Viktor Troicki, 18 meses suspendido por violar Código Antidopaje

Versiones contradictorias entre el serbio y el servicio médico ponen al jugador contra las cuerdas

Viktor Troicki ha recibido una suspensión de 18 meses tras haber cometido una violación del código, al contravenir el artículo 2.3 del Programa Antidopaje: "negarse o no someterse sin justificación válida a una recogida de muestras tras recibir notificación de test conforme a las normas antidopaje aplicables, o de otro modo evadir la recogida de la muestra". El jugador quedaría suspendido hasta el 24 de enero de 2015.

Troicki fue requerido para depositar una prueba de orina y sanguínea el 15 de abril de 2013, durante el Masters 1000 de Montecarlo. Declarando no sentirse bien, únicamente aportó la primera, pensando que podría entregar la segunda al día siguiente indicando que la oficial antidopaje le aseguró que tal maniobra sería aceptable, algo no aceptado por el tribunal.

La sanción por este tipo de violaciones de código determina una suspensión de dos años. Sin embargo, el castigo ha sido reducido a 18 meses por el tribunal aceptando el "estrés (...) al que estaba sometido en aquel momento" como circunstancia atenuante.

La Federación Internacional de Tenis emitió un comunicado a última hora del jueves detallando las causas de la suspensión del tenista serbio, actual número 53 ATP y antiguo top20.

La Federación Internacional de Tennis anunció hoy que Viktor Troicki ha sido encontrado culpable de cometer una violación del Código Antidopaje bajo el artículo 2.3 del Programa Antidopaje del Tenis (negarse o no proporcionar sin justificación válida una muestra).

Mr Troicki, tenista de 27 años de Serbia, recibió notificación el 15 de abril de 2013 donde se le indicaba haber sido seleccionado para entregar una muestra de orina y una muestra sanguínea en relación con su participación en el Rolex Monte Carlo Masters.

Mr Troicki proporcionó una muestra de orina, pero no entregó una muestra sanguínea. Él afirmó a un tribunal independiente que la Agente de Control de Dopaje (DCO) le aseguró que sería aceptable no proporcionar una muestra de sangre debido a sentirse indispuesto ese día. Sin embargo, el tribunal concluyó que la DCO le dijo a Mr Troicki que no le podrían asegurar si su razón para no proporcionar una muestra sanguínea sería válida, y que tales garantías no fueron dadas por ella.

En consecuencia, el tribunal determinó que las acciones de Viktor Troicki constituyen un fallo y una negativa a proporcionar una muestra de sangre, y que su explicación para no entregarla no constituye una justificación suficiente bajo el artículo 2.3. Sin embargo, el tribunal aceptó que el estrés bajo el que Mr Troicki se encontraba en aquel momento le da derecho a un atenuante bajo el artículo 10.5.2

(El artículo 10.5.2 establece que "si se establece en un caso individual que el/ella no ha cometido una falta significativa o negligencia con respecto a la violación del código anti-dopaje atribuida, entonces el período de inegibilidad podría ser reducido, pero este período de inegibilidad no deberá ser en cualquier caso menor a la mitad del período de inegibilidad de otro modo aplicable" -- en el caso de Troicki la reducción establecida sería de 24 a 18 meses).

La comisión de una violación de las reglas antidopaje bajo el artículo 2.3 del Programa fue, por tanto, confirmada, y el tribunal determinó que él está suspendido de participación durante un período de 18 meses, terminando en la medianoche del 24 de enero de 2015. También fue determinado que los resultados de Viktor Troicki en el Monte Carlo Rolex Masters 2013 deberían ser anulados, resultando en la pérdida de los puntos de ranking y el dinero ganado en tal evento.

***

Troicki cedió en la primera ronda del torneo de Umag ante Tommy Robredo. Después del partido, minutos después de hacerse público el comunicado, ofreció una rueda de prensa obviamente enfocada en el asunto. La periodista Valentina Clemente, presente en el torneo croata, recogió testimonios de un Troicki y su agente incrédulos ante la decisión y dispuestos a apelar.

El mánager del jugador defendió la versión ofrecida por Victor, indicando que la oficial antidopaje permitió al tenista no aportar la muestra por sentirse indispuesto, al tiempo que indicaba no comprender el comunicado ITF y asegurando que Troicki está completamente limpio. "Estamos realmente sorprendidos. Él no puede hablar ahora mismo y voy a hablar yo por él. Estoy plenamente convencido de que habrá una'segunda ronda'. Apelaremos pronto. Tenemos 14 días para hacerlo".

El jugador llegó a expresarse ante los medios. "Es el momento más duro de mi carrera, soy inocente. Jamás tomé una sustancia prohibida. Lo cierto es que se me permitió no aportarla porque no me sentía bien. Estoy en shock ahora mismo. No sé exactamente qué decir. No sé por qué me están tratando de esta manera".

El manager prosiguió insistiendo en la apelación. "Esperamos una victoria en la segunda ronda, porque sabemos que no hicimos nada mal. No sabemos cuándo, porque dentro de poco será agosto, pero estamos listos para ir al TAS (Tribunal de Arbitraje Deportivo).

En un comunicado posterior enviado por el agente de Troicki, se volvió a remarcar la versión del jugador. "Siento que estoy siendo tratado como un criminal cuando no he cometido falta alguna. Tengo miedo de las agujas y siempre he tenido problemas con las extracciones de sangre" "La doctora me dijo que tenía aspecto pálido y enfermizo, y que podía saltarme el test si escribía una nota explicativa a ITF sobre ello. Ella me dictó la carta y me dejó marchar. Fue muy amable y comprensiva. Ahora me acusan de haberme saltado un control sin justificación. Esto es una pesadilla". "Hice un test sanguíneo a la mañana siguiente con la misma doctora. Todos los resultados fueron negativos".

"He hablado con Djokovic y me dijo que está seguro de que todo se solucionará porque soy inocente y que ATP me debería apoyar en esto". "Las normas antidopaje son estrictas y deben seguir siendo estrictas. Pero esto fue un claro error de la agente de control que era una doctora, y la persona encargada de decidir. Me dejó marchar y me aseguró que no pasaba nada. En mi opinión, una vez se dio cuenta que no había seguido los procedimientos se volvió contra mí (...) Quizá desde su organización se le dijo que cometió un grave error y está tratando de salvar su trabajo".

Comentarios recientes