¿Volverá a ganar Nadal el título en Montecarlo?

La redacción de Punto de Break valora el favoritismo del español en Mónaco

La redacción de Punto de Break analiza en esta mesa redonda si Rafael Nadal será capaz de levantar su novena corona en el Masters 1000 de Montecarlo que arranca el próximo 13 de abril.

Tras ejercer una implacable tiranía durante ocho cursos consecutivos en el Principado, el mallorquín afronta el desafío de engarzar su nombre a la eternidad tras reaparecer en el circuito después de estar más de siete meses en la lona por una rotura parcial del tendón rotuliano y una hoffitis en la rodilla izquierda. Diversas preguntas rondan el ambiente antes que la bola surque el aire por primera vez. ¿Acabará en 2013 la hegemonía de Nadal en Montecarlo? ¿Será Djokovic el hombre que frene su meteórica racha? ¿Serán otros jugadores los elegidos para acometer tal empresa? Y la más importante: ¿Logrará Nadal ser el último hombre en pie el último día de torneo por noveno año consecutivo?

Rafael Plaza: Sí. Nunca he visto a Nadal armonizar con una pista de forma tan excelsa como en Monte Carlo. En París, por ejemplo, ha ganado siete coronas, pero en Mónaco ha rozado una intolerante preeminencia. El mallorquín ha ganado Roland Garros jugando muy lejos de su nivel. Basta con volver la mirada hacia 2011 y recordar los partidos ante Isner o Andújar. En Mónaco Nadal siempre roza el cielo. ¿Cómo quitarle el privilegio de ser el principal favorito en el tercer Masters 1000 de la temporada si ha ganado Indian Wells tras casi un año sin competir en pista rápida?

Julio Muñoz: Sí. Es el torneo que más veces ha ganado y no sólo eso, sino en el que parece mejor encontrarse pues en él ha jugado el mejor tenis de su vida, como sucedió en 2010 o el mismo año pasado. La superioridad es tal que en las últimas seis ediciones tan sólo se ha dejado dos sets (contra Murray en 2011 y Djokovic en 2009) por el camino. Acude con la moral por las nubes tras ganar los tres últimos torneos que ha disputado y su aclimatación a la tierra es perfecta, pues además de descansar, ha podido entrenar varias semanas sobre arcilla, cosa que el resto de sus rivales no han podido hacer. Es a nivel del mar, sobre posiblemente la pista más lenta del circuito... se me antoja difícil ver a otro que no sea Nadal levantar el título.

Álvaro Rama: Debe de ser el principal candidato a ganar el torneo. Se juega en arcilla, cosa que ya debería ser argumento de peso suficiente para darle esa etiqueta. Pero además es un evento que combina ese aroma histórico de fidelidad a las tradiciones que tanto parece gustarle, que le hace competir con bienestar de espíritu. Un evento donde para encontrar su última derrota hay que remontarse una década atrás. ¡Una década! Y donde hay ausencias de hombres importantes que en un momento dado son los tipos con más opciones de sorprender. No estará Federer. No está del todo claro que vaya a estar Djokovic (en función de la evolución del tobillo) y no está del todo claro que vaya a estar Del Potro (aceptará invitación en virtud de sensaciones en la muñeca). Con semejante panorama pasado y presente, si hay que apostar a futuro el escenario indica que el mallorquín es el principal candidato a conquistar el torneo. Las sensaciones de la gira latinoamericana son muy interesantes y el hecho de haber ganado Indian Wells da mayor altura a su respeto antes de la gira por Europa. Habiendo renunciado a Miami, con tiempo para preparar la cita, el torneo debe de girar en torno a su figura.

José Andrés Izquierdo: Es el favorito, pero no tanto como otros años. Es cierto que no pierde en Montecarlo desde tiempos inmemoriales, pero en esta ocasión acude tras una inactividad muy larga, y aunque nos ha sorprendido a todos ganando en Indian Wells, las circunstancias eran muy distintas. En el torneo californiano, jugaba sin presión alguna. En el Principado, sin embargo, defiende título, y ya sabemos que para llegar como número cuatro del mundo a Roland Garrós deberá ganar prácticamente todo lo que juegue. Un traspiés en su jardín particular podría hacerle caer incluso más en el ránking. Y no olvidemos que Berdych, que es el sexto clasificado del ranking ATP, no está tan lejos. Tras ver el juego desplegado en el primer Masters 1000 de la temporada todo el mundo da por hecho que Rafa va a ganar aquí, pero no hay que olvidar que la rodilla le puede seguir dando guerra. Su lesión es crónica y las molestias siempre van a estar ahí, lastrando su juego poco a poco. Es el rival a batir, por supuesto, pero vamos a ver cómo llega Djokovic. El serbio es el número uno del mundo pero nunca ha ganado en su 'casa', y el año pasado fue derrotado muy fácilmente por el balear. Seguramente tendrá ganas de revancha.

Pedro Gutiérrez: Me dejáis atónito con vuestras respuestas. Pareciera que Montecarlo va a ser un paseo para Rafa. No lo creo así. El nivel que ha mostrado en todas sus ediciones no es garantía de nada. Sí para apostantes, pero poco más. Los números sirven hasta que se les pone fin. También Nadal en Roland Garros parecía imbatible y aún recuerdo el partidazo que se marcó Soderling. ¿Qué asegura que Nadal no puede tener molestias? ¿Qué asegura que no le falte ritmo de competición si otros favoritos aprietan? Si la pregunta es: ¿Nadal es el favorito? Evidentemente la respuesta es: sí. Pero si la pregunta es: ¿Nadal ganará Monte Carlo? Mi respuesta es: quizás, pero hay aún muchas dudas en el aire, y el ritmo y nivel de Acapulco e Indian Wells no te garantiza imponerte en más sitios. No sé si hay muchas opciones de que surja un Zeballos en Monte Carlo, pero desde luego más que en la mayoría de ediciones pasadas. Y, oye, que yo creo que Nole va a llegar bien, con dolores y demás, pero a él estas cosas le motivan, y no me suena tan utópico como se deduce de vuestras opiniones que Djokovic pudiera batir a Rafa.

Rafael Plaza: Un paseo no, pero es muy favorito para ganar el título. ¿Quién está capacitado para tumbarle en tierra batida? La única incógnita que me queda por resolver es ver qué sucederá cuando cruce con Djokovic. Quizá, como contó Toni Nadal en una entrevista que publicamos hace semanas, la victoria ante Ferrer en Acapulco no refleja la distancia que existe entre ambos, pero si allí -todavía necesitado de ritmo- alcanzó ese nivel (el más alto de los 18 encuentros que ha disputado en 2013), en Montecarlo puede ser indestructible. La única duda es ver cómo responderá ante Djokovic. El resto...

José Andrés Izquierdo: Si bien es cierto que Djokovic parece el principal escollo para Rafa, el serbio no debería ser la única amenaza real del balear. Sin ir más lejos Del Potro podría ser considerado uno de los tapados en esta gira de tierra batida. No tenía pensado disputar Montecarlo pero finalmente sí lo hará con una wild card, al parecer con ganas de demostrar que su rendimiento en Indian Wells no fue casualidad. En Miami falló cayendo demasiado pronto y sobre arcilla volverá a estar en las rondas finales. Ante el balear solo se ha enfrentado -desde que ambos están en la élite- una vez en tierra batida, y no fue en el circuito, sino en la final de la Copa Davis que hace un par de años enfrentó a Argentina y España. Allí un Del Potro que había acabado número once del mundo el año pero que ni por asomo había mostrado el nivel de tenis que en 2009 le llevó a conquistar un torneo de Grand Slam le endosó a Nadal un 6-1 en el primer set y hasta llegó a sacar para llevar el partido al quinto parcial. Las circunstancias y el momento de forma de ambos dista mucho del que tenían en aquel momento, pero quedó demostrado en ese único precedente que el tandilense puede hacer daño al jugador más dominante que haya pisado jamás una pista de polvo de ladrillo.

Álvaro Rama: Por supuesto que, como comenta Pedro, el pasado nada asegura y la cautela ha de tomarse casi por dogma, pero la evolución que se observó en Nadal durante todo el periplo americano fue tan tremenda y está tan cerca en el tiempo que me parecería raro obviarla. Desde un Chile con tiritonas, pasando por la imperial final de Acapulco al serio torneo de Indian Wells. Tenía mis dudas sobre la posibilidad de que alcanzase un nivel respetable durante la primera mitad del año y me dejó muy sorprendido el hecho de que su juego tomase tal altura incluso antes de llegar a Europa. Si le aguanta la rodilla, y en base a sus declaraciones el mensaje cada vez ha sido más positivo, es lógico pensar en una buena línea en Montecarlo. Como comentaba al comienzo Julio, las condiciones del torneo encajan como un guante en su esquema. Es una parte de la temporada que en cursos anteriores le ha servido para neutralizar dudas o malos momentos, y en esta temporada le puede servir para consolidar de forma definitiva el regreso entre la élite. Vista la temperatura al otro lado del Atlántico, estoy con Plaza en que la línea de evolución lógica debe de ser un Nadal sólido en barro europeo. Luego puede surgir una narrativa que no goce de un Nadal campeón. Djokovic, estado de tobillo mediante, puede llegar con mucha hambre y ya sabe lo que es morder en tierra y hasta acercarse mucho a tocar el techo en la superficie. También espero un paso adelante importante de Murray en la arcilla. Pero es de esperar un animal territorial en su hábitat natural. Y, al hilo de lo que dice José, Del Potro me parece un tenista mucho más solvente en tierra de lo que parece. No olvidemos que estuvo a un set de jugar la final de Roland Garros en 2009. Si llega a Montecarlo, puede tener cosas que decir.

Julio Muñoz: Efectivamente, habláis de Del Potro como alternativa, y la verdad es que el argentino es de los que juega bien en tierra. Su problema es que Montecarlo es la pista más lenta y ni su saque ni sus tiros planos creo que pueden hacerle el suficiente daño como para derrotar a Nadal. Más bien, lo veo más capacitado para hacer daño en la altitud de Madrid, o en Roma, donde las condiciones de la cancha son más rápidas. Algo similar le ocurre a Berdych, un hombre del que no habéis hablado y que podría llegar muy lejos, a poco que le acompañe la suerte en el sorteo ya que su rendimiento en pistas lentas es muy alto.. Aunque no nos engañemos, Pedro, y siento llevarte la contraria, salvo un Djokovic al 100%, no veo a nadie capacitado para hacer sombra a Nadal en el Principado.

Pedro Gutiérrez: Y, ¿por qué no vamos a poder disfrutar de un Djokovic al 100%? Si lesionado fue capaz de ganar en cuatro sets en Copa Davis, y fíjense cómo jugó los dos últimos parciales, no me cabe duda, más repasando el historial de Djokovic, de que su forma física será suficiente para plantar batalla. Hacer sombra a Nadal en Montecarlo es muy difícil. Arrebatarle el título aquí es una empresa casi imposible a juzgar por los números, pero repito "casi". Casi. Repito, favorito sí es; pero que nadie subestime las opciones de Djokovic, Del Potro, Ferrer, Murray o Berdych, y los posibles obstáculos con que se tope Rafael Nadal. ¿Alguien esperaba una derrota de Rafa en 4ª ronda de Roland Garros 2009? o tras su apabullante 2010, ¿el salto de calidad de Nole en 2011? No subestimemos las sorpresas en el tenis, es lo que único que advierto.

José Andrés Izquierdo: Estoy de acuerdo con lo que dice Pedro. Además, desde su mágico 2011 el serbio se ha caracterizado por tener más vidas que un gato y ha superado partidos que llegó a tener prácticamente perdidos. Si es de la partida en el Principado, va a ser candidato a todo. Nadal le ganó los tres duelos que jugaron en tierra la pasada temporada pero las circunstancias ahora son bien distintas. ¿Volverá a ser el revés del serbio impenetrable para Rafa? El balear empezó a comerle terreno hace justamente doce meses, en este mismo torneo. El marcador contundente que le endosó el español al número uno fue toda una inyección de moral, y en Roma y París compitió, en partidos más igualados, sin ese bloqueo mental que le impidió ganarle envites en antiguos enfrentamientos. Montecarlo es el baremo. Siempre lo fue. En 2010 ganó su primer título en meses, apabullando a Verdasco, y a partir de ahí su nivel de juego se elevó hasta el punto de completar el 'Career Grand Slam' en Nueva York. Por tanto, motivación y favoritismo por las nubes pero con cautela, que todo se puede convertir en un arma de doble filo.

Julio Muñoz: Evidentemente que hay que ir con cautela. Es deporte de alta competición y todo puede pasar, pero en circunstancias normales, sin contratiempos de lesiones, Rafa es el mejor en esta superficie, de largo. Además, aunque el muestre una enorme prudencia, sabe que ganar en Montecarlo le llevaría a luchar por el número 1 del mundo. Sé que está quinto en el ránking y lejos de la cabeza, pero una victoria en el Principado, le colocaría muy cerca de los primeros en la Race, la clasificación que mide los resultados obtenidos en 2013, teniendo encima prácticamente toda la temporada de tierra para sumar. Por tanto, la motivación es máxima, la salud parece que óptima. No hay nada que haga presagiar un desenlace que no sea el Nadal levantando su noveno cetro en Montecarlo.

Álvaro Rama: Deben de tomarse en consideración dos variables, a mi modo de ver, importantes en el torneo. ¿Compite Djokovic a futuro en Montecarlo? Es, junto a París, la única arcilla noble donde no ha doblado la mano de Nadal. Y en su candidatura a completar la colección de Grand Slam sería el primer escenario donde empezar a hacer virar el punto psicológico que ahora mismo presenta su pulso en tierra batida. No sé si para Nadal sería muy duro entregar un partido con Novak a estas alturas -es un test aún no encarado en su regreso- pero se antoja muy importante para Djokovic volver a mandar en una rivalidad que empezó a enmarañarse justo antes de que el español causase baja prolongada. Las condiciones de juego son similares a las de Roland Garros y en ese sentido, salvando las distancias, podría ser un impulso moral grande de cara a uno de sus principales objetivos en 2013. Y, cuadro mediante, pueden cruzar a partir de semifinales. Llevamos un año sin ver lo que era el pulso referencia del circuito. Por otro lado, ¿cómo vuelve David Ferrer tras quedarse a pulgadas de ganar Miami? ¿Pensáis que le puede pesar o le servirá de espuela para plantar cara como nunca en tierra?

Rafael Plaza: Álvaro, es más importante para Djokovic tumbar a Nadal que al revés. El español es el que ha estado siete meses en la lona. Novak, sin embargo, concatena las derrotas de Indian Wells y Miami y quizá volver a inclinar la rodilla le haga perder esa confianza tan necesaria para competir al máximo nivel. Por otra parte, Ferrer reconoció que la derrota de Miami había sido la más dura de su carrera, situándola por encima de la sufrida en los Juegos Olímpicos junto a Feliciano López. Eso son palabras mayores que expresan perfectamente la situación. Pero David ha demostrado ser capaz de superar la adversidad en distintas situaciones a lo largo de su carrera. Favorito tras Nadal y Djokovic.

Pedro Gutiérrez: Desde luego, para Djokovic puede ser más importante ganar a Rafa que al revés, pues el manacorí tiene la excusa de que aún no ha cogido el ritmo adecuado, pero no nos engañemos llegado el momento de un enfrentamiento entre ellos, las conclusiones a extraer van a ser muchas y ambos se juegan bastante. En su head to head es fácil extraer la conclusión de que se mueven por rachas, y hace tanto de su último partido frente a frente que sería clave ver quién de los dos se lleva el gato al agua en Montecarlo. Por otra parte, si entramos a valorar los favoritos, yo también destacaría a Ferrer, pero no dejaría nombres al margen como Del Potro o Murray. Sobre todo esos dos. El argentino podría haber ganado Indian Wells, y aunque tropezó en Miami, creo que estamos ante una versión muy 'peligrosa' tras superar todos los problemas físicos que le han lastrado en el pasado. Y en cuanto a Murray, siempre he creído que su tenis se puede amoldar a la perfección a esta superficie y que si no ha brillado más es simplemente por su cabeza. Visto el cambio experimentado en Londres 2012 y en el US Open, igual nos sorprendemos con una cara apabullante del escocés, que pronto puede ser número dos.

Comentarios recientes