Las cinco bolas malditas de la carrera de David Ferrer

Repasamos las cinco bolas que marcaron de forma negativa su carrera por significar dolorosos tropiezos

Ferrer ha podido ganar más de lo que lo ha hecho. Foto: sports.yahoo.com
Ferrer ha podido ganar más de lo que lo ha hecho. Foto: sports.yahoo.com

Cinco pelotas malditas hubieran cambiado la carrera deportiva de David Ferrer. De haberlas ganado, el alicantino tendría hoy en día un palmarés todavía mejor del que tiene destacando alguna medalla olímpica y algún que otro título importante.

Se suele decir, y con razón, que en el tenis, no se gana un partido hasta que se acaba el último punto y se da la mano al contrincante. Si alguien sabe ese dicho mejor que nadie es David Ferrer que en varias ocasiones a lo largo de su carrera se ha quedado al borde, tan sólo separado por un punto, de hacer algo importante en torneos del más alto nivel. Son las cinco bolas malditas del alicantino, repasamos cuáles son:

Ferrer aspira a ser tercero.

1- David Ferrer- Rafa Nadal, cuartos de final de Madrid: 6-4, 6-5 (15-30 para el alicantino)

El de Jávea volvió a quedarse de nuevo a las puertas de hacer algo grande en un evento importante. En los cuartos de final de Madrid, con la primera manga ya sellada a su favor y un 6-5 (15-30) favorable, dos puntos le separaban de meterse en las semifinales del Masters 1000 español por segunda vez en su carrera y batir por fin a Rafa Nadal en tierra batida, algo que no hace desde 2004 (ver vídeo de 1:01 a 1:17).

Sin embargo, de nuevo una mala decisión combinada con un acierto del rival trazan una derrota a la que el destino parecía haberle dibujado una victoria. Una derecha fácil,cruzada con el rival vencido era el camino hacia un primet match point que nunca se produjo. Ferrer decidió jugarse un drive paralelo que encontró un globo imposible de Nadal y la consiguiente perdida del punto. De ahí, el tiebreak y de ahí la derrota en el tercer set.

2- David Ferrer- Andy Murray: final de Miami: 6-2, 4-6, 6-5 (punto de partido al resto)

El segundo Masters 1000 de su carrera estaba en juego en un partido lleno de imprecisiones por parte de ambos contrincantes. El calor, la humedad habían hecho mella en Murray y sobre todo, en David Ferrer, que llegaba justo de fuerzas al tramo final de encuentro. No obstante, el alicantino a base de tesón y sacrificio logró procurarse una bola de partido al resto con 6-5 en la tercera manga (ver vídeo de 3:14 a 3:50).

Un intercambio largo y una derecha que parecía caer fuera de la pista fueron motivos más que suficientes para que Ferru parara el partido y requiriera la comprobación del bote de la bola ante el ojo de halcón. Desgraciadamente, éste no le iba a dar la razón y por poco, muy poco, pero la pelota había entrado y el match point se había esfumado. Luego vino un tiebreak y una derrota, posiblemente, una de las más duras de su carrera.

3- David Ferrer-Feliciano López/ Michael Llodra-Jo-Wilfried Tsonga: semifinales JJOO: 3-6, 6-4 y 11-10

Esta vez no estaba solo, sino acompañado por Feliciano López en busca de un imposible que parecía estar ya hecho: ganar una medalla olímpica en hierba y en dobles. El más difícil, todavía. Enfrente, una excelente pareja compuesta por dos grandes sacadores como Michael Llodra y Jo-Wilfried Tsonga.

Ferrer y Feli estuvieron a punto de lograr medalla.

Tras ganar cada país un set, la lotería del tercero debía decidir la pareja que accedería a la gran final. Con 9-8 y resto, los españoles dispusieron de tres oportunidades de ganar el encuentro. El saque de Llodra lo impidió. Con 11-10 volvía a venir una nueva pelota de partido. Esta vez, era el todo o nada. Fue la nada. Francia acabó llevándose el partido 18-16 y Ferrer y López regresaron sin medalla. Sin duda, la derrota más cruel.

4- David Ferrer- Andy Murray: semifinales Open de Australia 2011: 6-4, 5-4 (bola de set al resto)

David Ferrer nunca ha alcanzado una final de Grand Slam pero en el Open de Australia estuvo cerca hace dos años. Entonces en la semifinal contra Andy Murray estuvo a un solo punto de adjudicarse el segundo set tras haberse adjudicado el primero y obligar al escocés a remontar un encuentro que pendía de un hilo (ver vídeo de 10:45 a 10:52).

Con 6-4 y 5-4, el alicantino tenía que restar un punto que debía llevarle a tener pie y medio en semifinales. Apareció el saque del británico y desbarató el sueño. Luego perdió el tiebreak de la segunda manga y acabó rindiéndose a la evidencia: la suerte no le acompañó.

5- David Ferrer- Rafa Nadal: final Barcelona 2012: 6-5 (set point al resto)

David Ferrer siempre ha considerado que ganar Barcelona es un sueño. Sin embargo, el hecho de ser coetáneo con Rafa Nadal siempre ha supuesto un hándicap pues el manacorí le ha derrotado en las cuatro finales que ha disputado. La última de 2012 fue sin duda la más igualada. El de Jávea llegó a tener cinco bolas de set con saque de Rafa para darle un cambio de timón a una final que nuevamente se le escapó por detalles (ver vídeo de 10:55 a 11:30).

Ante tanta mala suerte sólo cabe decir que el único consuelo que queda es pensar que si bien ha perdido partidos importantes por apenas una bola, por lo menos ha estado luchando por ellos, cosa de la que pocos pueden presumir. Eso, y pensar, que a un deportista no se le mide por las veces que cae, sino por las que se levanta.

Comentarios recientes