La prohibición de Wimbledon a Federer

La colorida 'transgresión' del helvético no es del agrado de la organización del Slam

Wimbledon ha prohibido a Roger Federer volver a vestir sobre el césped del All England Tennis Club las zapatillas con suela anaranjada que empleó en su partido de primera ronda, según reporta el rotativo británico Daily Mail.

El heptacampeón habría transgredido a ojos de la organización la estricta normativa del torneo que obliga a los jugadores a vestir mayoritariamente de blanco mientras se encuentren en dinámica de competición en la capital británica. Las concesiones en este aspecto se reducen a pequeños detalles en el uniforme.

A pesar de ser uno de los miembros del club más distinguidos Roger, que en la presente edición pelea por convertirse en el hombre con más títulos en la historia del legendario evento, no recibirá trato alguno de favor para sortear la normativa. La intensa tonalidad de sus suelas contraviene la tradición y Londres no piensa tolerarlo.

De cara al encuentro que este miércoles le medirá al ucraniano Sergiy Stakhovsky, el competidor de Basilea tendrá que modificar la zona del equipaje que lo mantiene en contacto con el césped. En cada edición de Wimbledon, Nike prepara una línea textil especial para envolver al suizo en sus mejores galas de cara a una de las citas más prestigiosas del calendario. Según el rotativo británico, la compañía paga en torno a 10 millones de dólares al suizo por tal privilegio.

El modelo de 2013 incluye detalles anaranjados que van a juego con la chaqueta portada por el jugador antes de los encuentros. Así, el logotipo del patrocinador, las siglas RF de la marca personal del tenis y las suelas de los zapatos crean una armonía de color en el conjunto.

La normativa del torneo establece que los fabricantes deben presentar los modelos a vestir por los jugadores con una antelación de 90 días para detectar posibles anomalías y dar su aprobado definitivo. Se entiende que las zapatillas del tenista suizo no entraron entre las prendas presentadas por Nike para tal efecto.

Tenistas como María Sharapova o Serena Williams también presentan prendas de llamativo color en su indumentaria. En ambos casos las mallas vestidas bajo la falda, lo cual queda visible tras cada servicio. Curiosamente también son naranjas. ¿Recibirán un aviso similar al de Roger? No, según lo declarado a Reuters por un portavoz de Wimbledon. "Las reglas establecen que lo jugadores pueden vestir cualquier color de ropa interior siempre que las prendas no sean más largas que su pantalón o falda. En cualquier otro caso, la ropa debe de ser blanca".

Al final, este alboroto es publicidad para la marca deportiva. Suele decirse: "Que hablen de uno, aunque sea mal, pero que hablen". Ahora Nike tiene en el mercado un producto 'prohibido' de Roger Federer. Tentador para los compradores.

Comentarios recientes