no tiene problemas físicos y consigue imponer su pegada y fuerza es la favorita pero si tiene un día de nervios y dudas la serbia puede aprovechar su oportunidad y desgastar a Williams con sus largos peloteos desde el fondo de la pista.

Por Enrique Oliva

Comentarios recientes