Las Wild Cards en Roland Garrós

Repasamos las invitaciones que ha otorgado la organización del segundo Grand Slam de la temporada

Roland Garrós 2013 está a la vuelta de la esquina y la organización ya ha dado a conocer los nombres de los tenistas que han sido agraciados con una invitación para el cuadro final sin tener que bregar por la fase de clasificación. De las ocho invitaciones, dos ellas estaban reservadas de antemano para jugadores de un determinado país. Las federaciones australiana y estadounidense otorgan una Wild Card a uno de sus jugadores, en base a una serie de méritos que suelen varias. Las otras seis restantes, sin sorpresas, han ido a parar a franceses, y no falta algún que otro ilustre.

Gael Monfils (FRA) #109: A sus 26 años, el tenista parisino está pasando por uno de sus peores momentos como jugador profesional. La lesión de rodilla que le mantuvo varios meses alejado de las pistas en 2012 sigue dándole la lata, y las pequeñas molestias físicas se le reproducen, sin posibilidad de coger el rodaje necesario para destacar en un torneo de garantías. Último semifinalista local en Roland Garrós y presente en el ATP 250 de Niza durante esta semana, viene de ganar el Challenger de Burdeos habiendo batido a tres top-100 por el camino. No será favorito a llegar lejos como otros años pero si físicamente está al 100%, no creo que sea plato de buen gusto para nadie en las primeras rondas.

Adrian Mannarino (FRA) #111: El jugador de Soizy se encuentra a las puertas de los cien primeros del ranking tras un par de temporadas donde su rendimiento decayó bastante. Antiguo top-50, el galo se desenvuelve mejor en pista duras que en tierra batida, pero la Wild Card otorgada es en base a su gran inicio del año, donde ganó los Challengers de Noumea y Sarajevo, y llegó a la final en Mexico City. En tierra batida consiguió anotarse cuatro victorias en torneos menores pero en las fases previas de eventos ATP no ha tenido tanta suerte cayendo a las primeras de cambio. No conoce aún la victoria en Roland Garrós.

Marc Gicquel (FRA) #126: Veterano curtido en mil batallas, Gicquel está cuajando a sus 36 años una gran temporada para sus estándares, coqueteando incluso con volver a top100 a pesar de su avanzada edad. No ha perdido ese espíritu guerrero que le caracteriza, ni tampoco esa técnica propia solo de los jugadores franceses. En el Challenger de Burdeos demostró su potencial sobre arcilla llegando a los cuartos de final aunque allí cedió ante Michael Llodra. La invitación para este tenista nacido en Túnez es todo un regalo que intentará disfrutar y sobre todo aprovechar.

Florent Serra (FRA) #131: A sus 32 años disputara por décima ocasión consecutiva el cuadro final de Roland Garrós. En el pasado curso tuvo que ganarse su plaza en la fase de clasificación y es que desde hace tres temporadas Serra ya no forma parte del top100. Ganó dos títulos ATP en su día y durante varios años pululó entre las cien mejores raquetas del mundo con asiduidad. Hoy día se dedica mayoritariamente a jugar torneos Challenger con un éxito moderado. Su mejor resultado hasta la fecha son las semifinales en el torneo de Tunis.

Alex Kuznetsov (USA) #172: Este estadounidense de origen ucraniano ha sido el jugador agraciado con la Wild Card que otorga la USTA todos los años. Finalista de Roland Garrós junior en 2004, perdió el partido por el título ante Gael Monfils, que curiosamente también ha recibido una invitación este año. Con 26 años y perdido en el ranking ATP, la victoria en el Challenger de Sarasota desde la fase previa le volvió a situar en el mapa tenístico de su país. Remató la faena con cuartos de final en Savannah y Tallahassee que le hicieron ganarse la plaza para el cuadro final imponiéndose a otros jugadores como Donald Young o Wayne Odesnik.

Nicolas Mahut (FRA) #175: El tenista de Angers ha abandonado el primer plano del tenis mundial. Protagonista hace casi tres temporadas en Wimbledon del partido más largo de la historia de este deporte junto a John Isner, este artista del saque-volea no pasa por su mejor momento. No ha sido capaz de ganar dos partidos seguidos en un evento que no sea de categoría superior al de un Future desde el torneo de Queen's del pasado mes de junio, y los problemas físicos le están pasando factura alcanzada ya la treintena de edad. La Wild Card que le ha dado la organización bien pudiera ser un premio por los servicios prestados ya que la tierra batida es la superficie en la que peor se desenvuelve con mucha diferencia.

Nick Kyrgios (AUS) #264: Nacido en Canberra hace dieciocho años, este australiano de origen griego es el tenista con más proyección que ha dado Australia desde Lleyton Hewitt. Con una trayectoria similar a la de Bernard Tomic a su edad, le ha llegado una bonita oportunidad de debutar en un Grand Slam tras la lesión de John Millman, que era el jugador que había escogido Tennis Australia para que jugase el cuadro final de Roland Garrós. Sin experiencia en tierra batida, es el número uno del ranking ITF junior, vigente campeón del Open de Australia en esa modalidad y además viene de jugar tres Futures en China -ganó un título- con un balance de once victorias y dos derrotas. Se llevó hace dos meses su primer Challenger en Sydney, un poco antes de cumplir la mayoría de edad.

Lucas Pouille (FRA) #310: El jugador con menos ranking de todos los que disputarán el cuadro -a la espera de algún tenista que pueda pasar la qualy y que la dispute con ranking protegido- es una joven promesa francesa que está progresando adecuadamente. A sus 19 años y entrenado por Emmanuel Planque, el tenista de Dunkerque está cuajando una muy buena temporada, sumando catorce victorias en eventos ITF Futures y un título. Llegará a París tras alcanzar los cuartos de final en Samarkanda, donde solo fue batido por todo un especialista en tierra batida como Pere Riba. Sin nada que perder, con un cuadro benévolo puede ser peligroso.

Comentarios recientes