Masters 1000 de Montecarlo 2013: cuadro individual

Analizamos el cuadro individual del primer Masters 1000 de arcilla de la temporada, del cuadro individual del Masters 1000 de Montecarlo

Celebrado a orillas del mar Mediterráneo el sorteo del cuadro individual del Masters 1000 de Montecarlo, ya se conocen los emparejamientos de los 56 competidores que se lanzaran a la conquista del primer gran torneo de arcilla de la temporada. Ya se conoce, en consecuencia, la potencial hoja de ruta a encarar por los principales cabezas de serie (Novak Djokovic, Andy Murray, Rafael Nadal y Tomas Berdych) en un evento cuya fase final arranque este domingo.

Se abre la veda de arcilla europea entre los confines de un coto emblemático: el Country Club de Montecarlo. Uno de los enclaves más añejos del circuito, hogar viviente de tradiciones de calado inmemorial, donde la historia rezuma por los cuatro costados. Al sur de Francia, la localidad de Roquebrune-Cap-Martin resguarda bajo sus alas durante la próxima semana a gran parte de la élite masculina. En Punto de Break analizamos los posibles cuadernos de navegación de los principales favoritos antes de que se desaten los primeros pulsos al sol en las inmediaciones del principado monegasco.

Primer cuadrante: Novak Djokovic

Desembarca el número 1 en la gira de tierra con frentes psicológicos por gobernar. Los dos primeros latigazos del curso aún permanecen marcados en su espalda. Salir de Indian Wells y Miami sin una final que llevarse al recuerdo raramente podrían estar en las previsiones del hombre referencia del circuito. A pesar de ejercer de vigoros líder patrio en Copa Davis, una torcedura de tobillo generó dudas hasta última hora sobre su participación en el torneo. Con Roland Garros como sueño preferente de la temporada, arriba el de Belgrado a la plaza donde comenzó a ver equilibrada la balanza en su rivalidad ante Rafael Nadal el pasado año. Sobre la arcilla de Montecarlo vio cortada una racha de siete victorias consecutivas sobre su máximo oponente, y en el Principado tiene la oportunidad de comenzar a escribir mentalmente su candidatura al trono parisino.

El balcánico se lanzará a la conquista de la arcilla monegasca para enfrentar al ganador del duelo de primera ronda que enfrenta a Mikhail Youzhny -tres veces verdugo del de Belgrado- y Daniel Gimeno Traver. Cauteloso se anticipa su avance hasta los cuartos de final, con una plétora de mandíbulas como Isner -quinto set en tierra en el único precedente en superficie-, Gulbis -lanzado en albores de temporada- o Mónaco -algo romo en 2013 pero criado entre peyas de arcilla y quien ya estirase a tres actos su último pulso en Roma con Novak el pasado año-. Antes de pensar siquiera en semifinales, aparecen exponentes de nueva guardia (Raonic, Tomic, Dolgopolov) como alternativas. Pero sobre un Del Potro, reciente verdugo en Indian Wells, dispuesto a repetir la amenaza.

Partidos interesantes en este sector: Ernests Gulbis v John Isner; Milos Raonic v Julien Benneteau; Alexandr Dolgopolov v Bernard Tomic

Posible hoja de ruta de Novak Djokovic: R1 - bye / R2 - Mikhail Youzhny / R3 - Juan Mónaco / QF - Juan Martín del Potro / SF - Tomas Berdych / F - Rafael Nadal

Segundo cuadrante: Tomas Berdych

La baja de última hora encarnada por David Ferrer coloca al espigado talento checo a los pies de un horizonte privilegiado para repetir las semifinales de 2012. Entonces, en uno de los tramos más serios de su temporada, tumbó a Andy Murray en cuartos de final para después forzar estirar un pulso al tercer acto y forzar la remontada de Novak Djokovic en el penúltimo partido. En esta ocasión evitará a los pesos pesados hasta la ronda de semifinales. No será contribución menor al avance de un competidor que, salvo un pulso en mitad del Golfo Pérsico donde debió salvar tres bolas de partido, cuenta por derrotas cada enfrentamiento del año ante hombres encuadrados entre las primeras ocho posiciones del circuito.

Ubicado en el sector más descargado del torneo, el tenista centroeuropeo estrenará su caminar en el Country Club ante el vencedor del duelo competido entre Marcel Granollers (a quién batió con cierta holgura en sus dos choques previos - ambos sobre arcilla) y un jugador de la ronda previa. Colocando la mirada a la altura de los octavos de final emergen figuras más diestras en el arte de la tierra batida, fundamentalmente en clave italiana como Fabio Fognini (verdugo de Tomas en la edición de 2009) o Andreas Seppi (bajo cuya sombra también descansan triunfos sobre polvo de ladrillo ante el checo). Como último escollo antes de revalidar las semifinales de 2012, aparecen nombres de distinto pelaje pero similar amenaza: arquetipos de tenis directo (Janowicz, Cilic, Anderson), autores de verso libre (Paire) o la inquitante sombra de su último verdugo (Gasquet).

Partidos interesantes en este sector: Fabio Fognini v Andreas Seppi; Marin Cilic v Horacio Zeballos; Ivan Dodig v Benoît Paire

Posible hoja de ruta de Tomas Berdych: R1 - bye / R2 - Marcel Granollers / R3 - Andreas Seppi / QF - Richard Gasquet / SF - Novak Djokovic / F - Rafael Nadal

Tercer cuadrante: Rafael Nadal

Al renunciar en enero a competir en Melbourne, el manacorí trazó un objetivo en el horizonte: poder disputar en plenas facultades en la gira de tierra batida europea. Tras coronar con éxito el periplo latinoamericano y romper los pronósticos amarrando Indian Wells, el mallorquín parece andar cerca del lugar que su corazón le dictaba en los albores de la temporada. Tras convertir un marasmo de incertidumbre en el mejor arranque de curso de su vida, Rafa acude a uno de sus grandes santuarios deportivos, portando una carta de presentación demoledora: 8 títulos al hilo, 42 victorias consecutivas y apenas un set entregado en las últimas tres ediciones del torneo. Trotará con la conciencia de que allí, con el mar de fondo a imagen de Mallorca, nadie ha logrado torcer su brazo desde 2003. Un historial que, sin embargo, nada garantiza más allá de la admiración y el trabajado aplauso. Rafael, quien a su regreso aún no ha encarado a los dos hombres referencia del momento -y pudiera encarar consecutivamente a ambos en Montecarlo- advirtió que esta vez la gira de arcilla será más dura que en capítulos pasados. Es la primera piedra camino de Roland Garros.

El balear iniciará su candidatura al noveno entorchado consecutivo en Roquebrune ante el ganador del choque que opone a Fernando Verdasco (último hombre capaz de batirle sobre tierra batida) o el australiano Marinko Matosevic. Propuestas más fiables en canchas duras que en arcilla como Chardy o Kohlschreiber podrían separar al mallorquín de alcanzar los cuartos de final, sin olvidar al imprevisible Thomaz Bellucci, tal vez el oponente con perfil más avezado sobre polvo de ladrillo de estas primeras llaves. Antes de plantar las suelas en la ronda de semifinales, hombres de presente y pasado entre las diez primeras raquetas como Janko Tipsarevic o Gilles Simon emergen como principal amenaza. Sin embargo, ambos presentan amplio margen de mejora en arcilla, un precio difícilmente permisible en este sector.

Partidos interesantes en este sector: Philipp Kohlschreiber v Thomaz Bellucci; Roberto Bautista v Gilles Simon; Xavier Malisse v Grigor Dimitrov

Posible hoja de ruta de Rafael Nadal: R1 - bye / R2 - Fernando Verdasco / R3 - Philipp Kohlschreiber / QF - Janko Tipsarevic / SF - Andy Murray / F - Novak Djokovic

Cuarto cuadrante: Andy Murray

La segunda raqueta del circuito encuentra en la tierra batida una de sus principales horquillas de mejora. Atendiendo a los pasos de madurez dados en los últimos meses, domar sus despliegues en parajes anaranjados constituye una necesaria tarea a abordar. El Andy que pisará Montecarlo no es el Andy que saldó un 2012 sin rebasar unos cuartos de final en la superficie. Se sabe campeón de Grand Slam, capacitado para luchar con todos. Se sabe blindado físicamente, para aguantar la eternidad del barro. Se sabe sereno, para rendir en un fango que drena voluntades. Se sabe ganador tras conquistar Crandon Park. Apunta Lendl que el polvo de ladrillo constituye el entorno menos natural para el escocés, que le implica mayor rodaje para hilvanar rendimiento. Recluido tras conquistar Miami y ascender al segundo peldaño del ranking, Andy renunció a jugar Copa Davis para acumular el máximo de horas posible enlodándose los tobillos. Hablamos de un antiguo semifinalista de Roland Garros. De un tipo que, en fase sumisa, quedó a un punto de ser finalista en Roma y al que sólo la cabeza le negó mayores glorias en el pasado. Estilísticamente debe gozar la arcilla y poder buscar soluciones para acallar los fantasmas que lo señalan como un jugador que jamás alcanzó una final en tal superficie, siquiera siendo capaz de someter a uno de los ocho primeros del escalafón. Es el momento de romper esos mitos.

Expuesto ante un desafío de madurez profesional, el tenista escocés tiene ante sus pies el camino más tortuoso de entre todos los favoritos. Difícilmente podría ser más duro. El oxígeno puede ser mínimo desde el principio para el número 2 del mundo, que emprenderá la marcha ante el ganador del duelo de primera ronda que enfrenta al holandés Robin Haase (ganador del único precedente en suelo europeo y quien ya le exigiese 5 sets en Grand Slam) y un competidor procedente de ronda previa. A partir de entonces, cada choque eleva la temperatura a niveles realmente serios. Stanislas Wawrinka, dueño de los dos precedentes sobre arcilla y rodado en tal suelo, podría esperar en octavos de final. Referentes en superficie como Almagro u oponentes del calibre de Tsonga aparecerían en su camino antes siquiera de respirar el aire de semifinales. Bregar hasta alcanzar tal ronda podría considerarse un avance en el esquema del británico.

Partidos interesantes en este sector: David Goffin v Nicolás Almagro; Denis Istomin v Stanislas Wawrinka

Posible hoja de ruta de Andy Murray: R1 - bye / R2 - Robin Haase / R3 - Stanislas Wawrinka / QF - Jo-Wilfried Tsonga / SF - Rafael Nadal / F - Novak Djokovic

Conclusión

Se abre la gira de temporada de arcilla en Europa con multitud de narrativas a estudiar. Los primeros apuntes en sucio antes del gran examen de Roland Garros. Será interesante observar la capacidad de Djokovic para volver a lamerse las heridas y comenzar a atacar uno de sus objetivos cumbre; detenerse a comprobar si Nadal es capaz de mantener la inercia de Latinoamérica, colocar cerca de la década su histórico dominio en Montecarlo y, llegado el caso, enfrentar con garantías a los hombres referencia o contemplar si el crecimiento profesional de Murray es capaz de verse extendido hacia uno de los últimos recovecos de la disciplina donde aún es incapaz de proyectar firme sombra. Roland Garros aguarda en un horizonte de apenas 40 días. La conquista de París puede comenzar en Montecarlo.

Consulta el cuadro individual del Masters 1000 de Montecarlo aquí

También te puede interesar:

¿Volverá a ganar Nadal el título en Montecarlo?

Djokovic y la misión de Montecarlo

Las ausencias en el Masters 1000 de Montecarlo

LA APUESTA del día

Comentarios recientes