El Salón Internacional de la Fama del Tenis

Tanto leyendas como contribuyentes del tenis pueden optar a conseguir lo que es el máximo honor del tenis: entrar en el Salón Internacional de la Fama

Esta semana se está disputando el torneo de Newport, el único fuera de Europa que aún se disputa en hierba y donde se encuentra el Salón Internacional de la Fama del Tenis, el museo de la raqueta. Ser parte de él es la máxima distinción que un tenista puede recibir, ya que significa ser parte de la historia de este deporte para siempre.

Esta semana al margen de los tradicionales torneos de tierra veraniegos que componen Bastad y Stuttgart se está disputando en Estados Unidos el clásico torneo de Newport. El único evento ATP sobre hierba que se disputa fuera de Europa y el lugar en el que John Isner ha cimentado dos de sus seis títulos. El estadounidense vuelve a ser el gran favorito en un 2013 donde también están el siempre peligroso Ivo Karlovic (ya recuperado de su meningitis viral) y el australiano Lleyton Hewitt, uno de los mejores jugadores en activo sobre hierba.

Aunque al margen del torneo propiamente dicho, Newport significa mucho más para el mundo de la raqueta. Y es que en muchas ocasiones hemos oído que un jugador ha ingresado en el Salón Internacional de la Fama del Tenis. Sin embargo, pocos sabemos qué significa realmente entrar dentro de este museo del tenis, qué es, los privilegios que otorga y cómo funciona. En Punto de Break vamos a tratar de desmenuzar qué es realmente este recinto destinado a homenajear a los mejores jugadores del mundo y a todos aquellos que contribuyeron de alguna manera a la evolución del tenis.

El Newport Casino es la sede del Salón Internacional de la Fama.

Para empezar hay que decir que el Salón Internacional de la Fama del Tenis fue creado en 1954 de la mano de James Van Alen (el inventor del tiebreak) en la ciudad estadounidense de Newport, (sede del orneo ATP) y más concretamente en su Casino, que acogía desde 1881 campeonatos de la Federación Estadounidense.

El objetivo no era otro que hacer del recinto un auténtico museo del tenis, donde encontrar objetos, vídeos, libros, colecciones de arte, o ropa vinculada con el tenis y con toda la historia del deporte de la raqueta. Todo ello a lo largo de una instalación de más de 1.200 metros cuadrados donde también se ubican 13 pistas de hierba que sirven de base del actual torneo de Newport, que se disputa la semana siguiente a acabar Wimbledon.

Uno de las señas más características del Salón es la de sus miembros que son divididos en tres categorías. En la primera, se ubican los tenistas de los últimos 20 años anteriores a la nominación que han destacado por sus logros competitivos al más alto nivel internacional, teniendo en consideración la integridad, deportividad y carácter. Un jurado compuesto por representantes de medios de comunicación internacionales expertos en tenis selecciona debe aprobar la elección con el voto favorable de al menos el 75%.

El segundo grupo está integrado por los denominados jugadores maestros que no son otros que aquellos tenistas retirados hace más de 20 años. Al igual que los tenistas recientes se tiene en cuenta su integridad, deportividad y carácter y también de ser votado por un jurado (compuesto por miembros del Salón y expertos del tenis y su historia) que debe de aprobar su nominación con el 75% de los votos.

Por último, está la categoría de contribuyentes. Aquí se ubican todos aquellos que no son jugadores pero que han desempeñado un papel importante en el tenis. Desde periodistas, entrenadores a directores de torneos o árbitros. Al igual que los dos grupos anteriores debe de contar con un quórum mínimo del 75% del jurado.

Hasta 1975, sólo los norteamericanos podían ser miembros de este exclusivo Salón. Sin embargo, ese año se decidió abrir las puertas a personas de todo el mundo, siendo el británico Fred Perry el primer tenista no estadounidense en formar parte del mismo.

El Salón Internacional de la Fama del Tenis se encuentra en Newport.

En la actualidad, existen más de 255 representantes de 19 países diferentes. Entre ellos los nombres más ilustres de la raqueta como Rod Laver, Pete Sampras, Andre Agassi, Manolo Santana, Guillermo Vilas, Björn Borg, John McEnroe o Roy Emerson.

Para 2013, está prevista la incorporación de cuatro nombres que no suelen dejar indiferentes a nadie: Martina Hingis (ex número 1 del mundo y recientemente criticada por su ex marido por sus continuas infidelidades), Charlie Pasarell (ex jugador y dirigente de torneos), Ion Tiriac (entrenador, promotor y el hombre de la famosa arcilla azul de Madrid) y Cliff Drysdale que jugó entre 1960 y la década de los 70 llegando a ser el número cuatro del mundo. Lo harán en una ceremonia este próximo sábado 13 de julio donde los ojos de medio mundo girarán alrededor a este maravilloso escenario del Casino de Newport.

Comentarios recientes