WTA Toronto: análisis del cuadro individual

Abordamos, cuadrante por cuadrante, los potenciales cuadernos de ruta de las principales favoritas al cetro canadiense

Celebrado en Toronto el sorteo del cuadro individual femenino del Premier 5 de Canadá, quedan establecidos los caminos de las 56 mujeres que bregarán por conquistar una de las grandes citas del estío, terreno de pruebas antes de encarar en el Abierto de Estados Unidos, el último Grand Slam de la temporada. Se conoce, en definitiva, el cuaderno de navegación que las principales cabezas de serie en cada sector (Serena Williams, Agnieszka Radwanska, Na Li, Petra Kvitova) deberán desbrozar para sellar un estímulo de autoconfianza apenas a dos semanas de la cita neoyorquina.

Con 17 de las 20 principales raquetas del circuito firmando acto de presencia, la competencia descarnada en el cuadro canadiense se antoja declarada. A imagen de una sede que alterna cada año entre las ciudades de Montreal y Toronto, el cuadro de honor muestra constantes sacudidas. Terreno ajeno a las dinastías deportivas, el historial reciente del evento presenta en sus últimas nueve ediciones nueve campeonas distintas. Desde 2006, incluso, nadie ha sido de pisar dos veces el último peldaño, arrojando catorce finalistas diferentes en los últimos siete años. Un deporte de tradiciones salpicado por una completa anarquía. ¿Continuará el baile de nombres en uno de los torneos de gran calibre más volubles del circuito femenino? En Punto de Break analizamos las posibles hojas de ruta de las principales favoritas antes de que las primeras esferas surquen el aire bajo el cielo de Toronto.

Primer cuadrante: Serena Williams

Una imagen se proyecta en la mente de la número 1 del mundo cuando rebusca en su memoria los retazos de esta fase del curso en 2012. Después de un Wimbledon que le devuelve condición de campeona de Grand Slam tras dos años de miserias, Serena vuelve a convertirse en un ciclón deportivo. Es imparable. En los torneos que bañan el verano y el otoño posterior al grande londinense Williams construye 24 victorias en 25 partidos, un expediente sin apenas mancha que cimentará su conversión en la mujer más veterana capaz de ocupar el ático WTA en la historia de la disciplina. En 2013, sin embargo, no cuenta con el estímulo del All England. Pero ha acentuado una tendencia proletaria. Serena ha tornado en una competidora de fidelidad bárbaramente afilada en períodos de entreguerras. Más voraz incluso que en los Grand Slam, viene desbrozando eventos de calibre medio sin compasión alguna. Cada torneo cuenta, y eso es una filosofía adherida al tuétano. Así, llama suyos los últimos cinco WTA disputados, alcanzando la final en los siete competidos esta temporada e incluyendo la reciente corona en Bastad, el evento más modesto de su trayectoria. Ya no hace distinciones. Desde el pasado agosto únicamente Azarenka ha podido detenerla en cemento. Y Victoria, baja de última hora, no competirá en Canadá. Como tampoco lo hará Sharapova, la número 3 mundial. Ni la alemana Lisicki, última verduga de Serena. Su visita más reciente a Toronto se saldó con corona. ¿Alguien puede detener la lógica?

Serena comenzará su camino canadiense enfrentando a la ganadora del pulso de primera ronda que opone a Chanelle Scheppers con Francesca Schiavone. Si es capaz de abordar el pulso inaugural ante cualquiera de ellas, su camino hacia unas potenciales semifinales arroja rivales rodeados de preguntas en sus respectivos regresos. Su hermana Venus, inactiva desde Roland Garros e incapaz de ganar un partido desde abril, vuelve a competición entre interrogantes como posible oponente de tercera ronda. Más probable parece la opción de Flipkens, brillante en Wimbledon, cuya digestión como semifinalista de Grand Slam está por comprobar. En el horizonte de cuartos de final, el retorno de Marion Bartoli con galones de campeona de grandes. En su pulso por tocar las semifinales, Williams convivirá con un puñado de mujeres sometidas a reválidas. El penúltimo peldaño le ubicaría ante la dominada Radwanska antes de abordar, si se cumple la lógica del ranking, a la china Na Li, quien siempre le forzó tiebreaks, sets de doce juegos o mangas arrebatadas. Una de las rivales más insumisas jamás encaradas.

Probable ruta de Serena Williams: R1 - bye / R2 - Francesca Schiavone / R3 - Kirsten Flipkens / QF - Marion Bartoli / SF - Agnieszka Radwanska / F - Na Li

Partidos interesantes en este sector: Venus Williams v Kirsten Flipkens, Svetlana Kuznetsova v Lauren Davis, Magdalena Rybarikova v Alexandra Dulgheru

Segundo cuadrante: Agnieszka Radwanska

Es una competidora que aboga por perder la memoria. Una artista de la improvisación que desea difuminar cualquier apunte de la cabeza. La jugadora de Cracovia trata de mirar al frente para olvidar lo que dejó atrás: esa oportunidad perdida en Wimbledon, siendo la semifinalista de mayor ranking, palmarés y experiencia, para haber sellado su primer Grand Slam. La receta: suplir con abundantes partidos la presencia de un amargo recuerdo. Así, con la voluntad de soterrar ese episodio entre los polvos del lejano pensamiento, ha cargado como ninguna favorita su calendario de verano. Remangada desde el 24 de julio, ninguna top10 comenzó tan pronto su temporada de cemento. Mientras algunas rivales tengan en Canadá el inicio de la gira, Toronto será la tercera pista dura bajo las zapatillas de Agnieszka. Finalista en Stanford y derrotada por la postrera campeona en Carlsbad, la polaca ha sido detenida por figuras que han completado el trabajo. Eso puede ser un consuelo menor. Eso, también, es trabajo adelantado de cara al Abierto de Estados Unidos. El único Grand Slam donde no ha alcanzado el antepenúltimo peldaño. Convive Agnieszka en un ejercicio de fe, en tierra de nadie pero sin. Si en Wimbledon, el torneo más prestigioso con todas las grandes presentes, se abrieron las puertas del cielo, ¿por qué no soñar en Toronto con ausencias señaladas entre la élite?

La polaca ha quedado encuadrada en un sector salpicado de agujas, probablemente el más áspero de todas las favoritas. Sin pulsos de acoplamiento. Su reanudación competitiva sobre cemento tendrá lugar ante la ganadora del choque inaugural que enfrenta a Yanina Wickmayer y Laura Robson, siendo la británica artífice de un severo correctivo durante la gira de tierra. El siguiente frente pudiera suponer un nuevo capítulo ante rostros emergentes. Sloane Stephens, semifinalista de Grand Slam sobre el cemento de Melbourne, ante quien Agnieszka ha precisado sets finales en cada precedente. O la francesa Mladenovic, insertada en top40 con 20 años, cuyo torrencial servicio y querencia por el impacto plano puede desafiar las numantinas defensas de la sutil polaca. Sara Errani, tan empecinada en cemento como pueda serlo en tierra, actuaría como último escollo ante de pensar en semifinales en un sector donde emergen otros nombres de altura como Kirilenko, Cornet o Safarova. En el penúltimo peldaño la empresa jamás abordada de Serena Williams antes de sumergirse en su tormento de cemento (1-5) ante Li Na. Un campo de minas para la sutil mariposa.

Probable ruta de Agnieszka Radwanska: R1 - bye / R2 - Laura Robson / R3 - Sloane Stephens / QF - Sara Errani / SF - Serena Williams / F - Na Li

Partidos interesantes en este sector: Yanina Wickmayer v Laura Robson, Kristina Mladenovic v Sloane Stephens, María Kirilenko v Petra Martic

Tercer cuadrante: Na Li

Para la tenista china pisar suelo canadiense es sinónimo de regresar a un nido de sensaciones. Una jugadora con tradicional tendencia a la irregularidad competitiva, tiene en tales latitudes el retorno a uno de los últimos terrenos donde fue capaz de cultivar una autoridad sostenida entre semanas. Doce meses atrás iniciaba en el torneo de Montreal su relación profesional con Carlos Sánchez, y hermanada con el arquitecto de la carrera de Henin disparó su rendimiento en pistas duras. La superficie que le vio tocar la final canadiense para posteriormente coronar Cincinnati. Rendimientos que le permitieron llegar al WTA Championships y continuar machacando al frente en 2013. Nadie debe olvidarse que la china alcanzó en Melbourne su segunda final en el Abierto de Australia (tumbando a la #4, la #2 y sacando un set a la #1). "Me gusta salir ahí fuera y competir con las mejores del mundo. Y eso, hoy, lo fue Li Na" concedió en territorio aussie una Sharapova poco dada a elogios públicos. Saliendo de las Antípodas, en arrebato de ambición deportiva, con el objetivo del top3 entre ceja y ceja. Una lesión le ha venido lastrando el año pero en su regreso a pistas duras, dos meses fuera de competición, a punto estuvo de forzar con Serena un parcial decisivo en Miami. Sin hacer excesivo ruido, quedó a un set de la semifinal de Wimbledon y llega a un tramo propicio de temporada como top5. En la sombra, silenciosa. Aguardando para el asalto. ¿Será capaz de repetir las gestas de 2012?

La asiática iniciará su candidatura a su cuarta final de la temporada, tercera sobre pista dura al aire libre, ante la ganadora del duelo que enfrenta a Anastasia Pavlyuchenkova y Carol Zhao. En un sector relativamente abierto dada la propensión a la estría competitiva de sus inquilinos, caminan la serbia Ivanovic -semifinalista en Carlsbad-, la italiana Pennetta o la polaca Urszula Radwanska, todas ellas dispuestas a clavar las fauces en cualquier titubeo que pudiera mostrar la china. Alcanzando el hipotético horizonte de cuartos de final la alemana Kerber, incapaz de imponer su estatus de principal favorita en Washington y objeto de dominación deportiva por parte de Li, emerge como principal escollo. En el penúltimo peldaño el desfiladero se estrecha, mostrando un margen de error cada vez más pequeño. Las figuras de Kvitova, verduga en la final del pasado año, y Stosur, quien horas atrás ganase en Carlsbad su primer título desde que alzó el US Open en 2011, se perfilan como inconvenientes más molestos para repetir el resultado de la anterior campaña. En semifinales tendría ante Kvitova la reválida de la final perdida en 2012 antes de abordar el desafío no cuajado en primavera (5-2 y set points para forzar tercer set en Miami): quemar las naves contra Serena.

Probable ruta de Na Li: R1 - bye / R2 - Anastasia Pavlyuchenkova / R3 - Ana Ivanovic / QF - Angelique Kerber / SF - Petra Kvitova / F - Serena Williams

Partidos interesantes en este sector: Jana Cepelova v Dominika Cibulkova, Julia Goerges v Roberta Vinci, Flavia Pennetta v Urszula Radwanska.

Cuarto cuadrante: Petra Kvitova

Petra, directamente, se juega su futuro a medio plazo en la WTA durante el mes de agosto. Sin medias tintas. Camina entre brasas y no tiene margen de error. Cualquier atisbo de duda puede comprometer su desempeño en los próximos meses. Kvitova, con problemas asmáticos, tradicionalmente ha penado en latitudes húmedas como las encarnadas por terrenos norteamericanos alejados de la Costa Oeste. En 2012, sin embargo, las condiciones naturales respetaron su salud hasta tal punto que ella, una tenista cuya carrera presentaba más derrotas que victorias en tales eventos, terminó en lo más alto. Como campeona de las US Open Series, la clasificación que mide el rendimiento en los torneos preliminares al último Grand Slam de la temporada. Una responsabilidad cuya no asunción puede tener una consecuencia clara: la mujer llamada a coronar el escalafón a principios de 2011 puede salir del top10, con las repercusiones en forma de sorteos adversos y cruces prematuros con favoritas que ello conlleva. Un mal agosto puede hipotecar su carrera durante meses. Ante un río tan caudaloso, un salvavidas al que agarrarse. La baja de última hora de Azarenka, una rivalidad estancada desde 2001 donde Petra gobernó los últimos cuatro pulsos, expulsa de su sector a la jugadora más autoritaria. No obstante, relajaciones las justas. Defiende título en Canadá, semifinal en Cincinnati y nuevamente título en New Haven. Casi la mitad de sus puntos en tres semanas. Es un peso que debe saber gestionar.

Petra, con la consabida ausencia de Azarenka, encara uno de los sectores más porosos entre las favoritas. No obstante, este hecho no le exime de poder convivir con encuentros de alta tensión desde la primera bola. Su primer test de resistencia podría venir ante la joven Bouchard, pujante esperanza local que tendrá detrás el calor de la grada. Menos amistoso si cabe se antojaría un potencial cruce ante Stosur, reciente campeona en Carlsbad merced a una victoria sobre Azarenka. Un factor que puede haber roto las cadenas que oprimían su mente sin ganar un título desde el US Open 2011. Perfiles de resistencia con un pasado más brillante que su presente como Wozniacki o Jankovic, una tenista en proceso de maduración y despuntes interesantes en cemento como Carla Suárez o una figura imprevisible como Cirstea, separarían a Petra de las semifinales. Allí, volver a tumbar a Na Li como en la final de 2012 pudiera ser el estímulo necesario para, si se cumple la lógica del ranking, lanzarse al infierno contra Serena.

Probable ruta de Petra Kvitova: R1 - bye / R2 - Eugenie Bouchard / R3 - Samantha Stosur / QF - Caroline Wozniacki / SF - Na Li / F - Serena Williams

Partidos interesantes en este sector: Eugenie Bouchard v Alisa Kleybanova, Carla Suárez v Jamie Hampton

Consulta el cuadro individual del Premier 5 de Toronto aquí.

También te puede interesar:

Análisis del cuadro individual del Masters 1000 de Canadá

Comentarios recientes