Azarenka vs Serena: la final soñada

Las dos grandes favoritas se deshicieron de Pennetta y Li respectivamente y reeditarán el partido por el título de 2012

Serena Williams y Victoria Azarenka reeditarán en 2013 la final que ya pudimos ver en la pasada edición del US Open. Las dos mejores jugadoras de la WTA cumplieron los pronósticos y sellaron su pase al último partido del torneo que ha de disputarse el próximo domingo en la Arthur Ashe Stadium. Primero jugó la bielorrusa, que tras un primer set dubitativo acabó imponiéndose a la italiana Flavia Pennetta por un marcador global de 6-4 y 6-2. Williams, por su parte, no dio opciones a una Na Li que no pudo respirar ante el infernal ritmo de bola de la #1 del mundo. A pesar de solo conseguir sumar tres juegos en todo el encuentro, la china salvó hasta seis bolas de partido antes de entregar definitivamente el partido en manos de la estadounidense. Todo está preparado para la gran final la que todos esperaban una vez conocida la baja de Maria Sharapova días antes de darse inicio el evento.

Celebra Victoria Azarenka su pase a la final del US Open. No ha cuajado una actuación brillante, pero a estas alturas del torneo cada triunfo vale su peso en oro. La vorágine de desaciertos en el primer set de su partido de semifinales ante Flavia Pennetta fue compartida por su rival y juntas nos regalaron un parcial inicial para olvidar. Pasando por alto lo errático del tenis de la bielorrusa en ese primer tramo de partido, la segunda mejor raqueta del mundo consigue vencer sin jugar bien. Tras entregar la italiana el set que abría el encuentro, Azarenka supo imprimir esa marcha más para desarbolar las opciones de su oponente.

Durante el torneo, la jugadora de origen soviético ha tenido algunos problemas para sacar adelante determinados partidos. Si bien es cierto que comenzó la primera semana sin apenas problemas -solo cuatro juegos cedidos en total ante Pfizenmaier y Wozniak- se le volvió a atragantar Alizé Cornet. La francesa, al igual que en Roland Garros, hizo gala de su coraje y de su garra para arrebatarle el primer parcial a Vika. Tras superar esa primera complicación, le llegó un reto aún mayor que también superó tras remontar un set adverso ante Ivanovic. Afortunadamente para la bielorrusa, tanto Pennetta hoy como Hantuchova en cuartos de final sucumbieron de forma más o menos clara aunque el juego de Vika no gozó tampoco de una excesiva brillantez que hiciese sepultar de una vez por todas las dudas sobre su juego.

De todos modos, para Victoria Azarenka llegar de nuevo a la final del US Open tiene mucha importancia. En primer lugar, porque los puntos conseguidos en Nueva York la confirman como la número dos de la Race, la clasificación que da acceso al torneo de maestras de Estambul, poniendo tierra de por medio con la ausente aquí Sharapova. También es una buena noticia saber que su particular hegemonía en cemento -compartida en cualquier caso con Serena Williams- sigue vigente. La tenista de Minsk acumula con esta final cuatro presencias consecutivas en el último partido de un Grand Slam disputado sobre pista dura. Bicampeona en Melbourne, quiere conseguir su primer entorchado en Flushing Meadows. El año pasado llegó a servir para tumbar a Williams y alzarse con el trofeo pero acabó sucumbiendo engullida por la presión de lograr la machada.

Y si Azarenka no llega a la final ofreciendo un gran nivel la otra cara de la moneda la encontramos en Serena Williams. La tenista estadounidense solo ha cedido dieciséis juegos en los seis partidos disputados antes del último partido, en el que se juega el título. Un dato totalmente monstruoso que deja bien a las claras el claro dominio que posee la número uno del mundo sobre el resto de jugadores. Su compatriota Sloane Stephens, que consiguió caer de forma digna (6-4 y 6-1), ha sido la rival que más juegos le ha hecho en este US Open. Hay que destacar la exhibición de hoy ante Li, y el impresionante partido que cuajó ante Schiavone en primera ronda. Dejó a toda una ex campeona de Roland Garros en solo un juego.

El favoritismo por tanto, es para Serena Williams. Juega ante su público y no parece que Azarenka pueda impedirle ganar su quinto US Open y su decimoseptimo Grand Slam. Sin embargo, la estadounidense debe ser cautelosa. Enfrente va a tener a una jugadora a la que domina por 12-3 en los duelos directos, pero que en este curso la ha batido en dos de las tres ocasiones en las que se han visto las caras. En la final de Doha, torneo en el que Williams recuperó el primer puesto del ranking la WTA, la bielorrusa pudo con Serena. La tenista de Michigan obtuvo la revancha en la final de Roma, segundo torneo que disputaba Azarenka tras estar más de dos meses alejada de las pistas por una lesión de tobillo.

La espada de Damocles de las lesiones no parece haber dado mucha tregua esta temporada a Vika, que también se vio obligada a abandonar en Wimbledon tras lesionarse en la rodilla en la primera ronda. Sin embargo, ya recuperada físicamente de sus diferentes percances, fue capaz de ganar hace apenas dos semanas a Serena en la final de Cincinnati jugando a un nivel espectacular, y manteniendo a la estadounidense lejos de la línea de fondo. Para poder repetir de nuevo esa gesta, deberá servir mucho mejor que en el partido de hoy y no dejarse dominar en los intercambios. En principio, parece complicado ver a Williams perder en esta edición del US Open, pero si alguien puede batirla, esa no es otra que Victoria Azarenka. Hagan sus apuestas, tienen hasta el domingo.

LA APUESTA del día

Comentarios recientes