US Open 2013: partidos a seguir en el día 6

Apuntamos unas líneas de actividad a contemplar durante la sexta jornada de competición en Flushing Me

Una selección de partidos a seguir durante el día 6 del US Open. Será una jornada que sirva para abrir la tercera ronda en el cuadro masculino y sellar tal fase en la modalidad individual femenina. El torneo comienza a configurar la lista de supervivientes que alcanzan el ecuador de la pruebas, ofreciendo con el paso de las jornadas enfrentamientos de creciente atractivo. Flushing Meadows se sumerge en el primer fin de semana cumpliendo los plazos previstos.

La amenaza de un mal recuerdo, la ruptura de un techo personal, la alternativa de una antigua campeona o el aprovechamiento de un cuadro abierto son algunas de las narrativas destacadas durante el primer sábado de competición en Nueba York. En Punto de Break apuntamos una serie de encuentros a observar durante la sexta jornada de actividad en Flushing Meadows.

María Kirilenko v Simona Halep (Louis Armstrong Stadium – primer turno)

¿Puede la rumana seguir rompiendo sus límites en 2013?

Un pulso sin los grandes nombres de una pista central pero con los condimentos para convertir la colisión en uno de los partidos de la primera semana. Por un lado, Halep, una mujer con una tremenda habilidad la anticipación y la ubicación precisa de pelota especialmente hábil en trayectorias paralelas. Un perfil intermedio entre las grandes pegadoras y los puros perfiles defensivos. Por otro, Kirilenko, una tenista con una capacidad atlética privilegiada capaz de cernir sombra en cualquier área del cuadrilátero. Un carácter concienzudo dispuesto a apretar los dientes. Dos piezas cuyas virtudes encajan como los fragmentos de un puzzle. Si ambas muestran su mejor versión, puede surgir un partido agónico. Ecuación clara: intercambios prolongados. La rumana, que ha pasado de cero a cuatro títulos en un abrir y cerrar de ojos durante el verano, es una de las revelaciones del curso que llega al partido sobre patines. Tetracampeona en 2013, incluyendo un cetro la semana previa a Nueva York, tan solo Serena, indiscutible número 1, ha alimentado más el palmarés esta temporada. La rusa, un misil en Flushing Meadows, apenas ha entregado seis juegos en cuatro sets. A tener en cuenta, claro, el factor escénico. A Halep, que no conoce las segundas semanas en los grandes, le faltan dientes en según qué ambientes. A Kirilenko, que jamás obró triunfos más allá de la ronda de las 32 mejores en Nueva York, no le sobran colmillos en estas lides. Las incursiones en mitad de pista de la moscovita, una de las manos más privilegiadas en cinta del circuito, pueden suponer un elemento desestabilizador en el choque. La primera colisión entre dos top20 en el US Open 2013 promete emociones fuertes.

Feliciano López v Milos Raonic (Court 17 – segundo turno)

¿Quién gestionará mejor la ventana abierta en el horizonte?

Si buscamos un partido que enfrente a dos perfiles que opten por el intercambio corto, toledano y canadiense deben de aparecer entre los primeros hombres de la lista. Una colisión que opone a dos poderosos servicios, estos dos amigos dejarán a un lado la agradable relación que les une fuera de pista para soltarse en un intercambio de manotazos. Milos no ha cedido una manga en los dos primeros encuentros, apartando los temblores observados por momentos en su esquema durante Montreal y Cincinnati. Feliciano aborda su Grand Slam más regular, el único donde ha logrado múltiples victorias en las últimas cuatro ediciones. La velocidad de la pista invita al español a poner en práctica el estilo de saque y volea, un patrón con el que el joven Milos no debe de estar muy familiarizado. El canadiense estará obligado a encontrar precisión extra desde la devolución, un terreno bastante yermo en su repertorio. El español, tampoco un adalid de las destrezas reactivas, tratará de sobrevivir entre morteros. Un sector del cuadro aún más abierto con las bajas de Janowicz y Gulbis, hace soñar a cualquiera con un asumir un posible caminar hasta las semifinales de un Grand Slam.

Svetlana Kuznetsova v Flavia Pennetta (Court 1 – primer turno)

¿Mostrará este pulso de veteranas una continuidad histórica?

Un pulso que pertenece a un lustro anterior. Dos mujeres detenidas por las lesiones parecen haber recuperado el tono físico que les llevó a los escalones nobles de la disciplina. Pennetta, tres veces cuartofinalista en Nueva York, viene de someter con holgura a la número 5 del mundo Sara Errani. Kuznetsova, junto a Serena la única mujer en el cuadro que sabe lo que es coronar Flushing Meadows, respira tras una batalla física ante la china Peng. Puede que ambas prefieran el polvo de ladrillo, pero pueden adaptarse a todo tipo de superficies. Con apenas dos encuentros en las piernas, el factor físico puede que no juegue un papel decisivo en favor de Svetlana, pero sí debiera hacerlo el historial o la experiencia en este tipo de escenarios. Svetlana nunca ha cedido con Flavia, dominando el cara a cara particular por 5-0, incluyendo todas las mangas competidas sobre cemento. De vuelta en el top30, la rusa ha construido buena parte de su retorno en los Grand Slam, firmando cuartos de final en ambos grandes competidos durante 2013 (Australia, Roland Garros), siendo únicamente detenida por las postreras campeonas (Azarenka en Melbourne, Serena en París). El sector más abierto del cuadro femenino permite pensar en grandes objetivos. Aun proclive a la desconexión, para una mujer que declaró tener un Grand Slam en las piernas, puede ser suficiente estímulo de concentración.

John Isner v Philipp Kohlschreiber (Louis Armstrong Stadium – tercer turno)

¿Podrá el estadounidense revertir el drama de 2012?

Cuando la primera raqueta estadounidense inicie la colisión ante el talento alemán un cúmulo de pensamiento recorrerá su mente. Por un lado, es el regreso a la Louis Armstrong. Esa pista que en la segunda ronda mostró sus simpatías apoyando a Monfils levantando la indignación en el tenista de Carolina del Norte. No tan proclive a llevar en volandas a un jugador menos carismático como Kohlschreiber, el gigante local puede confiar esta vez en el incontestable arropo de la grada. Por otra parte, sin embargo, encuentra una reminiscencia reciente. En 2012, también en la tercera ronda, Philipp terminó con las ilusiones de Isner en el US Open. Dejando escapar una renta de dos mangas en la Arthur Ashe, Isner cedió en cinco sets ante un hombre de consistencia probada. El estadounidense lleva dos temporadas sin cruzar el ecuador de un Grand Slam. Aprovechando la inercia de la final alcanzada en el Masters de Cincinnati, parece un buen momento para volver a dar un paso al frente. El alemán, que ya batió en su día a Djokovic en Roland Garros o a Roddick en el Abierto de Australia, sabe lo que es protagonizar mayores sorpresas que la necesitada aquí en grandes escenarios. Confianzas las justas.

Favoritos:

Roger Federer v Adrian Mannarino (Arthur Ashe Stadium – quinto turno) – Puede ser la culminación de la primera semana para el helvético. Por ahora, Nueva York ha observado a un hombre pragmático, inspirado al servicio y con soltura a la hora de soltar la derecha. Un tenis certero a tres golpes con incursiones en mitad de pista como valor continuo. Partidos cortos y oxígeno en las piernas. Tiene el de Basilea delante a un hombre que alcanzó la segunda semana en Wimbledon. Tras el año que arrastra Roger, cada pulso es una incógnita.

Rafael Nadal v Ivan Dodig (Arthur Ashe Stadium – segundo turno) – El mallorquín lleva al pulso montado en una racha de 17 victorias sobre cemento. Enfrente, sin embargo, tendrá a un hombre que hace suyo el único precedente competido sobre cemento. El croata, un adalid del juego directo y los golpes paralelos, apostará por no dar ritmo alguno al choque. El tipo de juego que ha sorprendido a Nadal en Grand Slam. Un oponente que se antoja más peligroso en la primera ronda que en el entorno de un tercer partido con rodaje acumulado. Buena piedra para afilar reflejos con vistas a la segunda semana.

Alizé Cornet v Victoria Azarenka (Louis Armstrong Stadium – segundo turno) – Cuando colisionaron en el pasado Roland Garros, surgió un encuentro atroz donde la francesa gobernó el primer set antes de derretirse. Aquello tuvo lugar en su suelo predilecto, el peor de Victoria. En superficie dura, la aguja debe de virar gravemente en favor de la bielorrusa. Apenas ha cedido cuatro juegos en dos partidos, ganando todos los games salvo uno al resto, uno de sus principales argumentos. Mucho más estable a nivel competitivo que la francesa, debe sellar el billete a la segunda semana.

Comentarios recientes