Nieminen lanza su camiseta tras tumbar a Del Potro

El escandinavo no pudo contener las emociones tras sentar al quinto favorito

Jarkko Nieminen dejó la imagen curiosa de la jornada en el Masters 1000 de Montecarlo. El finlandés, tras detener a Juan Martín Del Potro (6-4 4-6 7-6) en 2 horas y 37 minutos, dejó correr el torrente emocional que recorría su interior quitándose la camiseta y lanzándosela al público al más puro estilo futbolístico.

El competidor escandinavo, todo un veterano del circuito con 31 años en las piernas y 13 temporadas de profesionalismo a la espalda, está firmando en las inmediaciones del principado monegasco el mejor torneo sobre tierra batida de su carrera. Por primera vez en su vida se ha plantado en la antepenúltima ronda en un torneo de la máxima categoría ATP disputado sobre polvo de ladrillo.


Y ha hecho atravesando con emociones fuertes. Por segundo partido consecutivo consigue inclinar la balanza de su lado en el tiebreak de la manga definitiva. Primero cayó Raonic, después lo hizo Del Potro. De esta manera, superando al argentino, Jarkko firma la undécima victoria de su carrera ante un top10, un calibre de rival que no domaba desde hacía más de dos años.

Así, va sumando nombres ilustres a tenistas de marcado porte que ya han cedido ante su raqueta en la presente temporada (Haas, Davydenko, Verdasco o Nalbandian entre otros). Con gran capacidad para romper la pelota con su derecha ha ido horadando su caminar asegurándose el oxígeno como mínimo hasta el viernes.

Un antiguo top15, cuyo legado algo polvoriento deja ver tres cuartos de final de Grand Slam, parece querer reverdecer laureles a orillas del mediterráneo. En el antepenúltimo peldaño enfrentará nada menos que a Novak Djokovic. Ya le batió en el pasado (eso sí, hace cuatro temporadas). Poco tendrá que perder y a buen seguro no le importaría entregar otra camiseta a la afición.

Comentarios recientes