Favoritos ATP en la gira de tierra batida 2013

Un repaso a los nombres llamados a liderar las refriegas sobre arcilla durante las próximas semanas

Los favoritos ATP para la gira europea de tierra batida 2013. La temporada se encamina hacia una de las fases del año con mayor tradición del circuito. Eventos esplendorosos de calado histórico como Barcelona, Montecarlo, Roma o Roland Garros desde donde emana un aroma añejo que permanecerá unido al deporte de la raqueta hasta el advenimiento del verano. Es época de horarios mediterráneos, de suelas caladas de barro, de peloteos masticados y pulsos llevados físicamente al extremo. Llega la tierra batida. Resistencia en estado puro.

Es un territorio diferente. Donde los puntos se estiran hasta el infinito, donde las bolas se elevan camino del cielo, donde los calcetines tornan en auténticos lodazales. Llega la temporada europea de tierra batida. El auténtico corazón del curso deportivo. Un caminar por el desierto que arroja a los competidores a un desenfreno en forma de tres Masters 1000 y un Grand Slam concentrados en poco más de 50 jornadas.



Aprovechando la inminencia de las primeras grandes citas sobre polvo de ladrillo, en Punto de Break hacemos un somero repaso a las principales figuras llamadas a liderar las refriegas durante las próximas semanas.

Rafael Nadal | El auténtico dominador de la anaranjada superficie. Aceptado de forma extendida como mejor tenista sobre tierra batida de todos los tiempos, el mallorquín encontrará en la gira europea el terreno sobre el que asentar de forma definitiva su retorno deportivo. El mismo terreno que en 2012 sirvió para amarrar el pulso a dos manos ante Djokovic debe de actuar como pilar que sustente su reinserción en la élite del tenis masculino. Su condición de quinta raqueta del mundo puede condicionar de manera alarmante los cuadros, especialmente aquéllos donde figuren todos los grandes nombres del circuito, pudiendo cruzar con el mallorquín desde los cuartos de final.

Tras firmar un fulgurante regreso a competición, convirtiendo un horizonte de razonables dudas en el mejor arranque de su trayectoria deportiva, flota en el ambiente la sensación marcada como objetivo por el balear al comienzo de la travesía: llegar en plenas condiciones al barro del Viejo Continente. La pasada temporada le vio completar una de las mejores giras de tierra batida de su carrera, conquistando las coronas de Barcelona, Montecarlo, Roma y París; sin ceder un solo partido en arcilla roja. Su planificación mantiene intacto el intenso itinerario sobre la superficie más benévola con las articulaciones: una travesía con cinco enclaves sobre los que comenzar a construir su reconquista deportiva. Llega, además, con la confianza de haber ganado Indian Wells hilando triunfos sobre Berdych, Federer y Del Potro. ¿Quién podrá pararlo?

Hoja de ruta: Barcelona, Montecarlo, Madrid, Roma, Roland Garros

Títulos: 38

Balance histórico: 266-20

Novak Djokovic | Con la catedral parisina como destino de sus plegarias emboca el serbio uno de los tramos que más ambición despierta en su yo actual. Conquistar Roland Garros es un objetivo prioritario no escondido por el balcánico, quien repetidas veces ha verbalizado tales intenciones al ser cuestionado por anhelos futuros en materia de títulos. En los últimos tiempos ha venido dando muestras de su capacidad para gobernar el último gran reducto que escapa a su colección. En 2011, en mitad de un choque de plomo psicológico, logró arquear las cejas de Nadal por primera vez en la superficie en las finales de Madrid y Roma. En 2012, logró plantar por primera vez las zapatillas en el último partido parisino. Alzar la corona en la Philippe Chatrier le permitiría completar el póker de grandes coronas, un hito deportivo únicamente obrado por tres hombres en la Era Abierta.

El inicio de su periplo arcilloso estará envuelto por las dudas físicas derivadas de una torcedura de tobillo sufrida en los cuartos de final de Copa Davis. Un percance que deja en el aire su participación en Montecarlo hasta conocer con exactitud el alcance de la lesión. Un hombre que hace bandera de la cobertura de pista y la elasticidad podría emprender el camino con ciertas reticencias a la hora de exponer su cuerpo a deslizamientos poderosos. Sea cual fuere la situación, su calendario aborda todas las citas grandes de la superficie y debe de llegar a la tierra un hombre con hambre insana de demostrarse a sí mismo una autoridad limada desde el mes de febrero. Tras haber firmado el resultado más pobre sobre cemento en los últimos tres años, ¿podrá sellar el papel más importante de su carrera sobre tierra batida?

Hoja de ruta: Montecarlo, Madrid, Roma, Roland Garros

Títulos: 7

Balance histórico: 116-35

Roger Federer | A imagen y semejanza de su configuración estratégica de calendario, el talento helvético presenta el calendario de arcilla más descargado entre los grandes favoritos. Apenas tres enclaves (Madrid, Roma, París) conforman su itinerario, un caminar que iniciará el suizo habiendo acumulado más de 50 días alejado de la competición. Poner el cuerpo en cuarentena como receta para competir a pleno rendimiento en cada cita. Un hombre que terminó dolorido el torneo de Indian Wells permanece entre algodones con la voluntad de ofrecer su mejor versión al toque de diana. Sobre la superficie que expone a los encuentros más dilatados, un competidor con la necesidad de acortar los períodos de sudoración.

A pesar de las exigencias inherentes a la desmenuzable superficie, una verdad es impenetrable: las últimas tres veces que Roger ha entregado encuentros en arcilla lo ha hecho ante números 1 del mundo vigentes. Es un suelo donde el suizo ya no atiende a contemplaciones. Es una superficie que, en estos momentos de su carrera, le obliga más que nunca a desenvolver su perfil más ofensivo. Con tales inclinaciones selló Madrid tumbando a tres top10 al hilo y con tal predisposición afrontará el polvo de ladrillo que empieza a levantarse en el horizonte. Le empuja a entrar en automatismos de tenis directo. Su enfoque cada vez se concentra más en eventos de gran calibre y los torneos a disputar conforman algunas de las coronas más brillantes del calendario. Pudiera ser un toro en el albero.

Hoja de ruta: Madrid, Roma, Roland Garros

Títulos: 10

Balance histórico: 178-53

David Ferrer | El alicantino, al contrario de lo que pueda parecer, no vive únicamente de arcilla. De hecho, la mitad de sus títulos y algunos de los logros más importantes de su trayectoria (4 de 5 semifinales de Grand Slam o su único Masters 1000) han tenido lugar lejos de la superficie. Pero sí es el suelo donde más consistente se vuelve el actual número 4 del mundo. Donde la estadística dice que David ha ganado más del 70% de partidos ganados, en ninguna otra superficie presenta tal número. Donde David, con balance positivo ante Djokovic e inmaculado ante Murray, estrecha el cerco con los más grandes. Y donde David, semifinalista de Roland Garros por vez primera en 2012, espera dar continuidad a un momento de forma que le dejó a centímetros de haberse convertido en el primer español capaz de conquistar Miami.

Siendo fiel a la intensidad que lo caracteriza, el tenista de Jávea prepara un viaje maratoniano entre las pellas de barro. Junto a Nadal, presenta el itinerario más dilatado entre los favoritos, con cuatro citas antes de completar la gira en París. Uno de los principales atractivos de su caminar entre arcillas será observar si es capaz de mantener la cuarta posición antes de arribar a la capital gala. En caso de lograrlo, podría optar a uno de los cuadros más abiertos de su carrera en el Bosque de Bolonia. Tocar su techo deportivo en noviembre no ha saciado el hambre del levantino, que acude a cada llamada con la voluntad del primer día. Llega la arcilla y David, homenajeado en el callejero de Jávea, viene dispuesto a disfrutar del paseo.

Hoja de ruta: Barcelona, Montecarlo, Madrid, Roma, Roland Garros

Títulos: 10

Balance histórico: 247-99

Andy Murray | Tras experimentar diversos pasos adelante, se antoja momento propicio para asestar un golpe definitivo sobre la mesa en la superficie. Comenta Lendl, muñidor del período más brillante en la trayectoria del talento escocés, que la tierra no es un suelo natural para Andy. A pesar de haber empleado parte de su formación creciendo sobre la arcilla de Barcelona, es un suelo cuyas peculiaridades requieren de más tiempo para su doma en el caso del de Dunblane. “Es mi peor superficie. Puedo jugar un tenis decente en ella pero necesito trabajar extremadamente duro en arcilla porque llevo diez meses y medio sin pisarla, de modo que me lleva algo más de tiempo acostumbrarme. Teniendo a Rafa de vuelta será muy duro, pero daré lo mejor de mí”. Durante un 2012 de eclosión, sin sobrevivir más allá de los cuartos de final en arcilla alguna, el resbaladizo firme supuso su tramo más modesto del año.

Así, con voluntad de invertir horas sobre polvo de ladrillo el británico renunció a heroica serie de Copa Davis que ha colocado a Gran Bretaña a un paso del Grupo Mundial. Esa será otra tarea. El desempeño que ahora concierne al número 2 del mundo reside en tomar las bridas de un firme rara vez domado donde presenta estrías que rechinan en la armadura de un coloso deportivo. Una superficie en la que jamás ha alcanzado una final profesional ni ha batido a un tenista ubicado entre los ocho primeros del escalafón. No obstante, hablamos de un hombre que ha quedado a un punto de firmar el último partido en Roma. De un tipo que sabe lo que es plantarse en el penúltimo peldaño de Roland Garros. Y un deportista que en los últimos tiempos ha derribado numerosas barreras jamás volcadas. Lograr autoridad en tierra batida parece un paso necesario para continuar su crecimiento en la disciplina. Por estilo de juego debiera de encontrar acomodo si logra asentar el deslizamiento.

Torneos planificados: Montecarlo, Madrid, Roma, Roland Garros

Títulos: 0

Balance histórico: 47-30

También te puede interesar:

Favoritas WTA en la gira de tierra

LA APUESTA del día

Comentarios recientes