Tenistas ilustres perdidos en el ranking

Repasamos a algunos grandes tenistas que en la actualidad viven en horas bajas

Existen una gran cantidad de tenistas que tuvieron un pasado reciente realmente glorioso, pero que sin embargo, hoy en día, se encuentran perdidos en la clasificación. En Punto de Break, repasamos algunos de los casos más destacados.

Fueron un día protagonistas principales del circuito. A ellos pertenecían muchos de los títulares que las secciones de tenis de cientos de medios de comunicación escribían a diario. Incluso, no eran plato de buen gusto para los rivales, el saber que se tenían que enfrentarse a ellos al otro lado de la pista. Hoy sin embargo, esos tiempos han pasado. Lesiones en unos casos, el paso irremediable de los años en otros, lo cierto es que hoy cabalgan perdidos en el ranking con más que pena que gloria intentando volver a un sitio del que nunca debieron salir. Repasamos algunos de los tenistas más destacados que se encuentran en esta situación:

Mathieu no está en su mejor momento en 2013.

- Paul-Henri Mathieu, número 69 del mundo. En su día fue un jugador muy rocoso capaz de hacer sufrir a los mejores en pistas rápidas y tierra batida. Ganador de cuatro títulos ATP, llegó en 2008 a ocupar el puesto 12 de la clasificación mundial. Tras una lesión en la rodilla izquierda que le llevó a quirófano en 2010 y le tuvo inactivo todo 2011, el curso pasado protagonizó una vuelta meritoria a la primera plana tenística entrando en el Top 60. La realidad en este 2013 es bien distinta. No ha ganado todavía un partido ATP en los seis que ha disputado, y lo que es peor, sólo ha conquistado un set. Lo único rescatable, la semifinal en enero del Challenger de Heilbronn, donde apeó en segunda ronda a Ernests Gulbis.

- Lleyton Hewitt, número 82 del mundo. En Indian Wells llegó a la tercera ronda con victoria sobre John Isner incluida. Un espejismo en un curso donde todavía no ha saboreado unos cuartos de final. A sus 32 años, su espíritu de lucha sigue inquebrantable, pero las lesiones (especialmente la que sufrió en la cadera) no parecen dejarle rendir al 100%. Y así es difícil. Ganador de 2 Grand Slams y 28 títulos, el último remonta a Halle 2010. Curiosamente desde la cita alemana, donde venció a Roger Federer en la final, sólo ha vencido a un Top 10 (Juan Mónaco en Valencia). Demasiado tiempo para tan poca cosecha para alguien de su nivel.

- James Blake, número 87 del mundo. En su día fue la cuarta mejor raqueta del circuito, y eran muchos los que temblaban por su explosiva derecha y su innata capacidad para restar de forma agresiva. Pero eso quedó en el olvido. Hoy, a sus 33 años, lucha por no caer fuera del Top 100, y por volver a vencer a un Top 10 en pista, cosa que no hace desde los Juegos Olímpicos de Pekín, cuando derrotara a Roger Federer en los cuartos de final (si batió pero siempre por retirada al suizo en Bercy 2008, Roddick en Queen´s 2009, a Fish en Basilea 2011). Desde New Haven 2007, no levanta un título.

- Gaël Monfils, número 105 del mundo. Es todavía joven ya que a sus 26 años no puede decirse que el paso del tiempo haya pasado en su contra. Más bien, las lesiones han sido su quebradero de cabeza. En 2012 pasó más de cuatro meses apartado de las pistas por un problema en la rodilla que incluso estuvo cerca de retirarle. En ese inicio de temporada intenta recobrar el ritmo de competición, pero no acaba de cuajar actuaciones regulares. Tan pronto hace semifinales en Auckland y tercera ronda del Open de Australia como cae temprano con rivales teóricamente asequibles. En Montecarlo, hemos comprobado su peor versión.

- David Nalbandian, número 131 del mundo. Qué se va a decir del argentino a estas alturas que no se haya dicho. Vive por y para la Copa Davis, tanto que según el subcapitán albiceleste Mariano Zabaleta de no haber conseguido Argentina ganar a Francia en los cuartos de final se hubiera retirado. Verdad o no, sólo queda disfrutar de sus destellos en lo que le quede de tiempo por las pistas. Finalista este año en Sao Paulo, sin embargo no se corona campeón de ningún evento ATP desde Washington 2010. Lleva siete años sin meterse en unos cuartos de final de un Grand Slam.



- Ivo Karlovic, número 136 del mundo. Jugar ante él era como participar en un sorteo de lotería, sólo que en vez de depender del azar, se dependía de su saque. Fue así como derrotó a Roger Federer en Cincinnati 2008, o así como se permite el lujo de tener el cara a cara favorable con Novak Djokovic. Ganador de cuatro títulos (uno sobre la tierra de Houston), en los últimos cinco años sólo ha pisado una final. Esta temporada ya anunció que se retiraba del equipo nacional croata de la Copa Davis, y no es de extrañar que al final del curso comunique el final de su carrera.

- Robby Ginepri, número 217 del mundo. Quizás, lo que no sigan en profundidad el circuito se hayan olvidado de él. Sin embargo, a sus 30 años aún sigue en activo el semifinalista del US Open de 2005, aunque no con mucha suerte a pesar de llegar en Houston a los cuartos de final, los primeros en torneos ATP desde Moscú 2009. Lo suyo a día de hoy, son los Challengers.

Andreev reapareció en Montecarlo con un doble rosco en contra.

- Igor Andreev, número 248 del mundo. Este ruso prometía mucho en sus inicios. Suyo fue el honor de ganar a Nadal en Valencia antes de que el balear encadenara 81 partidos invicto en tierra. Sin embargo, en los últimos años su estancamiento ha sido notable. Encima una lesión en el hombro lo ha mantenido en el dique seco desde el pasado mes de septiembre. Ha vuelto en Montecarlo, donde disputó la fase previa cayendo de forma abultada contra Daniel Brands por un doble 6-0 y haciendo tan sólo 21 puntos. Hasta cierto punto normal por su largo período de inactividad.

LA APUESTA del día

Comentarios recientes