La influencia de la nacionalidad en el tipo de juego de un tenista

Las nacionalidades de los jugadores influyen mucho a la hora de desarrollar un determinado tipo de juego. Franceses y alemanes, los más versátiles

Los tenistas alemanes son versátiles en todas las pistas. Foto:lainformacion.com
Los tenistas alemanes son versátiles en todas las pistas. Foto:lainformacion.com

Los alemanes son junto a los franceses los tenistas más versátiles del mundo. Ambas nacionalidades son capaces de competir en cualquier tipo de superficie sin resentirse apenas su rendimiento.

En el tenis la nacionalidad de los jugadores no sólo indica el lugar de procedencia de éstos. En la mayoría de casos sirve para encuadrarlos con un tipo de juego determinado- más antes que ahora con la creciente homogeneización de las pistas-. ¿Quién no ha oído hablar de que los españoles y sudamericanos en general son especialistas de la tierra batida, los ingleses amantes de la hierba, o los estadounidenses fanáticos de las pistas rápidas de cemento?

Hewitt no gana un torneo desde 1999 en tierra batida.

Así lo confirman los datos que, al margen de decir que por ejemplo Australia sólo ha sido capaz de vencer un torneo en tierra batida desde 1999 (Houston en 2009), señalan que en las dos últimas temporadas y media España ha logrado ganar 27 de los 34 títulos obtenidos en total sobre arcilla, todo lo contrario que por ejemplo Estados Unidos que ha sumado 6 de los 11 títulos conquistados en ese periodo en pista rápida, o Francia, que ha alzado 7 de los últimos 12 cetros sobre pista cubierta.

La instauración de diversos tipos de suelo en los distintos países hace que desde bien jóvenes los tenistas tengan que adaptar su estilo de juego a la superficie en la que compiten, provocando así que salvo contadas excepciones (Feliciano López en España con la hierba, David Nalbandian y Juan Martín del Potro en indoor o las grandes figuras del Top 5), los jugadores que comparten nacionalidad posean un mismo patrón de juego.

Sin embargo, existen nacionalidades donde ese citado patrón común no está tan claro. Uno de los claros ejemplos es Francia, donde parecen optar por el famoso dicho de "en la variedad está el gusto". A pesar de que hemos comentado que desde 2011 han levantado siete de sus 12 títulos desde esa fecha en indoor, Jo-Wilfried Tsonga, Richard Gasquet, Gael Monfils, Gilles Simon o Julien Benneteau y Michael Llodra son un claro ejemplo de que tan pronto es posible jugar en tierra, en hierba como en pista cubierta de forma eficaz. De hecho, esa variedad se manifiesta en la diversidad de superficies que acogen los distintos torneos ATP en Francia. De los siete eventos que celebra cada temporada, cuatro son en pista cubierta y tres en arcilla.

Los tenistas franceses se adaptan a cualquier pista.

Algo similar le ocurre a Alemania, que posiblemente sea la nación con los tenistas más versátiles junto a Francia. Organizadora de cinco torneos ATP, cuatro sobre tierra y uno sobre hierba, el reflejo de las condiciones variopintas de sus tenistas no hay más que buscarlo en sus elecciones como local en la Copa Davis, donde en sus 15 participaciones en casa en 7 seleccionó tierra, en seis pista rápida y en otras dos moqueta, cifras muy similares a las de Francia que dispuso en sus últimas 15 eliminatorias como local seis veces pista de tierra, otras seis de pista rápida y otras tres de moqueta.

Es difícil saber si a los tenistas germanos les gusta más la hierba, la tierra o incluso la pista rápida cubierta. En los años 80 y 90 Boris Becker y Michael Stich eran prototipos de jugadores de césped pese a que éste último disputó una final de Roland Garros, pero es que en la actualidad las dos cabezas visibles del tenis germano suman triunfos en las tres superficies tanto en hierba, arcilla como pista dura. Philipp Kholschreiber y Tommy Haas son claros ejemplos de que su juego es adaptable con eficacia a cualquier suelo y el resto de germanos integrantes del Top 100 presenta un perfil muy dispar. Florian Mayer tiene en la tierra su principal baluarte pese a lo peculiar que es su juego, Benjamin Becker se decanta por hierba y superficies rápidas y Philipp Petzchner ha conseguido llegar a finales en cualquier superficie menos tierra.

En este sentido, tanto Alemania como Francia sean los países donde cualquier perfil de jugador puede triunfar desde bien pequeño, ya que existen torneos en prácticamente todas las superficies, salvo la excepción de la hierba en Francia. Algo realmente interesante y que contrarresta con el encasillamiento de ciertos países por ciertas superficies, algo marcado en parte por la tradición, pero que a veces se convierte en un inconveniente. Y si no basta apuntar el dato antes señalado de la incapacidad de Australia de ganar un torneo en arcilla en el comienzo del nuevo milenio con la excepción de Hewitt en Houston, o la misma Argentina que no vence en hierba desde que lo hiciera con Javier Frana en Nottingham en 1995. Situación similar a la que vivió España que hasta 2008 se tiró 36 años sin ganar un torneo sobre césped desde que lo hiciera Andrés Gimeno en Eastbourne.

En realidad, cabría preguntarse si no sería conveniente que cada país tuviera un mínimo de torneos en cada superficie desde las categorías inferiores. Una solución controvertida y con incovenientes como el clima y lo caro que puede resultar mantener la hierba, pero que daría la oportunidad a los más jóvenes de hacer valer cualquier tipo de juego.

Las últimas 15 elecciones de superficie de las grandes potencias en Davis:

- España: todas en tierra.

- Argentina: 14 en tierra, una en pista rápida cubierta.

- Francia: 6 en tierra, 6 en pista dura y 3 en moqueta.

- Rusia: 8 en tierra batida, 4 en pista rápida y 3 en moqueta.

- Alemania: 7 en tierra, 6 en pista rápida y 2 en moqueta.

- Estados Unidos: 13 en pista dura, 2 en hierba

- Italia: 13 en tierra, una en pista rápida y otra en moqueta.

- Serbia: 7 en tierra, 6 en pista rápida y 2 en moqueta (se incluye cuando estaba unida a Montenegro)

- República Checa: 7 en moqueta, 5 en tierra y 3 en pista dura

- India: 5 en pista dura, 10 en hierba

- Australia: 7 en pista dura, seis en hierba, 2 en tierra batida

LA APUESTA del día

Comentarios recientes