Jugadores a seguir: Hamburgo, Bogotá, Bad Gastein, Bastad

Algunos nombres a tener en cuenta durante la última semana previa a la llegada del cemento

La última semana previa a la gira de cemento deja múltiples narrativas a estudiar tanto en ATP como en WTA. Hamburgo, Bogotá, Bad Gastein y Bastad ofrecen innumerables frentes de actividad a un lado y otro del Atlántico. Con tal horizonte de pistas duras en mente, se antoja interesante observar los últimos pasos de una serie de jugadores llamados a tener un papel llamativo en dichas canchas.

En Punto de Break proponemos algunos nombres a seguir durante la semana en los torneos de Hamburgo, Bogotá, Bad Gastein y Bastad.

Hamburgo (ATP 500 - tierra batida)

Roger Federer – El único top10 que actúa en la semana. A su prematura salida de Wimbledon, Roger respondió con un mensaje: necesidad de ritmo y feeling en fases críticas de los partidos. Esto es, estando en julio, trabajo por hacer. Modifica su calendario volviendo a la tierra por primera vez desde 2004. Un movimiento, aunque quizá sorprendente, que destila voluntad por remangarse y recuperar temperatura. Una wildcard le lleva a Hamburgo, torneo que ya ganó siendo Masters 1000. En territorio germano ha ganado su único título del año. Una semana positiva en Alemania podría darle confianza de cara a la gira norteamericana de cemento.

Fernando Verdasco - El madrileño, reciente cuartofinalista de Wimbledon, ha sido capaz de extender su buen momento de la hierba a la arcilla. Presente en la final de Bastad, Fernando no da respiro a su cuerpo y sigue en competencia buscando seguir en buena línea. Tras lograr triunfos sufridos ante perfiles como Almagro o Dimitrov la pasada semana, escoge el torneo más poderoso de la semana para seguir probándose. Vuelve a bordear el top30 y, con once de esas raquetas presentes en Alemania, una actuación similar a la de Suecia será necesaria. Un evento que puede devolverle de manera definitiva ese sentido de pertenencia a la segunda línea del circuito. Sería muy interesante verle llegar con ánimo a la pista dura.

Jerzy Janowicz - Nuevamente expuesto ante la reválida de un gran resultado. Cuando alcanzó la final de Bercy, tuvo toda la pretemporada para asumir lo logrado, y no respondió con buenas maneras. Esta vez la digestión ha debido ser más rápida. Tras hacer semifinales en Wimbledon, será su primer torneo como top20. Su ascensión en las listas no ha tenido que ver con regularidad sino con grandes resultados puntuales. Ese factor continuidad será el exigible en Hamburgo. El último paso antes de acudir al cemento. Allí, debe ser un hombre a evitar.

Bogotá (ATP 250 - pista dura)

Janko Tipsarevic - Una de las grandes incógnitas entre la élite. Y va para decepción del curso. Incapaz de ganar más de dos partidos en un evento desde el Abierto de Australia, el serbio ha perdido su condición de top10 y si no cambia el signo de los acontecimientos, pronto puede verse realmente hundido en las listas. Semifinalista en Canadá y US Open, es uno de los hombres con mayor responsabilidad en el periplo de cemento norteamericano. Es el único top20 que empieza el contacto con la pista dura esta semana. En torneo que únicamente presenta dos de las primeras 50 raquetas, el máximo nivel del de Belgrado debiera bastar para sonreír al término de la semana. Pero eso es una variante nada asegurable. ¿Encontrará oxígeno Janko a 2.700 metros de altitud?

Bad Gastein (WTA International - tierra batida)

Andrea Petkovic - Con ninguna top30 y apenas una top50, presenta el cuadro austriaco uno de los planteles menos poderosos del año. No obstante, resulta interesante observar el papel que pueda desempeñar la alemana, antigua 9 del mundo e inmersa en pleno proceso de regreso deportivo. Ha recuperado sesenta posiciones en sus dos citas más recientes. Andrea llega tras un interesante Wimbledon y después de haber hecho final en sus últimos dos torneos sobre tierra batida (Marsella, Núremberg). En Bad Gastein logró su primera corona WTA, es uno de sus torneos favoritos y estará rodeada por numerosos miembros de su familia para competir en armonía. Por primera vez desde su calvario de lesiones vuelve a ser cabeza de serie en un torneo WTA. Tiene, por tanto, un sentido de autoridad en el cuadro no gozado desde sus mejores momentos. Dice estar viviendo una segunda oportunidad y no obsesionarse con los resultados. Disfrutar del camino y no de la meta suele traer frutos. De vuelta a un terreno de dulce recuerdo, la tres veces cuartofinalista de Grand Slam apura sus pasos antes de acudir a la pista dura (irá a Baku la próxima semana). Una de las outsiders a observar en el cemento. Esta semana puede ser importante a nivel moral.

Bastad (WTA International - tierra)

Serena Williams - Una de las participaciones más sorprendentes (¿prima de participación descomunal?) presenta a la número 1 del mundo en la tierra batida sueca. Williams, con 52 títulos profesionales a su nombre y acostumbrada antaño a reservar esfuerzos a la caza mayor, jamás ha ganado un evento de un calibre tan pequeño como este. Es un signo más del rendimiento semana a semana que ha mostrado la norteamericana durante el último año. Bajar cada vez más al barro y mantener viva esa ambición en el día a día. Incapaz de revalidar su corona en Wimbledon, será llamativo contemplar su rendimiento en el regreso a la arcilla. Un movimiento nada frecuente en sus hojas de rutas aunque es su caso, comenzando la pista dura en agosto en Toronto, el ‘conflicto’ de superficie no será tan marcado pues tiene el inicio de su gira de cemento a tres semanas vista. En Wimbledon firmó su primera derrota desde febrero. ¿Volverá a imponer autoridad? No encarará a una sola top20. Claro panorama para que la vigente campeona de US Open coja velocidad antes del cemento.

Comentarios recientes