Nadal: "El US Open dejará las cosas claras en el ranking"

El mallorquín, en rueda de prensa previa al torneo, reflexiona sobre el último Grand Slam de la temporada

Rafael Nadal realizó la comparecencia de prensa previa al US Open 2013. El español, que cerrará la sesión de día este próximo lunes ante el estadounidense Ryan Harrison, ya cuenta las horas para su estreno en Nueva York. En palabras recogidas por el diario galo L'Équipe, el tenista mallorquín se expresó sobre una variada gama de narrativas que rodean su presente en el Gran Slam neoyorquino.

El número dos del mundo, que podría ser uno al salir de Flushing Meadows, mostró sus sensaciones ante la posibilidad de coronar el escalafón masculino. También valoró el arquetipo de juego más agresivo que viene implementando para proteger sus articulaciones de excesivo desgaste, el carácter invicto con el que llega sobre canchas duras a La Gran Manzana o el significado que tiene volver a Nueva York tras la ausencia de 2012. En definitiva, su cuadro de sensaciones antes de afrontar el último major de la temporada donde no son pocos quienes le colocan como principal candidato al trono.

Rafael Nadal realiza un sesión de entrenamientos en Flushing Meadows

Con 15 victorias en otros tantos partidos a la espalda sobre canchas de cemento, una cosa queda clara: el balear conjuga a la perfección las leyes del suelo duro. Certero al servicio, adelantando su posición al resto y buscando un patrón directo desde el primer impacto, el mallorquín no ha doblado la rodilla en todo el curso. Rafael, que arriba a Nueva York siendo el único hombre en activo capaz de gobernar el doblete Canadá-Cincinnati - algo inédito en la última década, llega convencido en la receta de su éxito.

"Estoy jugando de manera más agresiva, pero si hago esto es porque puedo jugar bien. Eso es lo más importante. Es cierto que trato de impactar antes la pelota y he trabajado para hacer mi juego más directo. Pero no podemos olvidar que en el pasado he tenido buenos resultados en esta superficie. No es como si hubiera cambiado todo de manera alocada de la noche a la mañana" defiende el campeón de 2010, doble ganador de Grand Slam sobre pista dura desde hace tres años.

"Gané, pero ha habido partidos en los que podría haber perdido: en Montreal ante Novak o con Roger en Cincinnati. Pero con la confianza jugué mejor y pude batir a oponentes muy importantes. He ganado dos grandes torneos antes de llegar aquí y trataré de hacer lo mejor en este US Open" responde sin que el pasado reciente sea motivo para relajaciones.

Su impecable camino en la gira preliminar le coloca ante una circunstancia de añeja impronta. Por primera vez desde que cediera el trono ATP en el verano de 2011, el mallorquín entra en un evento con la opción de recuperar el número 1. "Sería mejor hablar sobre eso después de este torneo. Creo que el US Open marcará una gran diferencia. No estoy diciendo que todo se vaya a decidir aquí, pero sí que dejará las cosas más claras" advirtió un Rafael que no protege puntos en Nueva York mientras que su máximos oponentes en las listas, el serbio Djokovic y el escocés Murray, defienden estatus de finalista y campeón respectivamente.

"Estoy en una buena posición pero nada es decisivo porque hay 2.000 puntos en este Grand Slam. Si estoy aquí es porque jugué de manera fantástica. No debemos olvidar que tengo tres ceros en mi camino (Australian Open, Miami, Wimbledon) y eso marca mucho para ser número 1. Pero lo intentaré. A la prensa le gusta hablar sobre ello, pero no es mi objetivo ser número 1. Mi objetivo es ser competitivo y terminar la temporada con buenas sensaciones. Siendo número 1 o no, mi año habrá sido fantástico".

Rafael Nadal se ejercita en Nueva York ante la atenta mirada de Roger Federer

Campeón en 2010 y finalista en 2011, el balear ha pisado el último partido en sus dos presencias más recientes en La Gran Manzana. Un enclave especial que evoca grandes sensaciones en el interior del español. "Tener un evento así en una de las ciudades más importantes del mundo es fantástico para nuestro deporte. La pasada temporada tuve que verlo por televisión, pero esta vez tengo la opción de estar presente y eso es genial" indica antes de detallar la predisposición al trabajo encarnada en fases duras y remarcar la filosofía de vaciarse en cada momento.

"También tuve la suficiente fortuna de estar preparado para tener la actitud correcta y ser capaz de dar lo mejor de mí en cada momento. Pierdo, gano. Pero lo que es seguro es que doy todo en los entrenamientos y que daré todo en los encuentros. He hecho mi última sesión de prácticas antes de la primera ronda, y eso es lo que cuenta ahora. Estoy concentrado en Ryan Harrison, que será un rival peligroso" advirtió.

Este US Open 2013 será el primer Grand Slam sobre cemento que disputa Nadal desde Australia 2012, 18 meses atrás. La pista dura a cinco mangas es una de las incógnitas no encaradas tras la baja competitiva más prolongada de su carrera. Cuestionado sobre si sigue considerando el cemento la peor superficie para sus articulaciones el mallorquín ofreció su postura.

"No soy médico. Ésta es una conversación que tuvimos ya centenares de veces y a veces he sentido como si no tuviera el derecho a hablar sin ser acusado de estar quejándome sólo porque tenía mejores resultados en tierra batida. Pero hoy tengo buenos resultados en esta superficie. Me encanta jugar en ella y me encuentro con confianza. La verdad es que ya no es una cuestión sobre mi generación y si hablo lo hago por las venideras: estaría bien que ATP encontrase una solución porque pienso que las pistas duras todavía son demasiado agresivas para tener una carrera larga" cerró.

El balear, cuyo pulso de apertura está programado para el tercer turno del 26 de agosto, debiera comenzar su andadura en el US Open 2013 el lunes en torno a las 21.00 horas.

También te puede interesar:

Nadal: "Es la manera perfecta de llegar al US Open"

US Open 2013: Nadal y la opción del número 1

US Open 2013: análisis del cuadro masculino

Tim Henman: "Nadal es favorito en el US Open"

Comentarios recientes