US Open 2013: cuadro individual masculino

Analizamos, sector por sector, los cruces de los principales favoritos en el último Grand Slam de la temporada

Celebrado en Nueva York el sorteo del cuadro individual del US Open, ya se conocen los cruces de los 128 hombres que desde el próximo lunes se lanzarán a la conquista del último Grand Slam de la temporada. En consecuencia, queda trazado el potencial cuaderno de navegación que los principales cabezas de serie del torneo (Novak Djokovic, Rafael Nadal, Andy Murray y David Ferrer) deberán superar sobre el cemento azul cobalto para besar el trofeo de campeón en la ciudad que nunca cierra los ojos. 

Algo queda claro tras la composición del cuadro: la final de 2012 no se repetirá porque Djokovic y Murray caminan juntos en la parte alta del cuadro, por lo que se encontrarían en unas hipotéticas semifinales. Nadal, al que su estrenada condición de número dos del mundo permite esquivar al serbio hasta una teórica final, cruzaría con Federer y Ferrer antes del partido por el título si la lógica del ránking se impone. Para eso, sin embargo, restan dos semanas de batallas a corazón abierto donde los jugadores gastarán las últimas reservas de energías almacenadas tras un curso frenético. En Punto de Break diseminamos los hipotéticos caminos de los principales favoritos antes de que la bola sea lanzada al aire por primera vez en esta edición. 

Primer cuadrante: Novak Djokovic

"Nadal está siendo el mejor jugador del mundo". Con esa sincera confesión, rechazando representar la figura del favorito, acorde con su posición en la clasificación, aterriza Djokovic en el evento que cierra el círculo de los cuatro grandes torneos que conforman el circuito. La realidad es la siguiente: Nole asiste como espectador a una película que ya ha protagonizado. En 2012, cuando perdió en la final de Roland Garros con Nadal, dejando escapar la histórica oportunidad de inscribir su nombre en los cuatro torneos más importantes del planeta, el serbio compitió como el extraordinario jugador que es, pero desprovisto de ese halo de invulnerabilidad que otrora le catapultase a dominar el circuito con mano de hierro sin mostrar síntomas de debilidad. Así perdió en semifinales de Wimbledon, cedió dos partidos que le aseguraban una medalla en los Juegos Olímpicos de Londres y fue derrotado en el pulso por la corona del US Open ante Murray. En 2013, la herida es considerablemente más profunda. Además de volver a salir derrotado de París, errando nuevamente en el objetivo sobre el que ahora mismo gira su carrera, Djokovic sintió como Nadal le dominaba en su terreno cuando más de tres años después le dobló las rodillas sobre cemento. El serbio ha visto como Nadal le recortaba más de 3000 puntos en dos torneos para empezar a sentir su aliento en la nuca y como, en función de los resultados, podría arrebatarle el número uno del mundo en Flushing Meadows. Sin haber pisado la final en ninguno de los cuatro Masters 1000 disputados sobre cemento en 2013 y con la sensación de tener el duelo mental perdido con su principal enemigo llega el balcánico al US Open. Nada de esto, sin embargo, le descarta para el título. Nole, un competidor insaciable, aspira a todo en la última carrera de fondo de la temporada. 

Djokovic iniciará su andadura en Nueva York ante el lituano Ricardas Berankis, 126 mundial. Cargado con la etiqueta de ser uno de los guardianes de la nueva generación, el joven de 23 años denota cierta sensación de anquilosamiento. Superado el escollo inaugural, el serbio cruzaría con Lukas Rosol antes de repetir el duelo que le midió en Roland Garros contra Grigor Dimitrov. El peligro del búlgaro, que eliminó a Djokovic en segunda ronda de Madrid, pasa en cierta medida por la capacidad que tenga para mantener la calma en los momentos de inflexión del duelo. Luego, el número uno mundial enfrentaría a Del Potro, reviviendo el agónico partido de semifinales que ambos protagonizaron meses atrás en Wimbledon, a Murray, reeditando la final de 2012, y, finalmente, a Nadal. Una de las montañas más escarpadas entre los favoritos. 

Probable ruta de Novak Djokovic: R1 - Ricardas Berankis / R2 - Lukas Rosol / R3 - Grigor Dimitrov / R4 - Fabio Fognini / Q - Juan Martín Del Potro / SF - Andy Murray / F - Rafael Nadal 

Partidos interesantes en este sector: Tommy Haas v Paul-Henri Mathieu, Lleyton Hewitt v Brian Baker, Alexandr Dolgopolov v David Goffin.

Segundo cuadrante: Andy Murray

"Prefiero ganar más torneos del Grand Slam que ser número uno del mundo". Cristalino como los discretos resultados que acompañan al escocés en su asalto a Nueva York. Murray se encuentra ante un escenario inédito: deberá defender una corona de Grand Slam por primera vez en su carrera. ¿Cómo responderá el escocés frente a esa presión desconocida? La imagen mostrada tras proclamarse campeón de Wimbledon fue la de un globo que se vacía de repente. Un pinchazo. El escocés ha deambulado por Montreal y Cincinnati, resignado, como si en cierta medida hubiese cumplido el objetivo de su vida, como si su carrera estuviese enfocada a competir únicamente en los torneos del Grand Slam. Así lo demuestra la estadística: Murray ha alcanzado la final en los cuatro últimos grandes donde ha competido. En Nueva York, además de defender el título, pone en juego su orgullo. Demostrar que está capacitado para lidiar con las expectativas es tan importante como pelear por el tercer trofeo grande de su carrera. 

Un incómodo estreno deberá afrontar el escocés en el US Open lidiando contra uno de los últimos baluartes de un juego en extinción: el saque y red representado en la figura del francés Michael Llodra. Si superase el peligro de encarar a un virtuoso en una pista tan rápida, Murray encontraría un camino accesible hasta los cuartos de final (Hanescu, Monaco y Almagro, jugadores de un perfil moderado ante el que no debe sufrir) para afrontar la primera gran piedra en el camino: Tomas Berdych. El checo, nuevo número cinco mundial, apeó en 2012 a Federer y recientemente a Murray en Cincinnati. Por último, antes de intentar la revalidad de la corona, debería acabar con Djokovic para terminar luchando por el trofeo frente a Nadal en una hipotética final. 

Probable ruta de Andy Murray: R1 - Michael Llodra / R2 - Victor Hanescu / R3 - Juan Mónaco / R4 - Nicolás Almagro / Q - Tomas Berdych / SF - Novak Djokovic / F - Rafael Nadal

Partidos interesantes en este sector: Kevin Anderson v Daniel Brands, Juan Mónaco v Florian Mayer, Stanislas Wawrinka v Radek Stepanek.

Tercer cuadrante: David Ferrer

"Seguiré trabajando para mejorar mi nivel de estas dos semanas". Un metrónomo averiado. Las prematuras derrotas del alicantino en Montreal, contra Bogomolov Jr., y en Cincinnati, ante Tursunov, revelaron síntomas de irregularidad en un jugador acostumbrado a mantener una línea uniforme durante los últimos años, situación que le ha permitido ser la primera alternativa a Federer, Nadal, Djokovic y Murray, llegando incluso a aprovechar algún resquicio dejado por ellos para saborear brevemente la gloria. Este año, tras alcanzar en Roland Garros la primera final de Grand Slam de su carrera y quedar a las puertas de las semifinales en Wimbledon, a Ferrer se le atragantó la transición hacia la pista rápida, tropezando en los torneos preparatorios para el US Open. Pisa el cemento de Nueva York rodeado de incógnitas y con la obligación de defender las penúltima ronda lograda en 2012 (cayó frente a Djokovic) para no desplomarse en el ránking. El acondicionamiento no ha sido adecuado, pero Ferrer no queda fuera de los octavos de final de un Grand Slam desde Roland Garros 2010. Un seguro contra sí mismo.

El alicantino tiene el estreno más plácido de los principales cabezas de serie del torneo. Su primer partido en Flushing Meadows será contra un jugador de la fase previa, lo que debería ayudarle a recuperar las sensaciones desparramadas en los torneos de Montreal y Cincinnati. No obstante, medir fuerzas con un jugador con kilómetros sobre la superficie (tres partidos para acceder al cuadro final) podría actuar como arma de doble filo. Luego, emerge la figura de Roberto Bautista, un coterráneo que tolera a la perfección la velocidad del cemento. Si lo supera, el primer gran peligro: el letón Ernests Gulbis. Tan imprevisible como peligroso. Tan talentoso como irregular. A Ferrer le espera un auténtico paseo por el infierno si supera esa ronda encarando a Jerzy Janowicz, semifinalista de Wimbledon. Unos cuartos de final con Richard Gasquet, los más asequibles de los principales favoritos, serían el prólogo antes de afrontar el desafío de lo desconocido: Nadal y Djokovic como últimas barreras antes de la anhelada corona de Grand Slam.

Probable ruta de David Ferrer: R1 - qualifier / R2 - Roberto Bautista-Agut / R3 - Ernests Gulbis / R4 - Jerzy Janowicz / Q - Richard Gasquet / SF - Rafael Nadal / F - Novak Djokovic

Partidos interesantes en este sector: Roberto Bautista-Agut v Thomaz Bellucci, Janko Tipsarevic v Pablo Cuevas, Richard Gasquet v Michael Russell. 

Cuarto cuadrante: Rafael Nadal 

"Es un buen sentimiento llegar a Nueva York tras dos victorias en dos torneos muy complicados. Es positivo llegar aquí sabiendo que si soy capaz de seguir jugando como lo estoy haciendo, puedo tener la opción de hacer un buen resultado". Llega el mallorquín al último Grand Slam del curso tras rubricar una gira previa histórica por los Masters 1000 de Canadá y Cincinnati. Su inmaculado cuaderno de ruta sobre cemento (15-0 tras competir en California, Montreal y Ohio), inmaculado el resto de la temporada (9 títulos amarrados con un total 50 victorias y 3 derrotas) evidencia que es el mejor jugador de 2013. Con los pilares del cemento grabados a fuego en su cabeza (tino al servicio, posición adelantada al resto y agresividad como método para domar a los rivales), asalta el balear el templo en el que históricamente más trabajado le ha costado recolectar buenos resultados. Hay algo más que invita al número dos a contemplar el horizonte con optimismo. Nadal ha ganado 23 de sus últimos 24 partidos frente a los diez mejores jugadores del planeta. Una barbaridad. 

El mallorquín tratará de tomar temperatura en el último Grand Slam de la temporada ante el local Ryan Harrison, el mismo hombre que midió su estado sobre una pista rápida cuando el balear volvió a pisar el cemento en Indian Wells, su primer torneo en la superficie en once meses después de la lesión que le apartó de las pistas en 2012. Superado el estreno, Nadal encontraría una peligrosa mezcla de estilos representada en el canadiense Vasek Pospisil, el talentoso semifinalista de Montreal, Fernando Verdasco, que no compite desde que asombrase al mundo en Wimbledon tras dejar al borde del abismo a Murray (dominaba dos sets a cero en los cuartos de final), o John Isner, reciente finalista de Cincinnati, un sacador de 206 centímetros con la movilidad y tolerancia de un jugador acostumbrado a competir desde el fondo de la pista. Si sobrevive, esperaría un inédito encuentro en cuartos de final con Roger Federer (el US Open es el único grande donde no han cruzado argumentos), antes de encarar a David Ferrer (20-4 en duelos previos) y pelear por el título contra Novak Djokovic en la final del torneo estadounidense. 

Probable ruta de Rafael Nadal: R1 - Ryan Harrison / R2 - Vasek Pospisil / R3 - Fernando Verdasco / R4 - John Isner / Q - Roger Federer / SF - David Ferrer / F - Novak Djokovic

Partidos interesantes en este sector: Fernando Verdasco v Ivan Dodig, Bernard Tomic v Albert Ramos, Tommy Robredo v Marinko Matosevic.

Puedes consultar el cuadro individual masculino del US Open 2013 aquí.

Publicidad

Apuesta del día

Apuesta del día: Valencia - Espanyol / Liga BBVA

Este domingo nos quedamos en casa y no salimos de la Liga BBVA para analizar el partido que enfrenta a Valencia y Espanyol

Ver todas las apuestas del dia

Comentarios recientes