El 'atraco' a Richard Gasquet en Roma

El tenista francés se vio claramente perjudicado por una decisión del juez de silla

Richard Gasquet puede marcharse profundamente decepcionado del Masters 1000 de Roma tras una decisión arbitral tomada en el encuentro de octavos de final que le enfrentaba al polaco Jerzy Janowicz. Raramente una acción por parte del juez de silla tiene una incidencia capital en el partido, pero sirve este incidente para demostrar cómo un punto puede hacer virar de manera radical el devenir de un encuentro. ¿Hubiera ganado Richard el partido de no haber sucedido? Imposible de decir. Pero que hubiera encarado un panorama muy favorable queda fuera de toda duda.

El tenista de Béziers había ganado el primer parcial a su oponente, y se encontraba disputando el tercer juego de la segunda manga. Lejos de amilanarse ante el imperial servicio de Jerzy, el galo buscaba volver a quebrar al poderoso polaco. Tenía en sus manos Richard 40-Av, una oportunidad de oro para ponerse con set y rotura de ventaja. De conseguirlo, estaría acariciando los cuartos de final del prestigioso torneo romano.

Janowicz juega con segundo servicio, una ventana para que Gasquet se lanzara sobre su oponente. Un resto de derecha cortado del francés aterriza a centímetros del fondo. La trayectoria incomoda a un Jerzy que debe retroceder y apenas puede sacarse de encima la pelota. Instante que aprovecha Gasquet para ganar pista y subir a la red. Janowicz, acorralado, busca a la desesperada un pasante cruzado de revés. Bola centrada que Gasquet acuna con una volea cortada que toma tierra en la línea.

Aterrizaje de la bola, en plena línea, señalada como 'out' por El Jennati

O eso pensaba de forma definitiva Richard, que marcha hacia el banquillo con una rotura de servicio muy beneficiosa para sus intereses (en ese momento gozaría de un 6-3 *2-1). Janowicz, no obstante, no las tiene todas consigo y acude a revisar la huella de la esfera. Señala una marca con la raqueta, haciendo gestos ostensibles hacia el juez de silla marroquí Mohamed El Jenatti para que compruebe lo sucedido.

El árbitro no tiene duda alguna una vez observa la marca indicada por el polaco. De manera inmediata indica que el bote no ha tenido lugar entre los márgenes de juego. Invitando a Gasquet a levantarse de su banquillo y seguir disputando el juego. Richard no da crédito a lo que sucede. Es el hombre con mejor perspectiva para haber visto la jugada -aunque ser el principal beneficiado pueda quitar peso a esta postura- y no entiende el veredicto.

No es un intercambio de palabras acalorado, vastas diferencias con la reacción de Troicki el día anterior, Gasquet simplemente está perplejo ante lo sucedido. El serbio se vio dudosamente inmerso en un déficit de set y rotura, ventaja que le fue negada al francés.

Afortunadamente están las cámaras de televisión para ofrecer una repetición precisa del vuelo y aterrizaje de la pelota. En tal toma se observa cómo la esfera toma tierra en pleno contacto con la línea. Media pelota se posa en el área blanca determinada por el límite de la pista.

(Adjuntamos a continuación el vídeo del partido completo - la acción tiene lugar en torno al minuto 53:20)

Se antoja incomprensible la decisión tomada, dada la clara validez del bote y el hecho de que el partido se juegue en tierra. O Janowicz incurrió en una acción antideportiva señalando otra huella -difícil de decir con los planos ofrecidos- o El Jennati vio aterrizar fuera la marca de la volea de Gasquet -difícil de creer con la imagen captada-. Entre ambas teorías, sin fundamento de peso quepa indicar, se antoja más probable la primera. O menos increíble, si se quiere.

Una vez reanudado el juego con deuce en el marcador, Janowicz mantiene su servicio. Tras el cambio de lado, frustrado por el incidente, Gasquet se acerca a la zona del bote para comprobar por sí mismo dónde cayó la pelota. Y no da crédito a lo decidido al comprobar que la huella está sobre la línea, dirigiendo palabras de decepción hacia el silla.

Gasquet terminaría entregando el segundo parcial en el tiebreak y el partido en la tercera manga (6-3 6-7 4-6).

En el primer punto del tercer set, el francés devolvió las malas artes (a la altura del 1:44:00 del vídeo), sin reconocer un doble bote reclamado por Janowicz y no observado por El Jennati. Una noche del silla para olvidar.

LA APUESTA del día

Comentarios recientes