Las Wild Cards en el Masters 1000 de Madrid

La entrega de invitaciones por parte del torneo madrileño sigue levantando suspicacias

El Masters 1000 de Madrid fue polémico desde sus inicios. Las modelos recogepelotas en los partidos disputados en la central, la elección de cambiar el característico color de la roja arcilla europea por un azul que proporcionase a los espectadores una mejor visibilidad. Y por último, las invitaciones otorgadas por la organización. Este año ya se han otorgado, a falta de solo cinco días para el comienzo del evento, las invitaciones para el cuadro final y para la fase previa y en Punto de Break nos encargamos de analizarlas.

La decisión de no invitar a Juan Carlos Ferrero al Masters Series de Madrid en el año 2008 causó mucho revuelo. En esos momentos, el de Onteniente no tenía el ranking suficiente para disputar el evento, por lo que solicitó a la organización del torneo una Wild Card para poder disputar el mismo. Para la sorpresa de todos, incluida la del propio jugador, no obtuvo un sí por respuesta, ya que las tres invitaciones ya estaban entregadas. Carlos Moyá se llevó el voto popular ganándose el derecho a participar en el cuadro final. El segundo invitado fue el campeón de 2004, Marat Safin, protegido de Ion Tiriac que era y es el dueño del torneo madrileño. La última, incomprensiblemente fue a parar para un joven Fabio Fognini. El italiano jugó ese año en Madrid gracias a un convenio que el magnate rumano había firmado con el torneo de Roma, por el cual invitaban a Safin al evento disputado en el Foro Itálico a cambio de que una de las plazas en el Main Draw la recibiese un tenista transalpino.

El prestigio del torneo quedó enormememente dañado tras esta decisión. Tanto Ferrero como Martínez Cascales, su entrenador, denunciaron la situación y contaron en todo momento con el apoyo del público asistente al torneo y también de colegas como Nadal, Ferrer o Moyá que se mostraron indignados por la decisión de dejar fuera de Madrid a todo un ex número uno y que además había sido campeón del evento en 2003. El director del torneo, Manolo Santana, defendió la postura de la organización manifestando que se trataba de un evento internacional, justificando así que solo una invitación fuese a parar a manos de un tenista patrio. Finalmente, y a última hora, Moyá entró por las bajas y quedó una Wild Card libre pero ya era demasiado tarde y Ferrero no quiso jugar y ser el segundo plato de nadie, yendo a parar esa plaza a manos de Albert Montañés. Por tanto, desde ese año las invitaciones que otorga el torneo madrileño se miran bajo lupa. A continuación, analizamos las que han sido otorgadas en 2013:

Tommy Robredo #38: El gerundense fue el primer jugador en ser invitado por la organización. En el momento en el que se hizo pública la lista de participantes se encontraba en la posición número setenta del ranking ATP debido a la lesión en la pierna que le mantuvo parado la mitad del pasado curso. En un gran estado de forma, ha ganado ocho de los últimos nueve partidos que ha disputado, todos ellos sobre polvo de ladrillo. Campeón en Casablanca y cuartofinalista en Barcelona, llegará a Madrid con el objetivo de hacer un buen papel. Será la novena vez que juega en la capital española, siendo su mejor resultado los cuartos de final alcanzados en 2004, cuando el torneo aún se disputaba bajo el techo del Rockódromo de la Casa de Campo.

Pablo Andújar #92: Un especialista en tierra batida que no está viviendo su mejor momento. Solo suma cinco victorias en diecisiete encuentros disputados en 2013, y aunque en Montecarlo y Barcelona sus registros han mejorado, se encuentra muy lejos de su mejor forma. Ha retrocedido más de treinta plaza desde que se cerró la lista para participar en Madrid al no defender su corona en Casablanca. Quizá no sea un jugador que pueda aprovechar demasiado la invitación, a tenor de su actual estado tenístico. Ha disputado cuatro veces el torneo pero no conoce la victoria aún en el cuadro final. Su único triunfo llegó en 2009, en la primera ronda de la fase de calificación y fue ante el italiano Alessio Di Mauro.

Marius Copil #133: La mano de Ion Tiriac se nota. Es la única explicación razonable para que un tenista como Marius Copil forme parte del cuadro final del Masters 1000 con Madrid gracias a una Wild Card. Jugador agresivo, con un juego vistoso, de ataque, a buen seguro puede dar alguna sorpresa si no tiene un cruce imposible en primera ronda. Invitado para la fase previa en las dos últimas ediciones, estuvo a punto de pasar la qualy en 2011 pero acabó sucumbiendo ante su compatriota Hanescu en el desempate del tercer set. Una buena actuación podría ayudarle en su objetivo de formar parte del top100 durante este año por primera vez en su carrera.

Javier Martí #205: A sus 21 años el tenista madrileño es un jugador claramente estancado. Hace un par de años que debutó en Roland Garrós tras pasar la fase previa y a día de hoy su tope es el puesto 170 del ranking ATP. Bagaje muy escaso para un jugador al que se le presupone un gran talento. Tiene destellos en su juego que recuerdan a un joven Richard Gasquet. Disputará por tercera vez este torneo. Debutó hace dos años cayendo en la primera ronda de la calificación ante Rubén Ramírez Hidalgo y en el pasado curso tampoco pudo ganar ningún partido tras perder en la ronda inicial del cuadro final ante el ruso Mikhail Youzhny.

Entre los ausentes podemos nombrar a varios jugadores. En primer lugar a Albert Ramos, que si bien no ha obtenido una Wild Card, intentará ganarse su plaza en el cuadro principal jugando la fase previa. El rendimiento del de Mataró desde el Masters 1000 de Miami está siendo muy bueno, habiendo salido victorioso en nueve de los doce últimos partidos disputados, por lo que choca un poco que tenga que bregar en la ronda de calificación. Por otra parte, destacan las ausencias de otros dos jugadores. Por un lado la de Daniel Muñoz de la Nava, que ni siquiera ha obtenido plaza para la qualy a pesar de ser madrileño y de rendir siempre bien en La Caja Mágica, y por otra la de Pablo Carreño Busta, quizá el tenista español con más proyección de todos los jóvenes que intentan hacerse un hueco en el panorama ATP. Sin embargo, ninguno estará presente en la arcilla madrileña este fin de semana para dirimir quiénes merecen tener una plaza en el cuadro final ya que las invitaciones han ido a parar a manos de Guillermo García López, Pere Riba y Sergiy Stakhovsky, estando pendiente la última que irá para el campeón del torneo sub18 de Madrid que se disputa estos días en la capital.

Comentarios recientes