Una reina y dos princesas

Anabel Medina, campeona de dobles en Roland Garros, valora las opciones de victoria de las tres primeras jugadoras de la WTA en París

Es la jugadora en activo con más títulos en tierra batida (11). Anabel Medina, campeona de dobles en Roland Garros (2008 y 2009), medalla de plata en los Juegos Olímpicos de Pekín junto a Virginia Ruano y exnúmero 16 del mundo, desgrana para Punto de Break a las tres principales aspirantes que pugnan en París por conquistar el título en Roland Garros.

"Serena es la gran favorita. Lleva 26 partidos consecutivos sin perder. Yo la he estado viendo esta semana durante las primeras rondas de Roland Garros y se nota que está muy motivada. Pese a tener resultados fáciles, estaba siempre sacando el puño y eso demuestra su motivación, sus ganas de vencer en Roland Garros y de mantener esa racha de triunfos consecutivos", reflexiona la valenciana sobre la número uno del mundo, ganadora de 15 grandes, pero una sola vez campeona en la catedral de la arcilla (2002) ante su hermana Venus. "La tierra no es la superficie preferida de Serena. Cuando ella estaba en forma se ha encontró con Henin, que ganó muchas veces y puede que en arcilla sea de las mejores jugadoras de los últimos diez años. No ha tenido unas grandes actuaciones en París estos últimos años porque no es su superficie favorita, pero es cierto que ahora está con muchas más ganas de ganar Roland Garros", añade sobre la estadounidense de 31 años.

Medina, que logró en los cuartos de final del torneo de Madrid arrancarle a Williams un set en blanco y llevarla al límite en la manga definitiva, tiene claro que la única rival de Serena es la propia Serena. "No le gustan los intercambios largos y el juego liftado le beneficia menos a su forma de jugar, pero la realidad es que dependes muchísimo de ella. No tiene un punto débil porque es una jugador muy completa de ambos lados. No puedes plantear atacarle a la derecha o al revés porque es igual de buena. El 95% de un partido contra Serena se basa en las ganas y en la motivación que tenga ella. Si está motivada y con ganas, no tiene rival a día de hoy. Nadie puede ganar a Serena estando al 100%", cierra sobre la principal favorita para ganar el segundo Grand Slam de la temporada.

"Sharapova lleva una temporada muy buena, pero el problema que le veo es Serena", explica la española sobre la vigente campeona de Roland Garros, cuyo triunfo en 2012 le permitió ganar los cuatro torneos del Grand Slam. "Se ha encontrado con este bache. A nivel de juego está siendo superior al resto, pero a la hora de enfrentarse con la estadounidense tiene serios problemas psicológicos para poder competir contra ella. Parece que quiere hacer más de lo que ella está acostumbrada hacer en sus partidos. Serena es una jugadora que le devuelve esos primeros golpes que otras jugadores no lo hacen. Ahí se acelera, quiere jugar más fuerte de lo habitual y se pasa un poco de revoluciones en la intensidad que ella está acostumbrada a utilizar", añade sobre la rusa, número dos del mundo, que presenta un balance de 13 derrotas y dos victorias ante Serena.

Tácticamente perfecta, Sharapova cuenta con un tiro a explotar sobre tierra, más aún con las condiciones climatológicas que sacuden París estos días. "Ella tiene mejor revés que derecha. Con la derecha tira duro, pero falla más. En este Roland Garros la pelota está pesada, con la lluvia la superficie está muy húmeda, y cuesta mover más la pelota. Por eso, es más fácil mover la bola teniendo mejor revés que derecha y golpeándolo a dos manos", explica Anabel, curtida en mil batallas de todos los colores.

"Azarenka, por último, quizá sea la menos favorita de las tres. Nunca ha llegado a semifinales en Roland Garros. La tierra batida es la superficie que más le cuesta y que menos le gusta", comenta Medina sobre la bielorrusa de 23 años, exnúmero uno del mundo y doble campeona del Abierto de Australia. "Su nivel se equipara un poco más al del resto cuando llega a cuartos de final, donde se encuentra con jugadoras que tienen un nivel alto y que le hacen partido. En esos enfrentamientos disputados sobre arcilla rinde un poco menos de lo habitual", apunta sobre la número tres de la clasificación, que ha quedado a una victoria de las semifinales de Roland Garros en dos ocasiones (2009 y 2011).

"No obstante, es la superficie que más le cuesta a las tres por la forma de jugar que tienen todas. Son pegadoras, jugadoras de de dos o tres tiros. En tierra la bola se frenta, puedes resbalar y defender más. Por eso, les cuesta más ganar los puntos, se aceleran más porque quieren ganar el punto rápido y su nivel de juego baja un poco con respecto a pista rápida o hierba", argumenta la valenciana. "Pero no hay alternativa a Serena, Sharapova y Azarenka. Sería una gran sorpresa que una jugadora fuera de este grupo ganase Roland Garros", sigue. "Si por lo que fuera, Serena quedase eliminada y no se encontrase en una hipotética final con Sharapova, la rusa es más candidata que Azarenka a ganar Roland Garros", concluye la española de 30 años.

En París, algo parece claro. Entre la lluvia que rodea al segundo Grand Slam de la temporada, entre las reuniones organizadas por los capitanes de Copa Davis para reformar la competición y entre el humor de Djokovic, la precisión de Federer y el sufrimiento de Nadal, tres mujeres han iniciado una carrera hacia la gloria. Y todo lo que no sea ver a una de ellas levantando la corona de Roland Garros será una sorpresa.

Comentarios recientes