Djokovic sobrevive a Wawrinka

El número uno consiguió salir indemne del duro test al que le sometió el tenista de Lausana

Novak Djokovic parece indestructible en Grand Slams. Sea cual sea la situación complicada en la que se encuentre, consigue salir indemne con maestría. En el dia de hoy, protagonizó una durísima batalla a cinco sets junto al suizo Stanislas Wawrinka, que demostró tener la madurez necesaria para complicarle mucho el partido a todo un número uno del mundo como es el serbio. A pesar de la inexperiencia lógica de disputar su primera semifinal de Grand Slam, el pupilo de Magnus Norman nunca le perdió la cara al partido y luchó hasta la última bola. Djokovic, que llegó a estar dos sets a uno abajo, consigue sobrevivir y llegar a su quinta final del US Open, la cuarta consecutiva.

Hay jugadores a los que parece que no se puede derrotar. Tenistas que parecen imbatibles en determinadas superficies. Pasó con Roger Federer en hierba durante más de un lustro. Pasa con Rafael Nadal en tierra, donde su dictadura desde 2005 sigue aún vigente nueve temporadas después. Y en pista dura, el claro dominador es Novak Djokovic. El tenista de Belgrado, batió a Stanislas Wawrinka en el día de hoy y suma siete presencias consecutivas en finales de Grand Slams disputadas sobre cemento. Pero su partido de semifinales no fue nada fácil.

Stanislas Wawrinka salió a la inmensa Arthur Ashe sin miedo y sin presión. Es de suponer que haber eliminado al vigente defensor del título te da una confianza para afrontar los siguientes retos en un torneo. Y más si es todo un Grand Slam como el US Open. El tenista de Lausana cosió a golpes ganadores a Andy Murray en cuartos de final, desarbolando todo el sistema de juego del escocés, que se perdió entre un mar de nervios e imprecisiones.

En el día de hoy, la estrategia llevada acaba por Norman y el propio Stan era clara. Para herir a Djokovic y hacerle sangrar debía mantener alejado al serbio de la línea de fondo y dominar con su golpe de revés. Además, el drive no podía tener las fisuras que acostumbra a tener con las grandes raquetas del circuito. Con el plan de juego bien claro, el suizo salió en tromba. El número uno nos recórdó a ese tipo con dudas, el mismo que cedió el primer parcial ante Mikhail Youzhny. Dubitativo al servicio, el pupilo de Marian Vajda entregó hasta tres veces su saque para acabar perdiendo la primera manga por un tanteo de 6-2.

Otra nueva rotura de servicio a favor del suizo y el día se ponía feo para Djokovic. Una derrota en el día de hoy y una victoria final en el torneo para Rafael Nadal significaría ceder la primera plaza de la clasificación mundial en favor del balear. Por eso, y porque quiere mantener intactas las opciones de ser el dominador del tenis a fin de año, debía remontar el marcador adverso. Atrincherado en el fondo de pìsta y con las ideas bien claras: había que forzar el error de un Wawrinka en estado de gracia.

La mayor experiencia de Nole le hizo recuperar la desventaja e imponerse en el desempate del segundo parcial. A pesar de ello, la tónica general del partido seguía yendo a favor del Stanislas, que consiguió de nuevo un break haciéndose con el tercer parcial. El campeón de 2011 estaba a tan solo un acto de despedirse de Flushing Meadows. Pero desde las puertas del averno resurgió una figura dispuesta a llevarle la contraria a la furia y el vehemente golpeo del de Lausana.

Llegada la batalla a su último estertor, la figura del gran dominador de la pista dura fue demasiado para un Wawrinka que intentó conseguir la hazaña de batir a un top3 por segundo partido consecutivo. Djokovic rompió en el quinto juego, dos después de una durísima lucha en el tercero que duró más de veinte minutos y que dejó al suizo sin gasolina, lo que se demostró en el resto del parcial. Acaba el encuentro y ambos se funden en un caluroso abrazo. Pero como ya ocurrió en Melbourne, Djokovic sale ganador. Sobrevivir a Stan fue la primera piedra en el camino para construir su cuarto cetro en Australia. En esta ocasión, derrotar al décimo jugador del ranking ATP le catapulta hacia su quinta final en el US Open, y la cuarta que alcanza de forma consecutiva. Espera ya a Nadal dispuesto a reeditar el espectáculo duelo que ambos nos brindaron hace dos ediciones.

LA APUESTA del día

Comentarios recientes