El desengaño de Radwanska

Agnieszka Radwanska quería ser #1 este año, pero con problemas en el hombro llegará a Roland Garros en peor forma que nunca. 

Desengaño: dícese del conocimiento de la verdad al salir del error o engaño en que se estaba”. Igualmente, reza también el diccionario de la Real Academia Española de la Lengua: “lo que se aprende por experiencias amargas”. Agnieszka Radwanska viene siendo el gran desengaño de la élite WTA las últimas semanas. Es bien cierto que su nivel sobre tierra batida siempre ha sido decepcionante, pero esta temporada llegará a Roland Garros con sólo una victoria en esta superficie.

Jugar en París con sólo una victoria en tierra en su contador, significa que es la ocasión en que acudirá con menos triunfos de toda su carrera. En otras temporadas llegó como poco con 3 (en 2007 y 2010), con 4 o 5 (2011 y 2009 respectivamente) o con una larga cuenta de 10 y 11 (2012 y 2008 respectivamente). Por tanto, estamos hablando de la peor gira preparatoria de cara a Roland Garros por parte de Aga Radwanska de su carrera.

Tras caer eliminada en 2ªR de Madrid ante Laura Robson, que le propinó un severo correctivo (6/3 6/1), en Roma se ha visto aplastada tras tener dirigido el encuentro por la rumana Simona Halep (7/6 1/6 2/6), que no venía precisamente en su mejor momento. Dos derrotas en tres partidos entre Madrid y Roma (su única victoria fue sobre Pironkova, que lejos de la hierba apenas da miedo), sin haber acudido este año al WTA de Stuttgart y darse de baja en el WTA Premier de Bruselas.

Ese torneo belga que se disputa la semana previa a Roland Garros, fue un espaldarazo de confianza para Radwanska en la superficie el año pasado, pues allí conquisto su segundo título en toda su carrera sobre tierra batida, aunque para después caer en una pronta 3ªR de Roland Garros (Kuznetsova le ganó 6/1 6/2).

"Hace ya tiempo que vengo sufriendo molestias en el hombro, que se agravan al jugar sobre arcilla. Me temo que está empeorando, y debo ser precavida para poder jugar en Roland Garros y los torneos sobre hierba. Por lo tanto, debo renunciar a jugar en Bruselas. Es una pena, porque quería defender mi título", dijo Radwanska en declaraciones a la organización del torneo belga.

Con esta retirada de Bruselas, más debido a las malas sensaciones y a la precaución de cara a la gira de hierba, Agnieszka se retira de la lucha por el trono de la tierra batida. Sí jugará Roland Garros, ese torneo en el que ha alcanzado en dos ocasiones cuartos de final (2009 y 2010), pero no llegará con la preparación adecuada y es más: llegará sin el aval de buenos resultados y sin la imagen de #4 de la WTA que meses atrás le permitía salir de vestuarios con el cartel de gran favorita ante el que muchas otras jugadoras se rendían.

Tras un 2012 muy prometedor por su parte con los títulos de Dubai y Miami (sobre dura), el de Bruselas (sobre tierra) y la final de Wimbledon (sobre hierba), que terminó muy destacada en el #4 de la WTA; una vez más se habló de ella como la ‘alternativa’. Una jugadora diferente, con recursos, con un tenis sin potencia pero con variantes. Incluso esa posición fue refrendada por ella que dijo estar preparada para asaltar el número 1 tras la final de Wimbledon, que lucharía por ese objetivo, y este año así nos lo comentó en exclusiva para Punto de Break.

Ella cogía el testigo, y lo hizo de forma espectacular a comienzos de año sumando los títulos de Auckland y Sydney, sin perder una sola manga. Después cayó en cuartos de final del Open de Australia ante una Na Li a gran nivel, que estuvo a apenas un set de alzar el trofeo final. Un buen comienzo de año que fue perdiendo color y gracia al avanzar la competición. Buenos torneos, sólo derrotas ante rivales dignas; pero todo muy lejano de ser una alternativa al #1. Sin embargo, se asentaba en el top4. Ese top4 que tras la gira de tierra se ve amenazado como hace bastante tiempo no lo hacía. Si Sara Errani ganara el título en Roma, difícil pero no muy improbable, Radwanska llegaría a Paris como #5 de la WTA; y de hecho, es probable que así ocurra al no poder defender sus puntos de Bruselas, aunque para el sorteo del cuadro y la asignación de los cabezas de serie se utilizará el ranking del próximo lunes.

En la WTA se venía hablando de un fuerte top4 a finales de año, pero poco a poco se ha ido transformando en un simple top3 (incluso por momentos top2). Hoy la distancia de Radwanska respecto de Azarenka, #3 WTA, es de 2.035 puntos, mientras que respecto de su inmediata perseguidora, Na Li, #5 WTA, es de 720 puntos. Distancias que se amplían en el primer caso y que se reducen en el segundo. Vuelve a ser más una tenista top10 que una tenista aspirante al #1, si es que realmente en algún momento lo fue (en el verano de 2012 a punto estuvo de jugar en Palermo, un WTA International sobre tierra batida, nada más terminar la final de Wimbledon, para tratar de arrancar el #1 a Azarenka).

Varias semanas sin disfrutar ya del tenis-calidad de Agnieszka; de hecho, no suma más de dos victorias seguidas desde Miami, a finales de marzo. Hasta ahora se ha aprovechado en los torneos sobre pistas duras de su categoría de alta cabeza de serie; pero ese tiempo puede llegar a su fin si Aga no consigue buenos resultados antes de que Wimbledon llegue a su fin. Para eso aún queda mucho, pero Radwanska a pesar de un arranque rompedor de 2013, sólo ha sumado dos victorias ante tenistas top10 esta temporada por cuatro derrotas, y va perdiendo algo de ese buen nombre adquirido en el circuito como candidata a todo.

En tierra será una de las cabezas de serie de Roland Garros más golosas para las tenistas especialistas en esa superficie. Su rendimiento en arcilla resulta insuficiente y por completo desesperanzador. Las probabilidades de que alcance elevadas rondas en Paris con muy escasas y tendrá mucha presión durante la temporada de hierba. Más aún si los problemas en el hombro se agravan.

por @Pep_Guti en @PuntoDBreak

También te puede interesar:

Agnieszka Radwanska: "aspiro al número 1"

La curiosa popularidad de Radwanska

Comentarios recientes