Un recogepelotas de Wimbledon se luce en sus labores

Uno de los recogepelotas del partido en el que se medían Milos Raonic y Carlos Berlocq en Wimbledon es noticia tras cazar una bola que venía del cielo. El joven daba un salto y cazaba la bola de forma espectacular ante la incrédula mirada de todos los presentes.

La secuencia era la siguiente: Raonic hacía uno de sus potentes saques y este se marchaba fuera tras ser golpeado hacia arriba por Carlos Berlocq. La pelota volaba muy alta y parecía imposible que pudiesen agarrarla a la primera. El chaval daba un salto y se hacía con ella con suma facilidad y sin perder la compostura.

Comentarios recientes