Domínguez y Arruabarrena toman Katowice

Coronan el evento polaco antes de representar a España en Copa Federación

Lourdes Domínguez y Lara Arruabarrena se proclamaron campeonas en el WTA International de Katowice, el torneo que abre sus respectivas campañas europeas sobre arcilla. En el último peldaño del evento polaco, pontevedresa y tolosarra se deshicieron en dos mangas (6-4 7-5) de la rumana Raluca Olaru y la rusa Valeria Solovyeva.

Unidas en el circuito de dobles desde el pasado mes de octubre, dieron continuidad a la colaboración en la temporada 2013. Y en su primera cita sobre arcilla han cobrado con garantías la decisión tomada. Representan dos paradigmas de compromiso deportivo. Dos figuras pertenecientes a distintas generaciones (cuando Lourdes abrazó el profesionalismo, Lara apenas contaba cuatro años de vida) enlazadas ahora por el circuito de parejas.

Por un lado, la tenaz competidora gallega. Un ejemplo de que la edad es sólo un número que acompaña al nombre si el espíritu tiene ganas de seguir remando. Caminando por encima de la tercera década, es la tenista más veterana del top100 en modalidad individual. Acumulando partidos profesionales en las piernas desde 1996, el pasado año logró firmar el mejor ranking a final de curso de su carrera, llegando incluso a copar el estatus de primera raqueta nacional. En Katowice sella su segundo título de dobles en 2013, juntando tal cetro al logrado en Acapulco y acumulando siete victorias consecutivas.

Por otra parte, la ambiciosa tenista vasca. Con el desparpajo propio de la juventud pero con la serenidad de miras de una deportista veterana va quemando etapas a buen ritmo. La corona lograda en Polonia se suma al cetro individual sellado semanas atrás en Cali. En tres meses y medio de competición, con 21 años recién cumplidos, suma dos títulos profesionales y tiene en el horizonte su primera convocatoria de Copa Federación. Coronas con los que ir haciendo palmarés y acostumbrando el espíritu al alto vuelo.

Un viaje común que les ha visto compartir pista en Luxemburgo (cuartos de final), Hobart (semifinales), Melbourne (primera ronda), Bogotá (primera ronda) y finalmente Katowice (campeonas). Cinco citas en siete meses a lo largo de tres continentes cuyo poso ha encontrado fruto en la transición a la arcilla.

Una estabilidad en la colaboración que, además, empuja a Conchita Martínez a contemplar la opción como alternativa en sus planes de Copa Federación. Al anunciar el equipo convocado para afrontar la eliminatoria la capitana aragonesa únicamente indicó su voluntad de colocar a Carla Suárez como primera baza. Pero quiso dejar claro que, en caso de llegar a un quinto punto, el equipo tiene las espaldas cubiertas con parejas de cierto recorrido en el circuito: Carla Suárez / Silvia Soler o Lourdes Domínguez / Lara Arruabarrena. A cinco días de abrir la eliminatoria, el equipo llega con energías renovadas.

El título logrado en Katowice se suma al botín de coronas acumulado por el doble femenino español: Hobart (Muguruza/Torró), Acapulco (Domínguez/Parra) y Florianópolis (Medina/Shvedova).

LA APUESTA del día

Comentarios recientes