El resbalón y la rodilla de Del Potro en Wimbledon

El tandilense perdió la vertical y terminó con dolor en la articulación

Juan Martín del Potro sufrió una aparatosa caída sobre la pista 12 del All England Tennis Club tras patinar al buscar una pelota corta. Los costalazos se han venido produciendo durante toda la semana, generando las numerosas caídas un asunto de intenso debate en los primeros días de competición en la capital británica. En este caso en turno desagradable fue para el espigado talento sudamericano, cuyas consecuencias aún están por ser determinadas.

El argentino, que accedió a los octavos de final de Wimbledon por tercer año consecutivo al derrotar al esloveno Grega Zemlja (7-5 7-6 6-0), cerró el encuentro con la rodilla izquierda dolorida llevándose la mano a la articulación en repetidas ocasiones y dejando tras de sí una incógnita física para futuros compromisos.

Y es que el desequilibrio tuvo lugar durante el que sería antepenúltimo juego del partido, con Juan Martín dominando la tercera manga 3-0 tras haber gobernado los dos primeros parciales. Al tratar de responder a una volea de revés cortado muy angulada de Zemlja, Del Potro se vio obligado a emprender una enérgica carrera en dirección a la red.

Tan angulada era la trayectoria de la esfera, que el argentino llegó a plantar los pies en el margen de la pista, fuera del pasillo de dobles y justo delante de los banquillos. Al ser una bola muy baja, apenas a dos palmos del suelo, la posición de un tenista que supera los dos metros era muy forzada. Al tratarse de ese área de la pista, con mínima acción soportada, el césped presenta un aspecto intacto. Y tal era la inercia que traía Del Potro, un corpachón enorme en plena desaceleración, que el argentino vio cómo su pie izquierdo perdía contacto con la superficie.

La anormal circunstancia generó un movimiento antinatural en la rodilla del argentino, que sufre una distensión tanto al patinar coo al volver a apoyar el pie en el suelo. Juan Martín cayó sobre los enseres dispuestos junto al banquillo. A pesar de dolerse durante unos instantes en el suelo, tocándose la zona afectada y ser atendido de manera breve, pudo terminar el partido sin problemas de gravedad reseñable. No cedió, de hecho, ningún juego adicional en el encuentro.

No obstante, se le observó algo cauto en el desplazamiento y terminó el duelo con las lógicas interrogantes físicas sobre el incidente, que debiera mostrar su auténtico alcance una vez el deportista quede frío. En rueda de prensa posterior al encuentro se expresó confiado en que el asunto no revista gravedad. "No creo que sea nada serio" concedió. Aunque matizó: "Fue realmente doloroso. Estuve algo asustado en aquel momento. Pude terminar el partido rápidamente. Ahora empiezo a sentir algo en la rodilla y en el tobillo también. Consultaré pronto a mi médico".

El siguiente encuentro que deberá disputar el tandilense está programado para la jornada del lunes, momento en que deberá medir fuerzas con el italiano Andreas Seppi.

Actualización de última hora de Jorge Viale, encargado de comunicación de Juan Martín del Potro, durante la noche del domingo: "Del Potro practicó unos minutos sin moverse del lugar y el dolor en la rodilla izquierda sigue molestando como ayer. El tobillo está bien.Verá cómo responde en el calentamiento antes del partido con Seppi. Está con antiinflamatorios y todavía no pudo hacerse una resonancia. Lo que sí pudo hacerse es una ecografía, no resonancia. Veremos cómo está la rodilla mañana".


También te puede interesar:

¿Por qué se caen los tenistas en Wimbledon?

LA APUESTA del día

Comentarios recientes