La torcedura de tobillo de Djokovic

El número 1 del mundo se dobló malamente el tobillo de su pie derecho en Copa Davis

Novak Djokovic sufrió una aparatosa torcedura de tobillo durante la serie de cuartos de final de Copa Davis que enfrentaba a Estados Unidos y Serbia en el pabellón Taco Bell de Boise (Idaho). Apenas acababa de comenzar el cuarto partido de la eliminatoria, cuando en el tercer juego ante Sam Querrey un mal apoyo del número 1 del mundo precedió al defectuoso acomodo de la articulación.

El gesto del balcánico es realmente feo. Descansa el peso del cuerpo sobre un tobillo torcido tras completar la fase de vuelo. Como consecuencia, experimenta una extensión extrema de ligamentos e inmediatamente pierde el equilibrio haciendo gestos ostensibles de dolor.

Durante unos minutos permaneció tendido en pista, echándose las manos a la cabeza, recibiendo de inmediato las asistencias médicas que se afanaban por calmar la indisposición del competidor de Belgrado. Con cierta dificultad para caminar fue conducido al banquillo donde terminaron de tratarle la zona.

A pesar de padecer tal contratiempo, el seis veces campeón de Grand Slam pudo remar a través del río revuelto para entregar a Serbia el punto decisivo de la serie norteamericana (batió a Querrey 75 67 71 60) y colocar a su país en las semifinales de la Copa Davis 2013, alturas de torneo donde el cuadro balcánico deberá recibir a Canadá el próximo mes de septiembre.

"Sinceramente espero no haberlo agravado y poder jugar en unos pocos días" comentó a la grada el serbio tras el partido. "Si no estuviera jugando para Serbia, si no tuviera a mis compañeros, no se si habría jugado. La primera media hora tenía un dolor bastante intenso".

A pesar de lograr no solo completar sino cerrar el partido de manera apabullante, el balcánico se mostró preocupado ante los medios por el estado de su tobillo, llegar a derramar lágrimas delante de las cámaras. "No conocía la naturaleza de la lesión" indicó el hombre referencia en la disciplina tras el partido. "Aun así, intenté superar el dolor y seguir peleando".

"Las emociones son intensas. Jugar para Serbia es un gran honor y un placer. Respecto a esta lesión ahora... (comienza a llorar) no es bueno. No sé qué sucederá pero espero que todo vaya bien (...) jamás me había toricod el tobillo de esa manera" comentó Djokovic, que tomará un par de días libres y se cerciorará del alcance de la lesión antes de regresar a Europa donde espera comenzar a trabajar sobre tierra batida.

¿Habrá jugado Djokovic con fuego envuelto por una vorágine de sentimiento nacional, adrenalina, dolor e incertidumbre sobre el daño sufrido? Aún no se conocen detalles precisos de la gravedad del incidente, a la espera de ser desvelados tras someterse a una resonancia magnética. El próximo evento en el calendario del serbio es el Masters 1000 de Montecarlo, a disputar entre el 15 y el 21 de abril cerca de su residencia, con el que daría el pistoletazo de salida a su temporada de arcilla.

LA APUESTA del día

Comentarios recientes