¿Es la hierba la superficie más divertida?

La imprevisibilidad del césped lo convierte en un suelo muy apetecible para ver partidos emocionantes

¿Es la hierba la superficie más divertida? Foto:tennisworldmagazine.com
¿Es la hierba la superficie más divertida? Foto:tennisworldmagazine.com

La hierba puede ser considerada a día hoy la superficie más divertida del circuito, al contrario de lo que sucedía quince o veinte años atrás. Puntos rápidos pero que admiten fondo de pista y sobre todo, imprevisibildad entre los mejores facilita una mayor emoción.

¿Es la hierba la superficie más divertida actualmente del circuito? Si esta pregunta la hubiéramos realizado hace tan sólo quince o 20 años, muchos hubieran pensado que se trataba de una broma de mal gusto. El césped se había convertido en el refugio de los grandes sacadores. Los Ivanisevic, Krajicek, Stich, Philippoussis, Rusedki, Sampras y compañía campaban a sus anchas en una superficie que no sólo admitía saque y volea casi exclusivamente, sino que a veces tan siquiera era el saque lo único que quedaba. Ace tras ace, punto de saque tras punto de saque, llegó un momento donde la variedad era mínima fruto de los cada vez más potentes servicios.

LA hierba es la superficie más divertida en la actualidad.

Sin embargo, con la ralentización de la hierba de Wimbledon en 2001, la situación cambio radicalmente. Pese a permitirse y favorecerse todavía las habilidades con el saque, cada vez más se tendió a valorar el juego de fondo de pista, provocando que tenistas como Lleyton Hewitt o David Nalbandian inclusive coparan una final en el All England Club. Los más puristas entendieron aquel cambio en la hierba de Wimbledon como un ataque a la tradición del torneo y la superficie, pero lo cierto es que abrió el abanico no al número de jugadores que ganarían en la Catedral (básicamente Federer), pero sí a sus aspirantes. Por ello, en Punto de Break, vemos cinco razones que nos pueden dar un indicio del motivo por el cual hoy la hierba es posiblemente la superficie más divertida del tenis:

- Primero, porque es la superficie más imprevisible. Es difícil imaginarse a Djokovic, Nadal o cualquier otro grande de la actualidad cayendo o siquiera sufriendo en primeras rondas. En hierba, cualquier despiste es letal, porque el servicio cobra mucha importancia y cualquier buen sacador puede eliminar a un gran favorito con que tenga un día inspirado al saque. Se imaginan en hierba partidos tales Berdych-Djokovic, Nadal-Tsonga o Murray-Del Potro. Sería a simple vista difícil decantarse por uno u otro antes de comenzar el encuentro.

- Segundo, porque es la superficie más rápida. Lejos de encuentros maratonianos que nos ofrece la tierra o la pista rápida cada vez más lenta, en hierba es posible ver un encuentro a cinco sets sin pasar necesariamente de las tres horas. Las cosas suceden y suceden rápido, algo que en ocasiones agradece el espectador, cansado de ver partidos interminables de cinco horas.

- Tercero, porque requiere una técnica especial. Es cierto que cada vez se puede jugar más desde el fondo de pista, pero aún así la volea es fundamental para jugar bien en césped, de igual manera que hay que saber manejar con soltura el revés cortado. Se premia al jugador ofensivo, que crea, no que defiende. Por ello, suelen ganar jugadores con golpes letales.

- Cuarto, por una cuestión estética. De tradición. Porque la hierba representa los inicios del tenis, su historia. Y no hay mejor escenario en el mundo para jugar al tenis que Wimbledon y sus instalaciones. Un torneo especial.

Wimbledon, el torneo más viejo del mundo.

- Y quinto, y en relación con el primero, porque nos permite contrarrestar opuestos estilos de forma igualmente exitosa. En los últimos años se ha demostrado que se puede llegar lejos en hierba siendo un buen sacador, un buen “baseliner” o incorporando lo mejor de ambos a través del talento, caso Tommy Haas. Si en tierra, difícilmente triunfará un cañonero, en hierba puede ganar cualquier patrón de juego, siempre que demuestre que sabe adaptarse a la hierba.

Por si fuera poco, a la ATP también parece cada vez gustarle más el césped. Y si no ahí está la ampliación de las semanas en hierba que hay prevista para 2015. Y ustedes ,¿qué opinan?, ¿les parece la hierba la superficie más divertida a día de hoy?

Comentarios recientes