Roland Garros 2013: cuadro masculino a debate

El equipo de Punto de Break diserta sobre las líneas de

Las predicciones de Roland Garros 2013. Conforme van tomando cuerpo los últimos retazos previos al comienzo del cuadro principal, nos adentramos en un impás de pensamientos cruzados. Apenas restan horas para que se desate la competición en París. El Grand Slam de la tierra batida. El Grand Slam de las torturas entre polvaredas. El Grand Slam de los puntos masticados hasta la extenuación.

En Punto de Break desgranamos los focos de interés del cuadro individual masculino apuntando a cinco claves: ronda inaugural imperdible, sorpresa en primera ronda, cabeza de serie sometida de forma prematura, jugador tapado y campeón. Por delante, quince días de tenis del más alto nivel en una cita histórica en el calendario. El culmen de la gira de arcilla está a punto de comenzar. La Copa de Mosqueteros vuelve a estar en liza.

Primera ronda imperdible

Pedro Gutiérrez | Mikhail Youzhny vs Pablo Andujar - Me gusta el tenis que no vemos y estos dos jugadores viene en buena forma, tienen buen tenis sobre arcilla y jugaran en una pista con gran ambiente pues me temo que no tendrá grandes dimensiones. Yo no me lo pierdo.

Julio Muñoz | Existen varios partidos atractivos, pero destacaría especialmente dos porque además hay jugadores locales implicados, lo cual hará que la grada se involucre más en ambos choques: por nombres, quizás el más llamativo sea el Tomas Berdych vs Gael Monfils, con el checo en plena forma habiendo derrotado a Djokovic en Roma, y con el francés, campeón del Challenger de Burdeos y finalista en Niza. Por estilos de juego, el Benoit Paire vs Marcos Baghdatis puede ser un encuentro que no deje indiferente a nadie. Un guiño para el partido Roger Federer vs Pablo Carreño, pues servirá para ver la evolución de la joven promesa española frente a un mito de la raqueta como el suizo.

Rafael Plaza | Roger Federer vs Pablo Carreño - Dos trenes con sentidos opuestos. Para Federer, que buscará su segunda corona de Roland Garros, será su Grand Slam número 50 competido de forma consecutiva, una marca engarzada para siempre a la eternidad. Para Carreño, que empezó el año en el escalón 684 del ránking y ya es el 166 mundial, 74 en la RACE, la clasificación que mide los logros anuales, su estreno en el cuadro final de un grande tras superar los tres partidos de la fase previa en París. La evolución del gijonés en 2013 ha sido meteórica: regresó tras superar una hernia discal que le mandó a la lona durante gran parte de 2012 cortando su progresión y concatenó seis cetros en Futures cediendo siete mangas en 30 encuentros disputados. Luego, en Casablanca, superó la fase previa y derrotó a Andújar, vigente campeón del certamen marroquí, logrando su primera victoria como profesional. Brilló con luz propia en Oeiras, donde alcanzó las semifinales derrotando a Benneteau, Goffin y Fognini. En Roland Garros vivirá una experiencia inolvidable: enfrentar en su primer partido de Grand Slam a uno de los mejores jugadores de todos los tiempos. Ingredientes suficientes para crear llamativos sabores en la primera toma de contacto con París del ganador de 17 grandes.

José Izquierdo | Dos encuentros imperdibles en esta primera ronda. Dos jóvenes jugadores que llegan de la previa frente a cabezas de serie. El checo Jiri Vesely, que con 19 años es el jugador más joven entre los 130 primeros del ranking ATP, hace su debut en un Grand Slam tras pasar la fase previa con solvencia. Su rival será Philipp Kohlschreiber, que en esta temporada de tierra batida ha combinado buenos resultados -semis en el Godó, final en Münich- con apariciones testimoniales. El otro encuentro es el que enfrenta a Roger Federer con el español Pablo Carreño Busta. El gijonés ha pasado la 'qualy' y tendrá como premio enfrentarse al segundo cabeza de serie y número tres del mundo. Toca disfrutar y aceptar el reto.

Álvaro Rama | Tomas Berdych vs Gaël Monfils – Dos años atrás el competidor checo ya entregaría el primer partido del torneo parisino ante un jugador local. A pesar de encontrarse en plena madurez deportiva, nunca ha logrado quitarse Tomas ese halo de temblor en Grand Slam: desde 2006, y van seis temporadas, el espigado pegador centroeuropeo ha venido clavando la rótula en el primer peldaño de un major año tras año. Y Roland Garros 2013 no le depara una bienvenida precisamente cálida: Gaël Monfils. El galo, eternamente lastrado por problemas físicos, se encuentra hundido en la clasificación. Jamás ha ganado un partido al checo. Pero es un tenista con tendencia a subir el nivel en suelo patrio. Antiguo semifinalista en París –tres veces cuartofinalista-, llegará a la capital gala habiendo enlazado nueve triunfos sobre tierra entre Burdeos y Niza. Puede introducir ese componente anárquico al duelo con el que incomodar al teórico favorito. Con el público de su lado. Presumiblemente en una cancha principal. Tomas puede respirar un ambiente hostil. Cruce entre dos antiguos semifinalistas que puede ser parejo.

Resultado sorpresa en primera ronda

Gutiérrez | Gael Monfils d. Tomas Berdych - Me la voy a jugar bastante con esto, pero para eso estamos debatiendo. Monfils arropado por su parroquia, era top10 y puede en un gran día, más aún en 1ªR aún no fatigado tras su vuelta a la competición, cargarse a un Berdych al que los nervios y la presión no le suele venir bien.

Muñoz | No sé si considerar a Albert Ramos favorito sobre Jerzy Janowicz en tierra es una sorpresa, o es un resultado lógico. Lo que sí que para mi tiene pinta de ser una sorpresa es la que puede dar Daniel Gimeno Traver en su duelo con Juan Mónaco, pese al aumento de prestaciones de éste en los últimos torneos. De los Top 10, no veo a ninguno cayendo en primera ronda.

Plaza | Pablo Andújar d. Mikhail Youzhny - El español encontró en Madrid el punto de inflexión que llevaba tiempo persiguiendo. Hundido en las profundidades de la tabla (llegó a ser el 113 del mundo tras arrancar en enero en la posición 45) como consecuencia de una retahíla de resultados negativos, Andújar tumbó en la capital de España a Cilic, Isner y Nishikori para alcanzar las primeras semifinales de un Masters 1000 en su carrera y revertir la situación que amenazaba con terminar de destruir una desgastada confianza, expuesta a un puñado de golpes asestados en tramos claves de la temporada. Aunque el ruso llega a París sin grandes resultados sobre arcilla, en su bolsa de viaje quedan tres pinceladas de lo que puede hacer: en Montecarlo logró golpear a Djokovic durante la manga inicial de un encuentro que terminó perdiendo, en Madrid inclinó a Almagro, un especialista de la superficie, y en Roma acabó fácilmente con Haas. En Roland Garros, Andújar tendrá la oportunidad de seguir escalando posiciones en el ránking (desde el escalafón 53 que ocupa actualmente hasta el 33 que delimita su mejor posición), una vez recuperadas las sensaciones que han vuelto a poner en marcha el engranaje del jugador conquense. Peligro para Youzhny, ocasión para Andújar.

Izquierdo | Daniel Gimeno-Traver d. Juan Mónaco - El valenciano llega en un estado físico algo dudoso tras retirarse por lesión en los octavos de final del M1000 de Madrid. Sin embargo, no ha jugado desde ese evento y a pesar de estar entre algodones, disputar Roland Garros siempre es una motivación extra que le hará dar lo mejor de sí mismo. Mónaco, por su parte, llegará a París sin haber tomado apenas contacto con el polvo de ladrillo galo tras alcanzar la final del ATP 250 de Dusseldorf. El cansancio acumulado en la semana previa bien pudiera pasarle factura y convertirse en uno de los cabezas de serie que se despidan en la primera ronda.

Rama | Albert Ramos d. Jerzy Janowicz – Empleando la etiqueta de resultado sorpresa fundamentalmente por el estatus de cabeza de serie del potencial derrotado. Partido entre dos tenistas de corto recorrido en Grand Slam –apenas una veintena de encuentros en el acumulado-. El catalán es un jugador con mayor poso en la superficie, que cuenta con el único precedente sobre polvo de ladrillo a su favor en el reciente torneo Conde de Godó. El empleo de las características dejadas del polaco deberán ser precisas ante un hombre con buenas piernas. A cinco mangas se antoja más vulnerable el planteamiento del polaco, susceptible de ir perdiendo fuelle con el primer impacto. Sobre la pesada tarima de París, puede ser un factor que termina de inclinar la balanza del lado de Albert.

Cabeza de serie que cederá pronto

Gutiérrez | Milos Raonic - Quizás haga un buen torneo, pero su ruptura con su entrenador de los últimos años, le puede dejar vulnerable y sus últimos resultados tampoco permiten ser especialmente optimistas.

Muñoz | Jo-Wilfried Tsonga - Su segunda ronda es una trampa en toda regla para alguien que no es un especialista en tierra. Nieminen o Mathieu tienen la consistencia y paciencia suficiente como para contrarrestar la contundencia del tenista de Le Mans. Tampoco confío mucho en Grigor Dimitrov, al que los cinco sets en una superficie de tanto sacrificio físico como la arcilla le pueden pesar.

Plaza | Janko Tipsarevic - Inició el curso alzando el título de Chennai y luego se fue apagando como la llama que está a merced de los elementos naturales. Se retiró en octavos de final de Australia ante Almagro y desde entonces ha sumado seis primeras rondas en ocho torneos. Llega a París con dos victorias y cinco derrotas en los eventos de tierra que ha disputado como preparación a Roland Garros (Montecarlo, Bucarest, Munich, Madrid y Dusseldorf). Ni el balance de 2013 (11 victorias y 11 derrotas), ni su porcentaje de victorias sobre polvo de ladrillo (54,2%), ni la ronda que debe defender (180 puntos de los octavos de final alcanzados en 2012 ante Almagro), ni el cuadro lleno de aristas que debe afrontar (inicio asequible frente a Mahut, escarpado porvenir ante Verdasco) presagian un futuro demasiado halagüeño para la segunda raqueta serbia. Peligro de ceder prematuramente bajo la polvareda francesa.

Izquierdo | Tomas Berdych - La suerte le ha reservado al actual número seis del mundo un cuadro terrorífico en las primeras rondas. Hará su debut ante Gael Monfils, última semifinalista galo en Roland Garros y un jugador que acumula nueve victorias consecutivas entre los torneos de Burdeos y Niza. De hecho, en la costa azul volverá a luchar por ganar un título ATP dieciséis meses después de su última aparición en una final. Si el checo consigue salvar ese escollo, le esperaría un no menos temible Ernests Gulbis, un jugador que ha sido capaz de ensodarle un 6-1 al mismísimo Rafael Nadal en tierra. Todo un reto el inicio de torneo para el pupilo de Tomas Krupa.

Rama | Janko Tipsarevic – El serbio ha ganado cuatro partidos con posterioridad al Open de Australia. Esto es, cuatro victorias refleja su expediente en los últimos cuatro meses de competición. Es el único top10 que ha buscado ritmo en la semana previa al torneo, saldando su experiencia en Düsseldorf con un trago que no es nuevo este año: entregar un pulso ante un jugador bastante alejado de los 50 primeros. Encuentra en la tierra Tipsarevic (58 victorias, 49 derrotas) el peor firme de su carrera. Con el francés Mahut como primer escollo y la opción de encarar a Verdasco a continuación, su paso por París puede ser testimonial.

Tapado

Gutiérrez | Fernando Verdasco - Visto el cuadro que tiene, y sus últimos partidos ¿quién sabe? A ver, no penséis mal de mí, pero si hablamos de tapado, desde luego él ahora mismo tapado está. Y con Ricardo Sánchez, a saber… de momento, coger el cuadro de Tipsarevic me parece algo ciertamente interesante.

Muñoz | Pablo Andújar - Semifinalista en Madrid y a gran nivel otra vez en Niza, donde derrotó a Gilles Simon, si supera en su primera ronda a Mikhail Youznhy, no sería raro verlo en cuartos de final. Atención también a Nico Almagro, que puede tener una gran oportunidad de meterse en semifinales sin ningún Top 3 por su camino, aunque con su verdugo David Ferrer en unos hipotéticos cuartos de final.

Plaza | Tommy Haas - Nada pesan los 35 años en las piernas del veterano alemán que sigue danzando por el circuito tras haber compartido viaje profesional con cuatro generaciones distintas de jugadores. Revitalizado en alma y cuerpo, Haas llega al segundo Grand Slam del curso tras haber conquistados algunos logros a la altura de su longevidad: antes de alzar en Munich el título número 14 de su carrera, ganando a Kohlschreiber en la final, había derrotado a en Djokovic en Miami dando un golpe encima de la mesa. “Es una de las mejores victorias de mi carrera”, dijo aquella noche en Florida tras acabar con el primer hombre del ránking, el segundo número uno del mundo al que lograba someter. “Tuve la mentalidad de salir allí y creer, uno tiene que creer”. Con ese lema como blasón se enfrentará al desafío de hacer en el ocaso de su carrera lo que no fue capaz en su juventud: derribar el muro de los octavos de final en Roland Garros, el único Grand Slam que no le ha visto llegar jamás a cuartos de final. Para ello cuenta con un cuadro accesible (enfrentaría a Djokovic en la ronda de los ocho mejores) y con una veteranía que le protegerá de temblar cuando el escenario engulla a los protagonistas. Deleite para los sentidos.

Izquierdo | Nicolás Almagro - El número trece del mundo no está viviendo su mejor temporada. La dolorosa derrota ante David Ferrer en los cuartos de final del Open de Australia le han acabado pasando factura, pero en París casi siempre consigue dar con la tecla que activa su mejor tenis, y en esta ocasión, tiene en cuadro que le ayuda. El murciano cruzaría con Andreas Seppi en tercera ronda y con Tomas Berdych o Ernests Gulbis en octavos de final. En los cuartos de final, cruce que ha alcanzado hasta en tres ocasiones, esperaría David Ferrer. Evita por fin a Rafael Nadal, piedra en la que tropezó en 2008, 2010 y 2012. Alcanzar las semifinales no debería ser algo utópico en esta edición para Almagro.

Rama | Juan Mónaco – Jugador rodeado por circunstancias. Pelear en Düsseldorf por un título a menos de 24 horas de que arranque la competición en París puede drenar sus fuerzas antes del estreno en un evento de gran fondo. O puede liberar el espíritu de un hombre incapaz de sumar victorias ATP hasta abril, renacido con la llegada de la tierra batida. A sus 29 años, se le tiende a achacar un expediente corto en grandes citas –apenas cuatro veces ha cruzado el ecuador de un Grand Slam. Llega en el mejor momento de la temporada, con la experiencia de haber sido top10, a un escenario donde en 2013 llegó a buscar billete entre los ocho mejores.

Campeón

Gutiérrez | Novak Djokovic - A tres sets se reducen las sorpresas de primeras rondas, en los Grand Slams el serbio presenta unos números envidiables, y en cuanto al gran rival, Nadal, Novak le ha arrebatado MonteCarlo. Creo que se le está infravalorando desde múltiples ámbitos, y sinceramente hablar de Nadal como el indiscutible favorito, me parece algo cuanto menos rebatible.

Muñoz | Roger Federer - Cuadro fácil, asequible, con rivales a los que suele dominar con relativa comodidad. Por si fuera poco, en la final puede contar con un hecho decisivo a su favor: la duración de la otra hipotética semifinal entre Nadal y Djokovic. No sería de extrañar que tanto español como serbio debieran consumir los cinco sets y jugar una semifinal agotadora, donde el principal beneficiado sería el helvético. La pista de París ha sido bastante rápida en los últimos años, lo que facilita su tenis directo.

Plaza | Rafael Nadal - El mejor jugador de la historia en tierra batida llega a París a lomos de una vertiginosa inercia ganadora que le ha servido para rubricar el mejor inicio de temporada de su vida. En el albero de Roland Garros peleará por aumentar el tamaño de la inalcanzable brecha que actualmente separa su hueco en la historia del torneo parisino del resto de jugadores que formarán parte la carrera por el segundo pedazo de gloria más importante del año. Los seis títulos amarrados desde su retorno y la racha de victorias y sensaciones recolectadas en la gira europea de arcilla (Conde de Godó, Madrid y Roma) reafirman su condición de principal favorito en París. Que solo un hombre (Soderling en 2009) haya sido capaz de hacerle inclinar la rodilla en el templo de la arcilla puede ser tomado como referencia del nivel de la hazaña que deberá afrontar cualquier jugador que desafíe a Nadal en Roland Garros. La derrota ante Djokovic en Montecarlo, el único capaz de derrotarle en los tres grandes torneos previos a París, evidencia que es uno de los pocos jugadores capaces de competir mirando a los ojos al español en tierra batida a cinco mangas. La realidad es que en albero la diferencia entre Nadal y el resto es abismal. Y aunque siete pasos le separan oficialmente de sumar su octava Copa de los Mosqueteros, el presumible duelo con Djokovic es el que despejará el enigma: salvo sorpresa, París debería ver coronarse al español por octava vez o al serbio por primera, lo que le llevaría completar el Grand Slam ganando en la única catedral que le resta por coronar.

Izquierdo | Novak Djokovic - Ha llegado el momento del número uno del mundo. El único título de Grand Slam que le queda por conquistar no se le puede escapar de nuevo. Semifinalista hace dos temporadas y finalista en el pasado curso, Djokovic debe dar un pasito más y hacerse con la Copa de los Mosqueteros en 2013. La victoria en Montecarlo ante Nadal le debe suponer un plus de confianza en un hipotético enfrentamiento ante el balear en la antepenúltima ronda del evento galo. El factor físico en la arcilla parisina también será clave y, con el rey de la tierra batida sin partidos a cinco sets desde hace más de un año, creo que es otra ventaja con la que el serbio cuenta a su favor.

Rama | Rafael NadalAnda el mallorquín planteando una tendencia en los últimos torneos: mostrar un rendimiento progresivo entre el primer y el último partido. Especialmente en los tres eventos más recientes de su hoja de ruta. Barcelona, Madrid y Roma contemplan un tenista con arranque templado que roza lo incandescente al cerrar la semana. Eso no se vio en Montecarlo donde vio escapar en dos parciales una final ante Djokovic encaminada por momentos a un set definitivo. En el principado allanó el cobertizo privado de Rafa. Ahora debe asaltar el templo. Acude Nadal a París a abrazar el que sería octavo título en Roland Garros. Derrotar al mallorquín en tierra batida a cinco sets pasa por ser el desafío más elevado de la disciplina. Apenas hay un precedente en la historia. Es un requisito de exigencia extrema que constriñe sobremanera la baraja de candidatos. El mayor aspirante a romper la barrera se antoja el número 1 serbio, potencial cruce de semifinales con el balear. En 2012 no pudo lograrlo. En 2013, encarará a un Nadal rodado como nunca en la superficie.

También te puede interesar:

Roland Garros 2013: cuadro individual masculino

LA APUESTA del día

Comentarios recientes