El despertar de Fabio Fognini

Top20 a partir del próximo lunes, el italiano atraviesa el mejor momento de su carrera

Fabio Fognini alcanzó la final de Hamburgo tras tumbar a Nicolás Almagro (64 76), completando de esta manera una quincena de oro en su carrera. Tras levantar la pasada semana su primera corona ATP en Stuttgart, el italiano dio rienda suelta a su momento dulce en Alemania para volver a plantarse en otro domingo lleno de actividad. ¿Será un punto de inflexión en la carrera de Fabio?

Un hombre irreverente en pista, capaz de cometer doce faltas de pie y aun así sacar adelante un encuentro. Conocido por sus dramáticos altibajos, gesticulaciones constantes, manías en pista,… terminaban por configurar un showman con aparente displicencia a la hora de encarar la competición. Un carácter mediterráneo en toda regla por cuyas piernas pasaban los años sin terminar de encontrar la fase de eclosión deportiva. De la mano de José Perlas, ex entrenador entre otros de figuras como Carlos Moyà (a quien condujo a ganar Roland Garros en 1998 y al número 1 en 1999), Albert Costa (con quien ganó el Slam parisino en 2002) o Juan Carlos Ferrero, está endureciendo su estatus profesional y elevando su techo competitivo como nunca antes.

Dos semanas no construyen a un jugador, pero su periplo por la arcilla alemana está dejando la impresión de un competidor madurado. Si bien algo desordenado en el juego, el baile de pies tiende a ser terrorífico y ciertas terminaciones con el revés pueden sofocar a algún purista, lo cierto es que el italiano es un espectáculo a ojos del público. Con una derecha extraordinaria y una voluntad por jugar metido en pista, absorbiendo la potencial del rival y redireccionando esferas con habilidad de impresión, su concentración ha emergido en los últimos días.

La final alcanzada en Hamburgo, su primera en un ATP 500, es el resultado más importante en la carrera del italiano. A sus 26 años, el talento de San Remo jamás había volado tan alto en un evento de esta categoría. Sus mayores resultados correspondían a finales competidas en la escala más baja de ATP, de manera que el pulso que afrontará el domingo en Hamburgo será todo un test de madurez para un hombre que parece haber encontrado la seriedad competitiva que necesitaba. Jugará la final ante el argentino Delbonis, verdugo de Federer y procedente de la fase previa. Sin experiencia en tales lides, debiera corresponder al italiano la etiqueta de favorito.

Acumula nueve triunfos de manera consecutiva. Quizá aquí resida buena parte del mérito. Después de lograr levantar en Stuttgart el primer torneo de su carrera profesional, el de San Remo ha dado un paso más allá. Sin caer en relajaciones ni detenerse a ‘disfrutar’ más de la cuenta en lo logrado ha seguido remando hasta volver a plantarse en otra final y certificar la racha de triunfos más dilatada de su vida. Tumbando a ex top10 como Tommy Haas (por segunda semana consecutiva en suelo alemán) y a Nicolás Almagro (uno de los grandes referentes en la superficie). Eso demuestra una seriedad mental y un compromiso de regularidad rara vez contemplado en la figura del italiano. Y eso, también, habla a las claras de la potencial capacidad de mejora que atesora.

En la clasificación que mide los resultados del año, Fabio Fognini se encuentra entre las mejores 15 raquetas. Hablamos de un hombre que abrió la temporada siendo el 47 del mundo. Es decir, ha triplicado su peso en el circuito masculino en los últimos meses. Su curso incluye unas semifinales en el Masters 1000 de Montecarlo y en el ATP 500 de Acapulco, dos citas enormes de tierra batida. Varias victorias sobre top10 y tramos de temporada donde solamente fue parado por Rafael Nadal, Novak Djokovic o David Ferrer (sacando mangas a estos dos últimos) dan buena muestra de la altura a la que está volando el italiano.



Es un talento domado. En su surgimiento del italiano cabe atribuir buena parte del mérito a José Perlas, unido a Fabio desde diciembre de 2011. El preparador español recogió a un tenista que a duras penas se mantenía entre las cincuenta primeras raquetas del circuito, sin finales ni títulos a su nombre. Un competidor más conocido por sus salidas de tono y su carácter extrovertido que por los méritos deportivos acumulados en su trayectoria. En menos de 20 meses, el entrenador español ha conseguido introducirlo entre las primeras 20 raquetas del mundo, acumular hasta cuatro partidos por el título y estrenar su palmarés.

En una época donde la pauta del tenis italiano viene marcado en clave WTA, la consolidación de Fabio Fognini como un valor a tener en cuenta sería una grata noticia para los intereses azzurri.

LA APUESTA del día

Comentarios recientes

¡No te pierdas ni una publicacion! X

Dale a "me gusta" en Facebook
Siguenos en Twitter