El Masters 1000 de Roma, posiblemente el segundo mejor torneo del mundo sobre tierra

Analizamos en diez claves los aspectos más relevantes de uno de los torneos más prestigiosos del tenis mundial

El Masters 1000 de Roma supone la última gran prueba antes de Roland Garros. Hombres y mujeres compiten por ganar el que es posiblemente el torneo más prestigioso de tierra por detrás del Grand Slam parisino. Una gran historia, un público entregado y unas instalaciones espectaculares forman parte de la cita romana.

Casi sin solución de continuidad, la gran mayoría del circuito masculino y femenino se encuentra ya instalada en Roma para afrontar el último test de cara a París que dio comienzo este pasado domingo. Es momento de afinar forma para algunos, conseguir valiosos puntos en el ranking para otros y para los menos, luchar por el que posiblemente sea el segundo mejor torneo del mundo sobre tierra batida. En Punto de Break, repasamos diez cosas que deben saberse del torneo transalpino.

Roma acoge el quinto Masters 1000 del año.

Instalaciones: aunque en un primer momento el Internazionali BNL d'Italia comenzó a disputarse en Milán, en 1935 el torneo se trasladó al Foro Itálico, un complejo deportivo situado a las afueras de Roma donde se ubica el Estadio Olímpico de fútbol y por supuesto el evento de tenis. La cancha principal es el Campo Centrale, inaugurado el 27 de abril de 2010 y con capacidad para 10.500 espectadores. Está preparado para incorporar una futura cubierta con la que tapar el recinto sin necesidad de volver a hacer una obra nueva. Lo más impactante de él es, sin duda, la increíble atmósfera que es capaz de generar. Importantes son también la pista Nicola Pietrangeli y la Supertennis Arena (3.500 asientos). En total, 11 canchas, 8 de competición y tres de entrenamientos completan la oferta de este imponente Foro Itálico que nos inspira a la época romana.

Dotación económica: el torneo reparte 2.750.000 € en premios, lejos de los 3.368.265 € que ofrece Madrid. Sin embargo, aún así el campeón además de llevarse 1000 puntos al casillero de puntuación, recoge 434.000 € como premio. Cifra nada despreciable. El subcampeón se queda en 203.000€.

El tenis italiano en Roma: a pesar de competir en casa y tener fama de ser tenistas entregados a la causa de competir delante de un público bastante animoso, lo cierto es que el tenis italiano no presenta un buen balance en el torneo. En total, sólo tres tenistas (Fausto Gardini, Nicola Pietrangeli y Adriano Panatta) han logrado vencer en su historia. Desde 1978, no alcanzan una final en el evento romano y desde 2007 una semifinal (con Volandri). Andreas Seppi y Fabio Fognini aspiran a romper esa racha en 2013, eso sí, se enfrentan en primera ronda y el ganador deberá medirse a Rafa Nadal. Ahí es nada.

Rafa Nadal, el gran dominador: precisamente el balear es el gran dominador del torneo en los últimos años. Acumula seis victorias en Roma, una ciudad que en las últimas 10 ediciones ha visto en ocho ocasiones coronar a un campeón español (Novak Djokovic fue el que rompió esa racha con sus triunfos de 2008 y 2011).

Roger Federer: si existe algún gran torneo al margen de Montecarlo que no haya ganado Roger Federer ese es el de Roma. Dos veces finalista, en 2006 llegó a desperdiciar dos bolas de partido en la final que le midió a Rafa Nadal y que se prolongó por espacio de más de cinco horas. Sin embargo, el suizo es un fiel del torneo, pues desde el año 2000 siempre ha acudido a la cita transalpina. Esta edición, con Novak Djokovic y Rafa Nadal por la otra parte del cuadro, tiene una buena oportunidad de llegar a su tercera final.

La lucha por el cuarto puesto: Rafa Nadal aspira a ser el cuarto cabeza de serie en Roland Garros. Para ello deberá ganar el torneo, superando en unos teóricos cuartos de final a David Ferrer y en unas probables semifinales a Novak Djokovic. De ganar, además conquistaría su 41º título en tierra batida, situándose a sólo cinco de Guillermo Vilas.

Una pista rápida: pese a disputarse sobre tierra batida, lo cierto es que la arcilla romana es una de las más rápidas de todo el circuito. Incluso, en 2009, Roger Federer llegó a afirmar que las pistas se parecían más a unas canchas duras que a unas de tierra. La poca arena que suelen contener es clave en la mayor velocidad de las pistas. Quizás, por ello, han sido varios los norteamericanos que han triunfado, casos de Jim Courier, Andre Agassi o Pete Sampras.

Ausencias de títulos de algunos ilustres: ha habido grandes especialistas en tierra que jamás encontraron la fórmula de ganar en Roma. Guillermo Coria, Sergi Bruguera, Albert Costa, Gastón Gaudio o Jan Kodes son algunos de los ejemplos más llamativos.

El Foro Itálico es la sede del Masters 1000 de Roma.

Desde 2011 es un torneo que se celebra de manera conjunta: ese año, se acordó que ambos cuadros se disputaran en la misma semana. En féminas, Conchita Martínez y Gabriela Sabatini han sido las mujeres que más veces se han adjudicado el torneo, con cuatro entorchados. Llama la atención que nunca pudieron ganarlo Arantxa Sánchez o Martina Navratilova y que sólo en una ocasión Steffi Graf fue capaz de levantar el cetro.

Lucha por la décima plaza: por primera vez desde el 5 de noviembre de 2012, el circuito presenta una nueva entrada en el Top 10: Stanislas Wawrinka. Sin embargo, en apenas 230 puntos hay hasta cuatro hombres, con lo que se avecina una interesante lucha por saber quién llegará a Roland Garros como Top 10.

LA APUESTA del día

Comentarios recientes