Angelique Kerber: "sentí que el tenis era mi vida"

"Cuando empecé a divertirme, ahí estuvo la clave", nos confiesa la #6 del circuito femenino en esta exclusiva entrevista que no

Angelique Kerber
Angelique Kerber

Angelique Kerber es una jugadora de entrega y pundonor. Una top10 que surgió sin que nadie sepa muy bien de donde, pero que paso a paso desde el US Open 2011 se ha ido consolidando. En aquel Grand Slam neoyorkino sorprendió alcanzando las semifinales; era una campanada más en una WTA inestable llena de ruidos, en la que cada gran torneo deparaba 3/4 nuevos nombres con resultados dignos de destacar. Lo verdaderamente sorprendente fue cómo su 2012 le permitió más que consolidarse. Hoy es una de las fijas del circuito y siempre que sale a pista promete batalla. Con un tenis de mucho desgaste, algunos incluso se han atrevido a comparar a la alemana de orígenes polacos con Rafa Nadal, respetando las distancias claro.

Con carácter y energía, tal y como es en pista, nos atiende Angy desde su casa en Puszczykowo (Polonia), al poco de llegar de Monterrey (Mexico) donde perdió una apretada final ante Anastasia Pavlyuchenkova. Se conciencia y entrena ya sobre tierra batida, especialmente centrada en dos citas importantes y cercanas: la eliminatoria de Fed Cup ante Serbia tras ser convocada por Rittner, la capitana alemana de Fed Cup (en busca del Grupo Mundial I, lo que significa poder luchar por el título en 2014) y el torneo WTA Premier en casa de Stuttgart (donde partirá como 3ª favorita, tras Sharapova y Na Li, compartiendo zona noble con otros grandes nombres como Kvitova, Errani, Stosur, Wozniacki o Ivanovic). Dos tomas de contacto, curiosas, sobre tierra batida indoor. Después Madrid, en altura. Y por último, Roma, el único test verdadero de cara al definitivo Roland Garros (en el cual en 2012 alcanzó los QF, donde cayó ante Errani). Entusiasmada tras conocer que el sorteo de la Champions le asegura unas semifinales de infarto entre el FC Barcelona y su equipo: el Bayern de Munich, responde más amablemente de lo que es habitual en tenistas de su nivel a nuestras preguntas. Esperamos sus comentarios.

Pedro Gutiérrez: He leído que tu libro por excelencia es El Alquimista, de Paulo Coelho. Un libro lleno de aventuras que reflexiona sobre los sueños y las ilusiones personales. Yo me pregunto, ¿con qué sueña Angelique Kerber?, ¿qué sensaciones guardará para siempre en su memoria la actual #1 alemana y #6 del mundo?

Angelique Kerber: Sí, exacto. ¿Cómo lo has sabido? (ríe) Es uno de mis libros preferidos. Sobre tu pregunta, me resulta verdaderamente difícil ordenar emociones o hacer un ranking de momentos especiales. Ha habido muchos, y muy distintos. Dependiendo el día que tenga o el momento, te diría uno. Centrándome estrictamente en lo que se refiere al tenis, sin duda, hay dos momentos especiales que para siempre quedarán en mi memoria como fueron: alcanzar las semifinales en Wimbledon y alcanzarlas también en el US Open. Dos torneos increíblemente grandes, donde estaba entre las cuatro mejores, ¡fue increíble! Las del US Open por lo inesperado y porque apenas nadie me conocía, y las de Wimbledon por consolidarme. ¡Era semifinalista de Wimbledon! Eso es mucho. Igualmente no puedo olvidar que siempre sueñas con representar a tu país y con esos momentos también me quedo, tanto en Copa Federación como sobre todo en los últimos Juegos Olímpicos de Londres.

PG: Dallas, Agosto de 2011. ¿Qué pasa en esa semana? ¿Qué cambió? ¿Cómo se pasa en sólo tres semanas de no ser top100 a estar en el top30?

AK: Sencillamente aquello fue genial. Pude comprobar que todo el duro trabajo que había realizado antes de esos torneos se plasmó en resultados. Por fin. Había trabajado mucho, sobre todo a nivel físico y mental, necesitaba subir en el ranking, no estaba contenta. Como siempre, sin trabajo es imposible, pero tras todos los esfuerzos y tras cada victoria que iba logrando, mi moral iba creciendo y creciendo. El resultado en Dallas me animó, pero es que en el US Open tras cada victoria sentía que volaba más y más. Comencé, al fin, a quedarme con lo positivo. Pensaba en positivo y empecé a disfrutar mucho en pista. Realmente me lo pasaba muy bien cuando jugaba. Ése fue el cambio. Además de la confianza, al ver que puedes estar ahí y ganar a grandes tenistas.

PG: ¿Cómo te levantabas de la cama esos días?

AK: (ríe) con ganas de jugar al tenis todo el rato. Y muy sonriente.

PG: Comenzaste el 2012 como una top30 más, fundamentalmente apoyándote en un gran resultado (semifinales en el US Open). Habías brillado en un gran torneo, como tantas otras habían hecho antes, por eso pocos esperaban tu consolidación, así que que siguieras creciendo ya era más que inesperado incluso para los mejores analistas. ¿Cómo afrontaste el 2012 desde el principio? ¿Cómo consigues empezar un 2012 como top30 entre dudas, lo agarras fuerte y lo cierras en el #5 en pleno WTA Championships de Estambul?

AK: Dicho así, suena a mucho, es verdad (ríe). Siempre había querido pasármelo bien en pista y divertirme. No lo conseguía, y ahora al fin sabía hacerlo... eso era lo principal, dio igual que pasara una pretemporada por medio, ya había dado con la clave. Evidentemente cambié mi forma de trabajar, también. Me convertí en una tenista más profesional, y realmente empecé a trabajar duro sobre todo en la forma física. Necesitaba aguantar físicamente una larga temporada, estar bien durante más partidos en cada torneo y cada día ante mejores tenistas. Después, llegar al #5 del mundo fue increíble, pero no era más que el resultado de mi nueva forma de enfocar mi vida profesional y de hacer mi trabajo. El ranking siempre es una plasmación de resultados, así es como hay que verlo. Si trabajas bien, tendrás buen ranking. Si te detienes demasiado pensando en que has bajado o subido tres puestos, es probable que te despistes.

PG: Tus partidos durante 2012 en el WTA Champs, en Wimbledon o en Eastbourne entran en cada lista de los mejores encuentros femeninos de 2012. ¿Qué crees tú que más atrae a los espectadores de tu juego? ¿Qué es lo que te diferencia de otras jugadoras del top20?

AK: Uf, no recuerdes Eastbourne (ríe) Yo creo que lo que más les gusta a los espectadores es que soy una luchadora y que siempre salgo a pista concentrada y dispuesta a jugar el mejor tenis que llevo dentro. No me doy por vencida. Eso hace que en partidos igualados, destaque mi garra y mis ganas de ganar.

PG: ¿Consideras que tienes un tenis muy físico? ¿Te desgasta mucho?

AK: Como te acabo de decir, yo siempre juego al máximo y trato de hacerlo lo mejor posible sin distinguir entre torneos ni rivales. Si eso implica mayor desgaste, quizás. Soy así.

PG: El actual nivel del tenis femenino alemán es altísimo, como comentamos hace unos días en una entrevista con Mona Barthel. Y si ya erais muchas, ahora que llegan Barthel y Beck, pues aún más. ¿Por qué crees que estáis surgiendo tantas germanas a tan alto nivel? ¿Ves a tu país peleando por la Fed Cup?

AK: Sí, exacto. En este momento tenemos un montón de buenas jugadoras. Yo creo que es sobre todo porque nos conocemos entre nosotras muy bien y la competición para ser mejor que la otra, desde la amistad, nos motiva y nos hace seguir creciendo cada día. Entre unas y otras nos alimentamos para mejorar. Mi país, tiene nivel para pelear por la Fed Cup, pero no hemos tenido suerte con los emparejamientos ni las lesiones. La próxima eliminatoria es importante.

PG: ¿Qué opinas del retorno de Petkovic? ¿Ves a tu compañera de selección volviendo al top10?

AK: Estoy muy feliz por Andrea. Ha tenido muy mala suerte y verla de nuevo volver al circuito tras todas esas duras lesiones, es genial. Si consigue estar sana, personalmente creo que puede alcanzar el top10 de nuevo, perfectamente.

PG: Tu 2013 por ahora no ha sido tan espectacular como el 2012, pero sí has tenido buenos resultados como las semifinales de Indian Wells o la última final en Monterrey. ¿Cuál es tu objetivo para este 2013? ¿Y de cara a los próximos meses sobre tierra batida?

AK: Mi objetivo para este año es sobre todo seguir divirtiéndome, seguir teniendo momentos especiales y pasándomelo bien en pista. Por otra parte, sí quiero confirmar mi ranking y mi gran temporada del año pasado, y en lo posible mejorarla. En cuanto a las superficies, hace años no habría dicho lo mismo, pero en este momento me gusta jugar en todas y cada una de las superficies; me adapto bien a cualquiera de ellas, tanto en dura, como en tierra, como en indoor, como en hierba... así que sólo nos queda comprobar qué pasará. Yo estoy ilusionada con jugar sobre tierra.

PG: Hoy, la élite de la WTA está dominada por un contundente top3 (Serena, Sharapova and Azarenka) y un consolidado top10, del que formas parte. Desde hace meses, esto permanece inalterable y se comprueba en cada gran torneo, la WTA es más sólida. ¿Crees que esta regularidad es buena para el circuito o prefieres una mayor variedad? En cuanto a ese top3, ¿crees que hay mucha diferencia entre ellas y el resto? Y sobre Serena como #1, ¿qué opinas?

AK: Yo creo que Serena es una gran jugadora que se merece ser, a día de hoy, la número 1 del circuito. Así lo dice el ranking claramente. Azarenka y Maria son también grandes tenistas y juegan realmente duro al tenis. Es difícil batir a cualquiera de las tres, no sé si hay mucha o poca diferencia, pero es muy difícil ganarles. En cuanto a lo de la variedad, creo que no hay razón para reflexionar sobre si es mejor o peor. Las mejores jugadoras están siempre en lo más alto de los rankings y son protagonistas de los últimos días de los torneos. Si ahora esas tres son las mejores, pues se merecen ser un top3 destacado en el ranking, como son.

PG: ¿A quién consideras favorita para ganar Roland Garros?

AK: Es siempre difícil hablar de favoritas para ganar los Grand Slams. Son torneos que duran dos semanas y en los que cualquier cosa puede pasar, incluso quien arranca muy fuerte puede acabar pagándolo. Todo tiene que ir perfecto durante 15 días para ganar el título final y eso implica muchos factores. Decir un nombre para un torneo así, es muy difícil, pero cuando todavía queda tanto aún más.

PG: Sólo dos preguntas más, Angy y terminamos. Un tanto curiosas, ambas. Hemos descubierto indagando sobre ti que habrías podido ser perfectamente una nadadora profesional. De hecho, prometías más en su momento en natación que en tenis, entonces ¿por qué elegiste el tenis?

AK: Esta es muy fácil de responder. Sentí que el tenis era mi vida.

PG: Interesante respuesta... y vamos con la última: ya nos has dicho que te hace feliz ser tenista, competir, viajar. Disfrutas de tu vida, pero cuando vuelve a casa o en tu día a día normal, ¿cuáles son los detalles que te hacen feliz? ¿Qué permite a la #6 del mundo disfrutar más?

AK: El momento en que tras entrenar duro te relajas, ése es un gran momento (ríe). Así como encontrarte con amigos y familia, claro. ¡Ah! ¡Ir de compras también! (ríe, de nuevo)

por @Pep_Guti en @PuntoDBreak

También te puede interesar:

Angelique Kerber: quinta tenaz maestra de la WTA en 2012

Angelique Kerber: la rival silenciosa

Rocosa Kerber

Los 10 mejores partidos WTA del 2012

Angelique Kerber: la nadadora tenista

LA APUESTA del día

Comentarios recientes

¡No te pierdas ni una publicacion! X

Dale a "me gusta" en Facebook
Siguenos en Twitter