Thomas Drouet, agredido, detalla cómo se comporta el clan Tomic

El hitting partner, que abandonó el equipo tras ser agredido en Madrid, desvela un diario sobre el proceder de los Tomic

Thomas Drouet, ex hitting partner de Bernard Tomic, ha hecho público un diario donde relata con detalle el modo de actuar que tiene el equipo del jugador australiano, poniendo especial incidencia en los métodos empleados por su padre. En una narración personal Thomas, que abandonó el equipo tras ser agredido por John Tomic, progenitor del jugador, relata los dramas soportados en el seno del grupo deportivo.

Antes del torneo de Madrid el hitting partner denunció una agresión propinada por John Tomic, padre del jugador, quien le rompió el tabique nasal de un cabezazo. La justicia española declaró recientemente culpable de agresión al australiano, al que impuso una pena de ocho meses de prisión. No obstante, John no deberá pasar ese tiempo entre rejas debido a que la condena es inferior a dos años. Aprovechando esta sentencia, el hitting partner francés ha decidido hacer público su testimonio en el portal australiano News.com.au

A continuación dejamos una traducción íntegra del extracto del diario de Thomas Drouet.

Tras un viaje de 27 horas tengo encima un jet-lag tremendo. Apenas he llegado y he contemplado un arrebato de ira de John debido a que Bernard está jugando a la PlayStation.

Estamos en Gold Coast. La casa de los Tomic es preciosa y parece que estuviera construida en dos partes: una para Bernard y otra para john. Hay una piscina cubierta y un BMW X6M en la cochera. Todo es realmente bonito.

Durante las dos primeras semanas hay un mínimo de tres a cuatro horas de entrenamiento. John ha tenido múltiples arrebatos de ira durante las prácticas. Bernard y John siempre están gritando. Estoy bastante ocupado jugando al tenis, preparando bebidas y ejercicios de musculación. Pero el preparador físico de Barcelona, Salvador Sosa, ha llegado. Es muy reconocido y respetado en el circuito. Éste es un buen equipo.

De manera inmediata John se comporta mal con Salva en pista en el momento en que éste osa apoyarse en un pared. Le hace correr tras todas las pelotas. A pesar de que ha cumplido 60 años, Salva obedece a lo indicado.

Baja salarial en Navidad con los Tomic

Echo de menos a mi familia, pero soy feliz en el circuito. John me ha dicho que va a haber un cambio en el sueldo. Es Navidad, pero me asegura que me baja el salario de 1.200 euros a 1.000 euros semanales. Se supone que mi comida está cubierta, pero en realidad tengo que pagar por ella.

"Te pago demasiado" dice John. "Si no quieres, te puedes ir a casa".

Dejé mi trabajo en el Montecarlo Country Club como manager del grupo de competición y no puedo volver. No entiendo por qué ha sucedido esto. Pero John tiene más novedades. Me dice que no me pagará el sueldo del día de Navidad porque no entrenamos. Salva y yo le hemos dicho que así no funcionan las cosas. Que estamos aquí en Australia, lejos de nuestro hogar, y que un salario es por cada día que estamos fuera.

Bernard también me dice que corra o que me marche a casa. Si gano un punto, él hace unas diez dejadas y si no corro por cada una de ellas, entonces tenemos un drama. La presión es constante.

Bernard le dice que pague, quizá lo haga o no, pero estoy empezando a pensar que probablemente no lo hará.

Ahora sé que he cometido un error cuando le dije a john que dejé todo para estar aquí. Ahora siento que John sabe que le pertenezco, dado que no tengo otro lugar al que ir. Pero tengo una ex mujer, un niño y una casa que pagar, de modo que tengo que trabajar.

Seguiremos. Todavía es el principio. Todo irá a mejor.

Un día, despues de siete horas en pista, John coge un cabreo de impresión. Me pide jugar un set con Bernard. Me dice que juegue tan duro como pueda y que intente fastidiarle tanto como sea posible. Me afirma que si soy capaz de ganar más de tres juegos, Bernard volverá a casa corriendo.

Atrapado entre mi miedo a John y mi compasión por Bernard, juego lo mejor que puedo por temor a represalias y gano el set. Bernard está furioso conmigo. Rompe una raqueta y su padre le orden volver a casa a la carrera... Gran ambiente.

Copa Hopman

Torneo de exhibición en el Perth Arena. Estamos solos con Bernard. Gana sus tres partidos. John no está aquí y en un ambiente agradable hacemos un buen trabajo.

Bernard bate a Novak Djokovic (6-4 6-4) en su pulso de la Copa Hopman. Fantástico. Simplemente se trata de tenis, y no el resto de cosas que he tenido que contemplar.

El régimen de Bernard es estricto, ya sea en relación a la comida o a la bebida. Debo tener preparados dos litros de una mezcla específica: por cada 50cl, 1.5 cucharadas de XTEN, dos cucharadas de Endura, dar a Bernard dos píldoras 45 minutos antes de cada partido, tres píldoras blancas de gran tamaño 15 minutos antes del partido, durante el calentamiento de un partido, al principio del encuentro una bolsita azul, en mitad del partido una de color naranja. Si la dosis en polvo no es exacta y las botellas no son proporcionadas en el último minuto, recibó gritos.

Debo poner las raquetas de Bernard en una sala refrigerada antes del partido y sacarlas en el último momento. Están rompiendo raquetas todo el tiempo. Si a John no le gusta una raqueta, simplemente la parte.


Sidney

Bernard gana su primer título ATP Tour.

Todos lo celebramos. Tomic gana, brillante. Hay un gran sentimiento. Todos estamos animados y felices. Todos estamos todavía en el centro de tenis por la noche cuando John entra y nos muestra el documento del prize money. En un primer momento pensamos que nos lo enseña como parte de la celebración. En plan, "¡mirad este prize money, wow!.

Pero no. "¿Ves cuántos impuestos tengo que pagar?" dice. "Te doy demasiado dinero. Te voy a pagar menos". Nuestro ánimo decae.

Increíble. Nos deja desolados.

Melbourne

Es el Abierto de Australia y mi novia Sophie viene. Me veo obligado a mentir y abandonar mi habitación de hotel a las 11 de la noche para reunirme con ella en su hotel. Debo levantarme antes de las 6 de la mañana para asegurarme de que llevo a Bernard su zumo de naranja a su habitación cada mañana.

Llamo a la puerta. "¡Véte a la mierda!" me responde. Pero digo, "¿puedes por favor tomarte esto y tus píldoras energéticas, Bernard?" Tanta tensión como siempre en el equipo.

John es celoso o algo parecido. Si me puedo escabullir para ver a Sophie, voy como si fuera un espía. Mirando a izquierda y derecha para cerciorarme de que John no me ve. Es extraño. A veces no puedo ir porque todavía estamos trabajando. Tensión, tensión. Siempre tensión. Cada día es una nueva escena.

Bernard se pone insoportable en el entrenamiento previo a su partido contra Federer. Me dice que corra, que juegue con la diestra, con la zurda. Me trata como si fuera un perro. Quizá sea la presión.

Me viene a la cabeza nuestra estancia en Gold Coast. Por la noche cuando salva y yo nos juntábamos, bebiendo una cerveza en la terraza. El único momento de calma para ambos.

Recuerdo que una noche estábamos charlando y vimos a Bernard llegar sobre las once. No dijo, "¿qué demonios estáis haciendo aquí? Iros a la cama".

Después, Bernard nos dijo que a menudo se marcha por las noches a ver a sus amigos. Entonces entendemos por qué lleva unos 30 minutos sacarle de la cama cada mañana.

Fuera de pista, Bernard se mete en problemas con su Ferrari y la policía. Iba directamente a club nocturnos cada fin de semana.

El zombie

Los Tomic llegan a Mónaco y debo ir a buscarlos al aeropuerto de Niza sufragando yo los gastos. Bernard, mientras tanto, había estado de fiesta de manera descontrolada después de la gira de torneos australianos y cuando llega ha perdido unos dos o tres kilos de masa muscular. Salva y yo le vemos y pensamos, "Dios mío, ¿esto qué es?"

Bernard no quiere hacer nada en estos momentos. Salva se empeña en sacarle a hacer unos sprints. Les veo conforme marchan hacia los tartanes que hay cerca de las pistas. Bernard corre como si estuviera en un maratón. Simplemente un trote lento. Míster 50%. Es como un zombie.

Estamos a cinco días de los torneos de Marsella y Rotterdam. Ha trabajado únicamente durante cinco días de entrenamiento. Eso no es suficiente.

Llevo cuatro meses y estoy muy estresado. Nunca sé cómo se comportará John al día siguiente. Cada día nunca sabes cómo va a reaccionar a algo o cómo se va a comportar. Quizá sea majo, tal vez no. Siempre hay estrés.

Rotterdam

Hace frío, está nevando y pierde en la primera ronda contra Grigor Dimitrov.

Está jugando sólo al 50% porque está cansado y no hizo nada después del Abierto de Australia.

Esa noche voy a la habitación de John. Estamos Salva, John y yo. Y John empieza a llorar. Tiene lágrimas. Está verdaderamente decepcioando. "Bernard ya no me quiere. Se acabó. Quizá me debería ir a casa" dice. Salva y yo le consolamos. Internamente, sin embargo, queremos que se vaya a casa y queremos que Bernard le diga esto.

Cada día pensamos que será el día en que Bernard le indica que se marche a casa. Nosotros no podemos decir eso, pero ojalá pudiéramos. Sabemos que el problema es John. Pero, como dice Salva, si cometes un error ése será el de intentar separarles. "Métete entre ellos, y estás muerto. Deja a Bernard que lo haga por sí mismo" me aconseja.

Marsella

John arma un escándalo porque no subo las escaleras para recoger las maletas. Me amenaza con dejarme en Mónaco y excluirme del equipo. Bernard baja y dice "a callar todo el mundo". Pregunta por qué estoy fuera del equipo y no puede creer que la razón sea porque no cogí las maletas de John. Si no es conmigo, John ataca a Salva.

De repente parece olvidarlo. Entonces empieza a decirle a Salva que quién llegue a Marsella antes de las 19.00 hará pagar al otro por la cena. Salva lo toma como una broma para relajar el ambiente. John baja al coche y comienza a conducir como un loco. No sé, a unos 160km/h. Realmente rápido. Realmente quiere ganar.

Nos dirigimos a nuestras habitaciones y John nos dice que volvamos en unos 20 minutos para comer. Joh pide dos whiskies, un plato principal y un postre. Después pide la cuenta, que asciende a 150 euros. Se la entrega a Salva y le dice: "Perdiste la apuesta, de manera que pagas". Sabemos que no tiene el dinero. Me siento tan mal. De manera que cuando volvemos a la habitación le doy 20 euros por lo que comí. Como también hace Bernard, entregándole unos 15-20 euros. Bernard tampoco se sentía bien.

Entrenamiento a primera hora. Bernard destroza una raqueta porque John le está insultando. Vuelta a la normalidad. John me lleva a un aparte porque me vio en el desayuno con Jo-Wilfried Tsonga. Me dice, "¿a ti quién te paga? ¿Tsonga o yo?". Tras esto desaparece.

No sé que sucedió con John, pero el día anterior a lo de Tsonga y tras el partido ante Somdev Devvarman, John dijo que practicaríamos. Bernard no quiere escucharle. John me grita: "No juegues con él, Thomas". Bernard me pide jugar. Me quedo allí con una raqueta y una bola en la mano y sin saber qué hacer. Bernard me estaba diciendo de manera agresiva: "A jugar, ahora". John me andaba gritando: "No juegues".

Después se ponen a gritarse el uno al otro y Bernard comienza a golpear su raqueta. Una y otra vez sobre la pista.

Indian Wells

Salimos para Indian Wells y estoy al cargo de la logística. Llegamos a Nueva York y Bernard no tiene el visado crrecto. Habla con los agentes de aduanas y permanece en la estación durante cuatro horas. Perdemos el vuelo. De repente aparece y negocia con la chica del mostrador, quien nos coloca en el vuelo a Phoenix del día siguiente. Bernard nos dice que podemos dormir en el aeropuerto, que ha reservado un hotel en Nueva York y se va a marchar de fiesta con sus amigos. Salva y yo nos quedamos estupefactos dado que nos deja allí para dormir en una silla durante toda la noche. Es increíble.

Bradenton

John se compra una pistola de aire comprimido en un supermercado porque dice que quiere salir a cazar. Me rio y le digo, "ok, cómprala". Vamos a pescar. Hay un gran lago allí y después de entrenar nos relajamos y pescamos. Después disparamos al fango. A continuación volvemos a casa y Bernard dice: "¿quién el el más hombre ahora? ¿vamos a dispararnos los unos a los otros?" en tono de broma.

John dice "yo lo haré". Coge la pistola y le dispara, haciéndole sangrar en las piernas. Entonces Bernard dice "ahora tú debes hacerlo... lo haces o no eres un hombre". De manera que John lo hace. Después disparan a Salva también. A continuación dicen que es mi turno... pero me marcho a la habitación y me pongo cuatro o cinco pares de pantalones antes de que me disparen. Realmente no noté nada. Hacemos un vídeo de ello y parece divertido en el momento. Es realmente divertido

Miami

Se supone que Bernard va a entrenar con Kei Nishikori pero todo termina en un escándalo. No quiere jugar con él, de manera que se deja llevar. Están realizando este entrenamiento para encontrar ritmo, pero Bernard simplemente aporrea las bolas. pierde 6-1 en 10 minutos. Nishikori está realmente enfadado.

Su entrenador me dice que no volveremos a jugar con él nunca más. A Bernard no le gusta practicar con otros jugadores que participarán en el torneo.

Bernard tiene que jugar contra Andy Murray. Debería haber sido un buen encuentro. Bernard comienza bien, pero deja marchar un 40-15, pierde el saque y a partir de ahí deja de pelear por el partido. Creo que el 80% de sus derrotas se debe a abandonos (se rinde) o por lesiones. Aunque su apodo es 'tank machine' (haciendo referencia a su economía de esfuerzos).

Eso es lo que la gente le llama después de que John McEnroe dijera que tiró el partido ante Andy Roddick durante el US Open 2012. Todo el mundo hace bromas sobre él llamándole 'el depósito'.

También te puede interesar:

El padre de Tomic, detenido por romper la nariz a su sparring

Incidente de Tomic: versión del agredido

Comentarios recientes