Tenis en Asia: una región en crecimiento

Aprovechando la disputa de los torneos de Pekín y Tokio, abordamos una lectura sobre el tenis en el continente

El tenis asiático copa la actividad durante estas semanas en el circuito. Con las giras que tienen lugar en dicho continente a pleno rendimiento, es un buen momento para realizar algunas anotaciones sobre las figuras que marcan la pauta en estas regiones así como los intereses de desarrollo que suscita la zona.

En Punto de Break realizamos un somero repaso a la realidad del tenis asiático, tratando de entender el presente de un gigante (no tan) dormido.

Nishikori no es un producto forjado en Japón, pero es japonés. Ni siquiera es un deportista amamantado entre las fronteras niponas, pero compite bajo su bandera. Eso es, al fin y al cabo, lo que le llega al gran público. El jugador asiático puede que carezca de la estructura necesaria en casa, pero tiene condiciones para llegar a competir en la élite. Creerse esto último puede ser el primer paso para revertir la primera parte de dicha premisa en el continente.

Valga la pena rescatar una frase de John Quincy Adams, el quinto presidente de los Estados Unidos- para ilustrar esta postura: "Si tus actos inspiran a otros para soñar más, para aprender más o para convertirse en algo más: eres un líder". Quizá el joven Kei no sea un adalid a nivel mundial. Seguramente no desate pasiones a lo largo del globo. Es hasta probable que, a pesar de haber alcanzado el vigésimo puesto en la clasificación ATP, sea un rostro desconocido salvo para aquellos aficionados que siguen semana a semana el circuito. Pero es un referente en su país, a pesar de no haberse formado en él. Constituye un foco de luz en un territorio de tiniebla tenística. Un estímulo para unos congéneres cuyas raícaes aparentemente no están hechas para arraigar en esa tierra.

"Es increíble la atención que recibo. En Tokio y en las otras ciudades grandes siempre hay gente que viene a decirme algo, a hacerse una foto conmigo. El béisbol y el fútbol son los deportes más respetados en japón, pero espero poder hacer más popular al tenis. De hecho, ya está ganando popularidad. Los niños están comenzando a jugar. Quizá sea por mi culpa". Son palabras expresadas por Kei en 2010, dos años antes de convertirse en el primer campeón japonés del Abierto de Tokio, torneo que le vuelve a ver competir esta semana.

Hace algo más de cinco años, la controladora Federación China de Tenis vio surgir el programa Fly Alone (volar solo). Esta iniciativa permitía a los jugadores abandonar la rígida estructura nacional de entrenamiento y así diseñar una preparación deportiva autónoma, sin tener que entregar un elevadísimo porcentaje de las ganancias al ente federativo ni tener que someterse al personal preparador del mismo.

Por ejemplo, permite elaborar unos calendarios propios, eligiendo libremente los entrenadores, controlando las actividades financieras o manteniendo el 88% de las ganancias en lugar de abonar el 65% al ente federativo en concepto de formación.

Entre otros deportistas, se acogieron a este régimen figuras como Shuai Peng, Jie Zheng. En este período, Peng se ha permanecido largas estancias como top20, Zheng ha alcanzado dos semifinales de Grand Slam, mientras que Li ha accedido a tres finales grandes, tocando el top5 y alzando en Roland Garros el primer major en la historia del continente asiático. Corona levantada, por cierto, tras cambiar de entrenador en la final de Melbourne 2011 (cedida ante Clijsters) y la de Roland Garros de ese mismo año (ganada a Schiavone). Cosa que difícilmente pudiera haber hecho bajo el anterior régimen.

El último caso de éxito asiático como miembro del programa Fly Alone lo encarna la china Shuai Zhang, reciente campeona en Guanghzhou. "Sin lugar a dudas es el momento más memorable de mi carrera. Espero que esta victoria sea un nuevo comienzo para mí, no un destino. Sé que hay muchos problemas por afrontar en mi viaje como 'Fly Alone'. En el pasado, era una empleada, pero ahora soy la jefa. Soy la responsable de todos los gastos. Sólo puedo ganar más si saco más partidos. Estoy experimentando un gran cambio en mi vida, no sólo en el tenis. Fly Alone no es sencillo. Pero estoy disfrutando cada momento. Tanto los buenos como los dolorosos".

Por tanto hay referentes contemporáneos, con el brazo aún caliente, en ambos circuitos. Los benefactores directos de ese impacto debieran de sr los compatriotas de la estrella en cuestión, pero en conjunto todo el vivero asiático. Motivado por el éxito reciente de las figuras y un incremento en el interés, debiera notarse el impulso en la categoría junior.

En la edición 2012 del Abierto de Australia, el Grand Slam de Asia-Pacífico, un total de 24 chicos y chicas procedentes del continente asiático tomaron parte en la competición. Una de ellas, la surcoreana Jang Su-Jeong, cedía en primera ronda. Lejos de cualquier comprensible dramatismo en un entorno de contados referentes, hacía esta lectura sobre su futuro. "Admiro profundamente a Na Li. Ella es la mejor representantes del tenis asiático y me ha influido mucho en términos de confianza y dedicación. Cuando vi su triunfo en Roland Garros pensé que yo también podría llegar a hacerlo algún día. Espejos que estímulan el alma de los rostros.

Volviendo al caso de Nishikori, un detalle importante no ha de pasar por alto. Se trata de un caso excepcional. Una figura que para nada refleja la situación del tenis nipón- Ko Iwamoto, mentor de la venerable Kimiko Date-Krumm y actual capitán del equipo junior de Copa Davis japonés, tiene una visión clínica sobre el desarrollo del deporte en la región. En etapas inferiores, el tenis asiático va cogiendo fuerza -Copa Davis junior 2010 ganada por Japón, campeonato individual sub-14 alzado por Corea del Sur, mismo país que ha quedado finalista en la Copa Davis junior 2013,...-. No obstante, los jugadores siguen sufriendo la transición debido a la falta de profesionalismo y a la carencia de experiencia internacional.

"No creo que el ejemplo de Kei pueda ser emulado. Es una circunstancia única. Vive en Estados Unidos, con un equipo de seis profesionales ayudándole. Para el resto de chicos en Japón es complicado. Pero podemos acercarnos a este patrón. No necesitamos enviarles al extranjero a una temprana edad. Podemos entrenar en casa y viajar alrededor del mundo a torneos y clinics".

Carentes de sensación lejos del cascarón asiático tienen como referente a un deportista forjado desde los 14 años en una prestigiosa escuela de Florida. Bautizado como 'Project 45' a su llegada a Bradenton, Bollettieri le puso como meta superar la 46ª posición de Matsouka y convertirse en el tenista japonés con mejor ranking de todos los tiempos. Una lesión le dejó a las puertas en 2009 y casi un año en el dique seco. Una vez logrado el objetivo -con creces- se empieza a debatir si podrá superar la novena posición de Paradorn Schrichapan para convertirse en el asiático mejor colocado en una clasificación ATP en la historia. Con semejantes haber en el expediente, parece lógico que se traten de seguir sus huellas en busca de resultados.

Además, los Juegos Olímpicos de Pekín tuvieron lugar durante una fase de expansión deportiva para la región. Si bien en 2004 la pareja formada por Li Ting y Sun Tiantian lograba la primera medalla de oro de la historia en la disciplina para china, los Juegos de 2008 dejarían importantes rescoldos en materia de infraestructuras. AL margen de una meritoria medalla de bronce para el tándem formado por Yan Zi y Zheng Jie o una renovada pasión por la práctica deportiva, el evento dejó en Pekín un complejo deportivo de relevante entidad.

El Olympic Green Tennis Center pasaría a acoger a partir de 2009 el Abierto de China, torneo celebrado en ambos circuitos desde 2004 en la propia ciudad. Tras los Juegos Olímpicos, además, WTA elevaría el torneo a la categoría de Premier Mandatory, un evento de la máxima entidad en el circuito femenino donde las grandes jugadoras tienen la obligatoriedad de acudir. En 2011, para ir más lejos, quedaría inaugurada una pista central con capacidad idéntica al estadio principal de Wimbledon: 15.000 butacas. Sólo hay tres pistas más grandes en el planeta. Falta cultura humana pero, al menos, los mimbres materiales son fuertes.

Para el circuito femenino la región en general, y China en particular, configura un territorio de explotación preferencial. El gigante asiático se ha convertido en una prioridad absoluta para WTA. Con creación de eventos nuevos (Shenzhen, Ningbo,...) en el país. La celebración de torneos en la zona durante las últimas temporadas -WTA Championships en Doha (a celebrar en Singapur a partir de 2014) o el Tournament of Champions de Bali entre 2009 y 2011- son muestras adicionales del interés estratégico que genera la región para los intereses comerciales de WTA. Un ente rector que abrió años atrás una de sus contadas oficinas en Shanghái y sigue trasladando cada vez más torneos a la zona (esta semana se supo la desaparición de Palermo en favor de Malasia) no esconde sus cartas a la hora de apuntar al principal nicho de expansión.

LA APUESTA del día

Comentarios recientes

¡No te pierdas ni una publicacion! X

Dale a "me gusta" en Facebook
Siguenos en Twitter