La fase previa de Wimbledon

Desde el día de hoy más de un centenar de jugadores lucharán en Roehampton por las dieciséis plazas que dan acceso al cuadro final del mejor torneo del mundo

Apenas han pasado ocho días desde la finalización del segundo Grand Slam de la temporada y ya tenemos Wimbledon a la vuelta de la esquina. Este lunes, da comienzo la fase previa, la antesala del gran inicio de The Championships, que tendrá lugar dentro de una semana, cuando se empiece a jugar en el All England Lawn Tennis Club. Mientras tanto, en Roehampton, un club a escasos kilómetros del SW19, se disputarán las rondas de clasificación, donde una variopinta mezcla de veteranos, jóvenes y algún que otro español luchará por acceder al cuadro final.

Wimbledon es especial. Muy pocos dudan de que es el mejor torneo del mundo. La historia, esa pureza que se respira en cuanto entras al All England Lawn Tennis Club, y los códigos de vestimenta que hacen que tanto los tenistas como los espectadores que los ven se retrotraigan un siglo en el tiempo. Y es que hasta para la fase previa este torneo es especial. Obviamente en un evento disputado en hierba el cuidado de las pistas es vital. Por tanto, la ronda de clasificación, plagada de partidos durante cuatro días, no puede disputarse en esas instalaciones.

Los jugadores inscritos en la criba juegan unos kilómetros más allá del SW19, concretamente en Roehampton. Un club bastante grande que cuenta con numerosas pistas que garantizan la disputa de la qualy sin problemas. Al disputarse en otra instalación, existen algunas diferencias, sobre todo en la hierba. Los jugadores que han disputado alguna vez la fase previa y luego el cuadro final han sentenciado que la hierba del All England Lawn Tennis Club es más lenta, incluso antes de pelarse la línea de fondo tras el transcurso de los primeros días de competición. Otra particularidad en el formato, es que la última ronda de la clasificación se disputa al mejor de cinco sets. Para muchos tenistas que no han tenido la suerte de jugar ni Grand Slams ni Copa Davis, es su primer partido a cinco parciales.

Lidera el cuadro de la qualy el israelí Dudi Sela. A sus 28 años y como #90 del ranking ATP, es el único top100 de la ronda previa y por tanto el primer preclasificado. No es un jugador que se prodigue demasiado en hierba, pero cuando lo ha hecho no ha conseguido malos resultados. Alcanzó la segunda semana en Wimbledon en 2009 tras superar a dos top30 como Rainer Schuettler y Tommy Robredo sobre el tapete verde de la catedral del tenis. Lleva toda la temporada combinando previas de eventos del circuito con apariciones en torneos Challenger, donde acumula varias semifinales, destacando sobre todo el título conseguido en Busan hace unas semanas. No debería tener excesivos problemas para pasar al cuadro final.

Como segundo preclasificado encontramos al líder de los jóvenes norteamericanos: Jack Sock. El tenista de Nebraska ya dio mucho que hablar en Roland Garros, y a priori es el más preparado para tener un gran impacto en el circuito. Se las verá en la primera ronda de la previa con el alemán Mischa Zverev en lo que será el partido estrella de la jornada inicial. Su compatriota Denis Kudla parte como sexto cabeza de serie, y tras un excelente torneo en el Queen's Club -alcanzó los cuartos de final- se espera que supere la fase previa con cierta solvencia. Por su sección, la única amenaza parece ser el belga Ruben Bemelmans, reciente finalista en el Challenger de Nottingham.

El otro joven valor estadounidense que disputará la fase previa es Rhyne Williams. Quizá el mayor especialista en tierra batida de los yankees y el que más decepcionó en Roland Garros. Entró como Lucky Loser en París pero en la primera ronda volvió a caer ante su verdugo en el último cruce de la qualy. En hierba no se espera demasiado de él, la pista dura es un territorio más apropiado para su juego. No tiene un cuadro demasiado exigente, por lo que debería alcanzar al menos el partido por el cuadro final, pero allí un rival como Bobby Reynolds podría ser demasiado para él. Steve Johnson no tendrá que jugar en Roehampton, ya que tras ganar el Challenger de Nottingham y convertirse en top100 fue recompensando con una Wild Card en el Main Draw por parte de la LTA.

Repasando el cuadro de la previa en busca de españoles, encontramos en la primera sección del cuadro a dos españoles. Jordi Samper Montaña tiene 23 años y está realizando una gran temporada escalando en el ranking y situándose cerca de los doscientos mejores de la ATP. Su viaje a Londres para disputar Wimbledon es sobre todo un premio ya que no tiene experiencia sobre la superficie. Debutará ante el veterano Flavio Cipolla. Por su parte, Sergio Gutiérrez Ferrol volveré a Roehampton por primera vez en tres años. Enfrente tendrá a Karol Beck, un tenista curtido en mil batallas que sabe lo que es jugar la segunda semana de competición en el SW19. Un especialista en pistas rápidas como Arnau Brugués-Davi se las verá con Julian Reister, uno de los preclasificados pero que viene de ganar un torneo challenger en tierra batida, por lo que podría acusar el cambio de una cancha lenta al veloz césped londinense.

Otro al que le gusta más la pista rápida que la tierra batida es al marbellí Adrián Menéndez Maceiras. En 2012 pasó la criba en Roehampton con brillantez, aunque cayó ante Michael Russel en la primera ronda del cuadro final. Tendrá complicado repetir hazaña, ya que debutará ante Tim Smyczek, octavo cabeza de serie. Acompañando al malagueño estuvo el año pasado Íñigo Cervantes, que hasta se permitió el lujo de ganar un partido en el cuadro. Tiene por delante un tortuoso camino para lograr el objetivo logrado hace doce meses. El incómodo Authom espera en primera ronda y peligrosos rivales como Bachinger o Kuznetsov en cruces venideros. Cierran la participación española los madrileños Daniel Muñoz de la Nava y Javier Martí, que tendrán pocas opciones de avanzar ante Daniel Evans y Guilherme Clezar respectivamente.

Comentarios recientes