Copa Davis: las semifinales a escena

Analizamos las semifinales de Copa Davis: Argentina vs República Checa; Serbia vs Canadá

Mientras Andy Murray se bata en duelo con el imberbe croata Borna Coric, número 1 del mundo júnior y reciente campeón del US Open de su categoría, Rafael Nadal discuta con Sergiy Stakhovsky sobre la arcilla de la Caja Mágica o Stanislas Wawrinka se enfrente al batallón ecuatoriano, en Belgrado y Praga, enclaves históricos del Viejo Continente, se estarán disputando una preciosas semifinales de una competición única, de otra categoría. Analizamos la penúltima ronda que disputarán en la capital checa, argentinos y centroeuropeos y en Belgrado, canadienses y serbios.

República Checa – Argentina. O2 Arena de Praga. Pista dura indoor.

El vigente campeón contra el eterno aspirante, una Argentina finalista en 1981, 2006, 2008 y 2011. Los checos cuentan con el jugador de ránking más alto (Tomas Berdych), un equipo consolidado, afición de su parte y una pista rapídisima. Fugaz. El Novacrylic Ultracushion acrílico que apenas agarra la pelota tras bote. Una superficie de enorme celeridad, usada también por el equipo femenino de Copa Federación en sus compromisos locales. Los europeos vienen de eliminar a Kazajstan sin su gran figura individual, con Lukas Rosol y Jan Hajek como protagonistas y de dar buena cuenta en febrero, en la primera ronda, de la Suiza de Stanislas Wawrinka, sobre el Rebound Ace de Ginebra. La determinación de Berdych en la competición por países crece exponencialmente en pistas indoor, donde el rozamiento del aire queda fuera como variable y la pelota se pierde más allá de cualquier límite de pista. Los puntos son cortos, el brazo cunde más que la mano y las defensas y los restos son difíciles hasta para los verdaderos genios del circuito.

Argentina buscará su quinta final bajo un contexto muy difícil. Su jugador más emblemático, el cordobés David Nalbandián, un talento que suspira deseos por esta competición, finalmente no estará sobre el O2 Arena al no estar totalmente recuperado de su doble operación de cadera y hombro. Confirmada además la baja de Juan Martin Del Potro en todas las eliminatorias en 2013 y el bache de juego que atraviesa su número 1, Juan Mónaco, añaden más dificultad a un equipo cuyo patrón de juego en sus integrantes está lejos de amoldarse al mencionado y velocísimo tartán checo. La duda quedaba en si seleccionar para el individual a Leonardo Mayer o Carlos Berlocq.

A priori la elección de Martín Jaite, el capitán sudamericano, puede decantarse a favor del tenista de Corrientes, quien en su enfrentamiento ante Andy Murray en el último US Open pudo arañar un set y ofrecer fases de buen juego. La envergadura de Mayer y la capacidad para dibujar golpes veloces y paralelos parecen más adecuados que el juego de desgaste de Berlocq. La clave quizás esté en el primer punto pues Berdych jugaría a continuación. Si Jaroslav Navratil opta finalmente, como así se dejó ver en el sorteo, a Radek Stepanek, puede tener Juan Mónaco la posibilidad de abrir positivamente la eiminatoria, sin olvidar el extraordinario temperamento y estilo de juego tan incómodo que ofrece Stepanek ante su público. Será interesante comprobar si Jaite ha preparado alguna táctica especial para intentar disminuir el potencial de un Tomas que parece estar en disposición de cualquier designio en sus partidos.

Serbia – Canadá. Belgrade Arena. Tierra batida indoor.

Una de las características de esta competición es que el local elige sede y pista en la que disputar la eliminatoria, una suerte circunstancial que aporta mayor contenido tenístico. Se ha de buscar la superficie que más favorezca a tus características siempre y cuando, y sin excepción, no potencie las del contrario. Aún con la actual política de homogeneización de los diversos pisos en los que se disputan los partidos, sigue siendo crucial la opción elegida. Los serbios, con el número 1 del mundo a bordo esta vez, han elegido la arcilla para enfrentar a jugadores que son catapultas sobre cemento (y más indoor) pero que bajan seriamente sus prestaciones en el polvo de ladrillo. Milos Raonic y Vasek Pospisil tendrán una tremenda empresa por acometer en la tierra de Belgrado. Su potencia no será tal, los intercambios se alargarán, el público balcánico bramrá y derrotar a 5 sets a un tal Novak Djokovic parece un hazaña.

Las opciones canadienses pasan por Janko Tipsarevic, cuyos enfrentamientos ante Raonic y Posipisil igualan la contienda. La responsabilidad recaerá en el joven finalista de Montreal, que tendrá que realizar el mejor tenista de su carrera para mantener con opciones de llegar al domingo a su país. El doble Bozoljac-Zimonjic vs Nestor-Pospisil será uno de los duelos del fin de semana. Veremos si se llega con un 2-0, un probable 1-1 o un a todas luces sorprende 0-2, si Vasek Pospisil derriba a Djokovic en esas mágicas jornadas de Copa Davis (aquel Federer-Isner en arcilla indoor en Suiza).

El recuerdo de 2010 estará presente. Allí Novak Djokovic levantó su primera Copa Davis, se rapó el peló y 11 meses después era el mejor jugador del mundo sin discusión, en un año inenarrable. La inexperiencia de los norteamericanos parece clave. Si Martin Laurendeau consigue inocular en sus púpilos un carácter competitivo peor a la vez despreocupado y exento de peso y responsabilidad real al resultar los no favoritos, puede haber eliminatoria. Será su primera eliminatoria lejos de territorio local. Favoritos Serbia y República Checa. Seguramente muy favoritos, con porcentajes muy altos en tal condición. Pero la Copa Davis es otra cosa.

Tambien puede interesarte:

Copa Davis: Playoff Grupo Mundial

LA APUESTA del día

Comentarios recientes