Puntazo de Samuel Groth en World Team Tennis

El aussie dibuja uno de los tiros del año en la competición estadounidense por equipos

Samuel Groth realizó uno de los tiros del año en el encuentro de World Team Tennis que enfrentaba a los Bew York Sportimes con los Philadelphia Freedoms en Nueva York. Una derecha por el lateral de la red impresionante.

El World Team Tennis es una liga profesional fundada en 1973 compuesta por ocho equipos. Durante estos meses de verano van realizando una gira por el territorio estadounidense. La competición se desarrolla con un formato particular, disputándose cada partido al mejor de cinco sets y cada set al primero que alcance cinco juegos siendo cada manga de una naturaleza distinta (individual femenino, individual masculino, doble masculino, doble femenino, doble mixto).

Al final, gana el equipo que cuente con un mayor acumulado de juegos ganados. En esta ocasión New York Sportimes se impuso por 22-17 a Philadelphia Freedoms.



En el caso que nos ocupa, los equipos se encontraban disputando el set correspondiente al doble mixto. La checa Kveta Peschke y el estadounidense James Blake, en representación del equipo neoyorquino, enfrentaron al australiano Samuel Groth y la estadounidense Liezel Huber, miembros del team de Philadelphia. Se impusieron los primeros (5-4), que terminarían llevándose el duelo global, pero los segundos protagonizaron uno de los tiros del año.

Un saque centrado de Liezel Huber es restado con un revés cruzado potente de Kveta Peschke. La bola es acunada con cierta habilidad por Samuel Groth en la red, quien ejecuta una volea que deja prácticamente muerta la esfera a centímetros de la cinta. Muy rápido de reflejos, James Blake recoge la bola apenas a un palmo del suelo y con un golpe de muñeca desde el ala de revés, abre un ángulo prácticamente paralelo a la red, poniendo la esfera lejos del alcance de Groth.

El australiano, en un ejercicio de fe deportiva, se lanza a por la esfera con una arrancada tremenda. Muy agachado, realizando un escorzo brutal en carrera, logra dar alcance a la pelota conectando una derecha por el lateral de la red. Apenas atina a cepillar la bola que, sin tomar excesiva altura, termina botando en pista ante la incrédula mirada de Peschke y Blake.

Comentarios recientes