El pelotazo de Nadal a Djokovic en Montreal

Una bola del mallorquín, jugando en la red, impactó en la cara del tenista balcánico

Rafael Nadal protagonizó la escena llamativa del día al propinar un pelotazo a Novak Djokovic en las semifinales del Masters 1000 de Montreal. Por momentos, la temperatura en el partido subió debido al fortuito lance.

Era un punto delicado sobre el servicio de Nadal. Con 2-2 *30-30 en el tercer set. Rafa no encaró pelotas de rotura en toda la tercera manga, pero ésta fue una de las fases más críticas que encaró al servicio en el parcial decisivo.

Un intercambio en el que Rafa vuelca el juego sobre el flanco de derecha de Djokovic. Con su ala de golpeo menos hiriente y tensión en el tejado de Nadal, el serbio no da el paso al frente buscando un golpe paralelo con el que abrir la pista. Opta por masticar el punto con golpes cruzados.

Aunque no es un peloteo de gran intensidad, Rafa está imprimiendo bastante profundidad a la bola. Esto hace que Djokovic golpee en posición algo retrasada, un par de metros tras la línea, prácticamente pisando las letras. El balear detecta este factor y, de repente, busca cortar el rally con una dejada.

Nadal, recibiendo la mirada de Djokovic, se disculpa por el pelotazo

Djokovic lee pronto las intenciones de Nadal y, mostrando una gran explosividad de salida, llega a responder con una contradejada. Ahora es Rafa quien, plantado sobre la línea de fondo, se ve obligado a acelerar camino de la red. Llega con poco margen de acción para acunar la bola con su revés y traza un tiro que se proyecta sobre el cuerpo de Novak. El balcánico, sin tiempo de reacción, no puede evitar que la pelota le golpee en el rostro.

Inmediatamente su semblante muestra el enfado que recorre su cuerpo. Mira al suelo, levanta los ojos y queda clavado para reflajar su indignación. Lanza una furtiva mirada a Nadal, siquiera girando el tronco, mientras el mallorquín le pide disculpas en la red. Djokovic aparta los ojos del mallorquín sin aceptar la excusa, quedando Rafa sin saber qué hacer en la cinta.

Cabizbajo, Djokovic camina hacia la línea de fondo. Haciendo lo propio Nadal, se disculpa ante algunos abucheos que brotan en la grada.

Una acción que llamó la atención del propio Andy Murray, quien no dudó en actualizar su perfil de Twitter comentando el lance: "¡Nole acaba de recibir (un golpe) en la cara! ¡Esto ahora se podría poner interesante!"

Los ánimos, no obstante, parecieron quedar calmados una vez terminado el encuentro. En el momento de estrechar las manos en la red, un pequeño intercambio de palabras seguido por un abrazo entre español y balear puso el broche al partido.

Comentarios recientes