Cinco focos de la semana: Carlsbad, Washington, Kitzbühel

Trazamos una serie de líneas de actividad a observar en los torneos que copan el circuito durante estos días

Puntos de interés en Washington, Carlsbad y Kitzbühel. El cemento comienza a copar de manera irremisible la actividad. En una semana donde se terminará de trasladar el centro gravitatorio de Europa a Norteamérica, la cuenta atrás hacia el US Open 2013 toma cuerpo a marchas forzadas. Grandes figuras van desembarcando sobre las pistas duras buscando el primer contacto competitivo en la superficie. Al tiempo, la temporada de arcilla cierra el telón hasta 2014.

En Punto de Break ponemos la mirada en algunas de las muchas líneas que trae aparejada la semana previa a los grandes torneos de Canadá (femenino en Toronto, masculino en Montreal), la auténtica rampa de lanzamiento de cara al último Grand Slam del curso. Un período donde comenzar a acunar sensaciones de competición con la mirada puesta en los enormes retos que ya aparecen en el horizonte cercano.

La conjura de Tomic – Realmente interesante el panorama que rodea al jugador australiano, clavado en la posición 40 del ranking ATP. Bernard compite en Washington, y lo hace días después de asistir en Madrid al juicio celebrado en la capital española sobre el supuesto caso de agresión protagonizado por su padre en el mes de mayo. Una circunstancia de evidente distracción para el joven, que no disputó el torneo de Roma y se retiró en primera ronda de Roland Garros tras lo sucedido. En mitad de tal desbarajuste, olvidó confirmar su presencia en Montreal y deberá jugar fase previa en el evento canadiense. No obstante, realizó una gira de hierba interesante, culminada con un intenso pulso ante Berdych por entrar en cuartos de final de Wimbledon. Para la gira de cemento previa al US Open, ajustes en el equipo con piezas realmente interesantes. Une fuerzas con el prestigioso preparador Allistair McCaw, un prestigioso especialista en rendimiento deportivo que ha manejado a perfiles del calibre de Dinara Safina o Svetlana Kuznetsova. Por ahora, dejando en cuatro juegos a Goffin, el arranque de gira ha sido positivo.

El retorno de Azarenka – Vuelve la pista dura, territorio sagrado para la bielorrusa. Inactiva desde que se vio forzada a la retirada en Wimbledon, llega con un hambre voraz a California. “Con ese tipo de caída” una torsión de rodilla que le impidió practicar durante tres semanas “me considero bastante afortunada de poder estar jugando”. No hay que olvidar ciertas cosas. Si el pasado año Serena fue la mejor tenista del curso, Victoria fue la jugadora más solvente en pistas de cemento. Una autoridad con ciertos trazos también en 2013. Ha disputado las últimas tres finales de Grand Slam en asfalto - ganando dos Abiertos de Australia y llegando a sacar para alzar el último US Open ante Williams. “Esa derrota en particular me hizo más fuerte, aprendí muchísimo”, comentó una bielorrusa que ya batió a la estadounidense en la final de Doha, momento del ascenso de Serena al número 1. Busca Victoria un espaldarazo tras cerrar las giras previas de manera dolorosa (retirada al defender su corona de Indian Wells y baja por lesión en el cemento de Miami; batida por Sharapova en semifinales sobre la arcilla de Roland Garros; retirada por lesión en la hierba de Wimbledon). La ausencia de María en California, aún renqueante de la cadera tras perder el equilibrio en el All England, no será mal apoyo en un cuadro donde Azarenka convive con perfiles como Radwanska, Kvitova o Stosur.

El crecimiento de Carla Suárez – La temporada de la canaria va anudada a registros de mejora numerosos. En cada Slam ha firmado el mejor resultado de su vida o del último lustro, completando en Wimbledon el póker de segundas semanas, algo nunca visto desde los tiempos de Arantxa y Conchita. Se ha incrustado por vez primera entre las 20 primeras tenistas del mundo. Ha firmado múltiples finales dentro de un mismo año, ya en el mes de mayo, cosa que jamás había logrado. Diferentes marcas que van apuntando una madurez y un sentido de pertenencia a un estrato superior en la disciplina. La única tenista española capaz de pisar la segunda semana en Nueva York en el siglo XXI, la gran canaria emprende una gira norteamericana con la voluntad de hacer valer una propuesta más directa sobre un cemento bañado al sol del estío. Cortada por un patrón fisiológico que rompe con el arquetipo de la competidora moderna, desde su equipo apuntan a la necesidad de forjar una mentalidad impenetrable para salvaguardar el déficit que marca el físico. Camina Carla en Carlsbad con un top16 a distancia respetable pero cuyo alcance le abriría en cierta medida el camino en nueva York. Por ahora toca pensar en California. Con ocho de las veinte primeras en liza, un gran banco de pruebas.

El cerco al top10 de Haas - ¿Dónde está el techo de Tommy? ¿Puede volver a poner sus zapatillas en el decálogo deportivo de la disciplina? ¿Qué tiene ese nombre para devolver cuerpos despojados de decoro físico para hacerles renacer de sus cenizas? Compite Haas en Washington con las alas que le otorga la memoria en cemento. La última vez que pisó pista rápida se llevó por delante a todo un Novak Djokovic en una inolvidable y fría noche en Miami. Una emboscada al número 1. Nuevamente en la Costa Este, el reto es incluso mayor. Al menos, históricamente más loable que una victoria concreta. Porque sería la plasmación de un ejercicio de fe sostenido por un auténtico veterano de guerra con pocas cosas por demostrar. Vigente finalista, si ganase el torneo quedaría a apenas un centenar de puntos de alcanzar la décima posición del circuito. Un hombre que ha visto desaparecer su ranking por culpa de las lesiones (no ya perder cuerda, desaparecer de las listas oficiales) brega por entrar con 35 años en un top10 que abandonó hace seis temporadas. Camina Tommy como tercer favorito en Washington. En el aire, un ambiente de superación memorable.

Adiós a la arcilla en Kitzbühel – La temporada de polvo de ladrillo echa el telón sobre territorio austriaco. Una campaña de seis meses manchando calcetines llega a su fin en World Tour hasta el curso 2014. Los amantes de las pelotas altas, los peloteos discutidos bajo un tempo más calmado, intercambios extendidos hasta la extenuación –aunque esta máxima sea aplicable cada vez a más pistas y haya adquirido un sentido multisuperficie- tienen su cita obligada en el evento centroeuropeo. Un último refugio antes de virar de manera definitiva al modo previo al US Open sobre pistas de cemento. Auténtico vivero de jugadores españoles (Marcel Granollers, Fernando Verdasco, Guillermo García-López, Albert Montañés o Daniel Gimeno-Traver) que buscan la gloria estos días en el ocaso de las polvaredas del Viejo Continente. La gira de pista dura es inminente, pero la arcilla es un territorio innegable para una cuota interesante de jugadores en el circuito. Quizá sea contraproducente pisar el terreno e implique una adaptación contrarreloj el tener un Masters 1000 de cemento a partir del lunes.

Puedes consultar aquí los cuadros de Carlsbad, Washington (ATP, WTA) y Kitzbühel.

LA APUESTA del día

Comentarios recientes