Conchita no quiere relajaciones

Tras el 2-0 el objetivo del ascenso está cerca, pero la capitana no desea despistes

España cierra la jornada del sábado con un panorama idílico en la serie de Copa Federación que la enfrenta a Japón por un puesto en el Grupo Mundial: un 2-0 favorable a la Armada que coloca el objetivo del ascenso muy cerca de la mano. No obstante, la capitana Conchita Martínez no quiere ver en el equipo siquiera un atisbo de relajación que pudiera complicar innecesariamente la serie.

Tajante se mostró la aragonesa al plantear el marco psicológico necesario a mantener en la jornada dominical para sellar la serie y el pase a la categoría de oro en 2014. "Si encaramos el domingo con mentalidad de no sufrir, mal iríamos" apuntó, queriendo arrancar de raíz cualquier signo de relajación.

La ventaja es amplia. La cercanía a la que se encuentra la conclusión de la serie es algo obvio y sería absurdo negarlo, pero también lo sería pensar que la renta es definitiva. "Vamos bien. Con 2-0, nos falta un punto. Pero hay que ir con los pies en el suelo siempre y está claro que lo tenemos cerquita pero no nos podemos despistar" indicó Conchita antes de disertar sobre el potencial con que contará Japón en el tercer punto de la serie.

De esta manera, la mandamás del barco ibérico expresó sus impresiones acerca de la primera tenista japonesa, quien mañana debiera medir fuerzas ante Carla Suárez en el tercer punto de la eliminatoria. La canaria tomará el papel de favorita, pero sin relajaciones. "Morita es una gran jugadora, está la 42 del mundo, es peligrosa y ojalá Carla pueda jugar un gran partido y cerrar la eliminatoria. Pero si no hay que seguir luchando, yendo punto a punto y con cuidado. Aquí que no se despiste nadie".

Cuestionado por la posible inclusión de cambios en los individuales del domingo, opción con que ya jugó en su eliminatoria debut en Alicante, la aragonesa no mostró sus cartas reservando la opinión hasta tener una reunión conjunta con el grupo. "De momento tengo que hablar con las dos jugadoras (Carla Suárez y Silvia Soler), que estén al 100% y si no hay ningún contratiempo pues serán ellas quienes salten a la pista. Vamos a darlo todo, pero hay que hablar con las jugadoras, tenemos que reunirnos en el hotel y comprobar que están en plenas condiciones las dos" cerró antes de dar por concluida la jornada del sábado en el Real Club de Polo de Barcelona.

Apenas un punto separa a España de regresar al Grupo Mundial I y, potencialmente, volver a pelear entre los ocho mejores equipos del mundo por la Copa Federación. El año de estreno de Conchita en el banco español, cuyos equipos no han cedido un solo punto vivo hasta la fecha, va camino de cerrar un curso balsámico.

Comentarios recientes